Opinión

Reflexiones de un consumidor …

Reflexiones de un consumidor es en realidad reflexiones de un consumidor venezolano

Pero hemos dejado el titulo sin terminar porque si nos hacemos eco de la voz de la calle podríamos decir de un consumidor argentino y la diferencia estaría en la jerga, nombre de los alimentos y la moneda, pero...

Hemos escuchado con insistencia y con verdadero fastidio hablar de uno y otro bando sobre acusaciones mutuas, sobre pesadas herencias y sobre proyectos de destrucción del país, pero no oímos con frecuencia de ninguna facción política de los problemas reales de un Pueblo que clama, de programas de solución a corto, mediano y largo plazo, de aquello que la Constitución Nacional manda, es decir asegurar los derechos del individuo y de la sociedad y del orden público.

Dicen que si no fuera por... seríamos Venezuela y quiero llevar a los lectores esta reflexión de un consumidor venezolano, porque me pareció estar leyendo las reflexiones de un consumidor argentino hoy, aquí, y ahora

Vaya pues el texto...

Desde hace, más o menos 6 años, los hábitos alimentarios ya no son tales porque, ha habido un rompimiento en relación al consumo particular de ciertos alimentos y otros productos que se han hecho esquivos para el venezolano.

Al respecto, el pueblo ha ido asumiendo formas particulares de afrontar la realidad; pero no renuncia a su simpatía política. Para él, ha sido más fácil adaptarse a ciertos cambios alimentarios y no dar gusto a quienes les quieren estafar con los precios de los productos de la dieta básica y otros más.

Tal es el caso de Lorenzo Mendoza, que cuando lo cree conveniente, que es casi todos los días, le da por aumentar, unilateralmente, el precio de sus productos.

Por ejemplo, el día 20 apareció en los medios de comunicación la lista de precios que regirá desde ese momento para sus productos; pero la reacción del pueblo, imagino, podría darse de la manera en que lo narro a continuación, respecto a cualquier consumidor.

"El mazeite desapareció de mi dieta desde hace 6 años, desde entonces soy asiduo consumidor de manteca de cochino; asimismo, mis espaguetis cada vez más pálidos, han dejado de recibir su chorrito de salsa de tomate y mis arepas que son la vedette de esta historia, nunca han faltado porque la harina artesanal nos ha sacado la pata del barro.

De la misma manera, mi mesa por años no ha sido muy de cachet, ni tiene tantas opciones como la mesa de Trump; pero, ¿Para qué quiero yogurt, si con un mango después de la comida, basta para sentir y decir que he comido frutas? ¿Cómo pago 53 mil bolívares por un yogurt, si con mucho menos de ese dinero puedo comprar una natilla, que por lo menos huele a un componente del yogurt?

¿Cómo pago 23 mil bolívares para poder tomar una bebida láctea? Eso resulta imposible y es más probable que primero llegue a la vía láctea antes de tomarme una bebida de esas características.

Ni se diga del Té, ¿Qué Te has creído Lorenzo que por poner el Té en 71 mil bolívares, piensas que no voy a beberlo? Bueno, debo decirte, que bastante maticas hay aquí; también debo decirte que bastante "Pajeté" hay aquí; así que te pelaste si creías que no me iba a tomar mi Té.

Lorenzo, ¿Tú crees que me voy a suicidar comiendo cachapas con ese preparado que tu vendes, que es pura azúcar, puro veneno, habiendo en mi pueblo ventas de masa natural? Te digo como la canción "Para tu cachapa... nada" En cuanto a la Margarina, es un exabrupto los precios que le colocas a las tres que ofreces: la de un kilo, la chiffon y la ligera; sin embargo, esta es la más barata (Bs 10500), y aun así su precio es inalcanzable, asumo que es por lo ligera y avanza, muy rápido ¿Cómo la alcanzo?

Lorenzo, ¿Tú sabes lo que es pagar casi 12 mil bolívares por 220 gramos de avena? Cuando vi ese precio, te juro que la cara se me puso roja rojita de la arrech..., igualita a la del viejito Quaker. ¡No puede ser! ¿Tú sabes lo que es comprar pepitona a casi 16 mil bolívares,? No, definitivamente, yo no sé si la estás vendiendo como sustituto de la viagra, o la vendes como alimento.

Pero, en cualquiera de los dos casos, su precio es exagerado. Además, ¿Tú sabes lo que es andar hediondo a perro remojao? ¡Qué vas a saber tú! Pues, así ando yo, desde que mi esposa me lava la ropa con el manduco; porque, ¿Cómo compro detergente a los precios que le pusiste? No, vale.

Para remate, si para mí no hay manera de comprar tus productos, que será para mi perra. ¿Cómo le compro la comida a "Cuca"? Ella es una perra vieja, que por cierto ya está latiendo "echá"; yo la había acostumbrado a comer fino "Super can", pero es imposible; deberías ser demandado por la Misión Nevado, por vender tan caro; bueno, ahora cuando le echo la poca sobra que queda, me ve la cara como protestando, huele, se echa a dormir, pero más tarde vuelve y "el hueso que había en la mesa también se lo comió, esa..."

Lorenzo Mendoza, fracasar en un ataque terrorista y que tengamos al mismo presidente no es motivo para que nos claves esos precios. ¡Te pasaste, Mendoza! Sin embargo, hay unos que dicen: "Somos polar" en franco apoyo a quien los esquilma con los precios. Tampoco así"

avatar
Por Dr. Jorge Tuero
Acercando Naciones
AN Logo
Suscribite al Newsletter de Acercando Naciones para recibir lo último en información sobre Diplomacia, Cultura y Negocios.