Internacional

Una historia sin fin…

Debaten controles de armas en EU

La Suprema Corte de Justicia estadounidense podría decidir esta semana si toma un caso relativo al control de armas, un debate que retomó fuerza recientemente tras la masacre de Orlando. En concreto la Corte podría decidir mañana mismo si escucha a defensores del derecho de portar armas que se oponen a una prohibición en dos estados sobre armas de asalto. Las leyes de Connecticut y de Nueva York prohíben el uso de armas semiautomáticas como la empleada por el agresor del centro nocturno homosexual Pulse en Orlando, Omar Mateen, quien privó de la vida a 49 personas. Los activistas del derecho a portar armas argumentan que dichas leyes violan la Segunda Enmienda de la Constitución estadounidense, que garantiza el derecho a portar armas. En el caso de Connecticut, por ejemplo, los activistas de las armas sostienen que el tipo de armas prohibidas son usadas para la defensa personal, la caza y el deporte. Connecticut, en tanto, defiende que su prohibición se enfoca en aquellas armas utilizadas “de forma desproporcionada” en delitos que involucran armas de fuego, en particular en los casos más atroces de violencia armada. En 2004 expiró una prohibición nacional de armas de asalto. Los republicanos en el Congreso, respaldados por el influyente lobby de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), evitaron que la prohibición se renovara. En respuesta, algunos estados y municipios en Estados Unidos han promulgado sus propias prohibiciones. La Corte Suprema no ha fallado sobre un aspecto relevante de la portación de armas desde el 2010. Si el Tribunal decide tomar el caso, entonces los magistrados procederán a escuchar los argumentos en su próximo mandato, que comienza en octubre. Pero si deciden no tomarlo, entonces las resoluciones judiciales de cortes menores permanecerían en vigor, en este caso apoyando las prohibiciones en Connecticut y Nueva York. Acciones recientes de la Corte indican que están poco dispuestos a tomar cartas en el asunto. En diciembre, los magistrados optaron por no escuchar un argumento contra Highland Park, una ordenanza de Illinois que prohibe las armas de asalto o los cartuchos de gran capacidad. El debate jurídico sobre los derechos de portación de armas en la Segunda Enmienda tiene un largo historial. En 2008, en el caso Columbia contra Heller, la Suprema Corte falló por primera vez que la Segunda Enmienda garantiza el derecho de los individuos a portar armas, pero que únicamente aplica para las armas de fuego guardadas en los hogares para defensa personal. El fallo era federal, es decir, no comprometía a ninguna ley estatal. Dos años después, en el caso McDonald contra Ciudad de Chicago, el Tribunal Supremo indicó que el fallo de Columbia contra Heller sí comprometía a los estados.

Compartir en

AN Logo
Suscribite al Newsletter de Acercando Naciones para recibir lo último en información sobre Diplomacia, Cultura y Negocios.