Nacional

La cultura del vino artesanal en los Valles Calchaquíes

Con exposición y venta de vinos artesanales, mistelas, quesos y especias, hoy concluye La Fiesta del Vino Artesanal en Cafayate. Allí se presenta la producción local y el valor cultural del vino en los Valles Calchaquíes.

Las actividades se realizan en el predio de La Bodega Encantada, donde anualmente se festeja la Serenata a Cafayate. Al final de cada jornada se programó un show de artistas folclóricos y de ballets locales.

El ingreso a la feria no tiene ningún costo, sólo se requiere la donación de un alimento no perecedero que será destinado a una institución de bien público de Cafayate.

Integrantes de la Asociación Calchaquí de Elaboradores de Vino Artesanal y Casero (ACEVAC), el secretario de Industria, Comercio y Financiamiento, Nicolás Ramos Mejía, y el intendente de Cafayate, Fernando Almeda, destacaron la importancia de la séptima edición de la Fiesta del Vino Artesanal.

Por su parte el presidente de la Asociación Calchaquí de Elaboradores de Vino Artesanal y Casero (ACEVAC), Ángel Petracchini, agradeció el acompañamiento estatal en el proceso productivo de los vinos artesanales, mediante el aporte de fondos La Asociación promueve la mejora de la producción, la incorporación de maquinarias y la capacitación de 52 productores que elaboran entre 300 y 12.000 litros de vinos anuales, en las localidades de Angastaco, Tolombón, Animaná, Cafayate, San Carlos, Santa Rosa y Payogastilla.

Bodeguitas

En estos días de vacaciones, donde disiparse es lo que todos buscamos, es muy recomendable visitar las bodeguitas de la zona. Especialmente en época de la vendimia (fines de enero, febrero-marzo-abril) que incluye la cosecha, pisada o molienda, y prensado. Encontrarse en los Valles Calchaquíes en estas fechas, permite entender de una manera muy sencilla cómo se producen estos vinos, hechos con toda la paciencia y el amor de las familias artesanas de la región.

Siempre se brinda, aparte del “¡Salud!”, con un chorrito para la Pacha Mama, y un “Kusiya, Kusiya”, antes para pedir por el buen producto a la Madre Tierra, para que dé una buena cosecha y así continúe la cultura del vino en el Valle Calchaquí.

Fuente: ElTribuno.info

AN Logo
Suscribite al Newsletter de Acercando Naciones para recibir lo último en información sobre Diplomacia, Cultura y Negocios.