Opinión

Ser resiliente… la solución de Argentina?

Acercando Naciones despidió el año con un saludo muy especial dijimos que “Un nuevo año es la oportunidad de volver a comenzar”, pero hoy quien esto escribe quiere ir mas allá… quiero hablar de convertirnos en una sociedad resiliente.

Hace unos días atrás mi amigo Ángel R. me mandaba un mail donde relataba la charla tenida con un grupo hace tres años y sus sentimientos hoy.

Si uno atiende a los comentarios sociopolíticos de uno y otro lado, nos presentan variopintos escenarios, mas  todos tiene una variable en común… la culpa es del otro Gobierno...

Es resultado de la pesada herencia de la Yegua… La culpa es del Gato… Deben ser los Gorilas… y los Argentinos seguimos poblando de excusas zoomórficas la realidad que no queremos ver

Porque nuestra realidad es que hace setenta años estábamos entre los diez países mas destacados del mundo en temas no solo de economía, sino de civismo, de educación y de salud y orden público, y China estaba en medio de la gran marcha,  con cientos de miles de muertos por hambruna y económicamente arruinado, Japón devastado por una guerra cruel y una resistencia suicida que culminó con dos Bombas Atómicas y ni hablar de Israel, pues ni existía como Estado independiente

Hoy esos países son potencias de primer orden mundial, no solo en lo referente a lo económico, sino en tecnología, ciencia, sistemas de salud y educación, y un férreo nacionalismo que privilegia los intereses de sus Pueblos por encima de toda otra consideración.

Fueron y son Sociedades Resilientes.

Porque aceptaron la PRIMERA VERDAD, la culpa no es del chancho sino de quien le da de comer (siguiendo con las metáforas zoomórficas), es decir la responsabilidad de lo sucedido no es de los Gobiernos, o de los hombres y mujeres que condujeron nuestros destinos.

LA RESPONSABILIDAD ES DE NOSOTROS, DEL PUEBLO QUE LO PERMITIÓ

Por eso hoy hacemos este llamado a pararnos frente al espejo y no decir “estoy robusto”, sino afrontar la verdad de “estar gordo” y enfrentar el futuro con un pensamiento resiliente pues debemos cambiar el destino que hoy nos muerde y duele, pero lo tenemos que hacer nosotros, el Pueblo, los Argentinos… Ni el FMI, ni la lluvia de inversiones, ni el riesgo país.

Un pueblo con mentalidad resiliente distingue dos componentes: la resistencia frente a la destrucción, es decir, la capacidad de proteger la propia integridad, bajo presión y, por otra parte, más allá de la resistencia, la capacidad de forjar un comportamiento vital positivo pese a las circunstancias difíciles.

Llamo a mis compatriotas a recuperar esto último es decir resistir a toda acción destructiva de nuestra calidad de vida y mas allá de todo a tener un comportamiento vital positivo , es decir a pensar en el bien común , en la propiedad pública como algo mío, lo público es individualmente privado y por ende robarlo o dañarlo es hacerme daño a mi.

RECORDEMOS SIEMPRE QUE EL PUEBLO ES EL SOBERANO

Por eso Sarmiento nos dio la llave del éxito de una Sociedad, “educar al Soberano” porque un pueblo educado sabe lo que quiere y no permite a un Gobierno hacer otra cosa que aquello que hace a una mejor calidad de vida de ese Soberano.

Recuperemos nuestra soberanía, que no es solo tener el control sobre territorios ocupados cual Malvinas, sino sobre nuestro territorio en general y nuestros recursos y sobre todo nuestro destino como Nación

HOY TODOS HABLAN DE UN DESASTRE PARA ESTE AÑO O EL 2021, INVITO A REESCRIBIR LA HISTORIA CON OTRO FINAL…

Viva la Patria!! Y Feliz Año Argentina!!!

avatar
Director de Acercando Naciones ONG Empresario, Consultor en Gestión e Ingeniería de Negocios con mercados no tradicionales (Asia y Medio Oriente).

Compartir en

AN Logo
Suscribite al Newsletter de Acercando Naciones para recibir lo último en información sobre Diplomacia, Cultura y Negocios.