Política

Chile va a primarias para definir candidatos electorales

Chile elegirá mañana a los candidatos de los principales bloques políticos para las elecciones presidenciales de noviembre en unas inéditas primarias. La atención estará puesta en quién será la carta del oficialismo chileno para competir con la ex mandataria Michelle Bachelet, la amplia favorita de la oposición. Se prevé un alto nivel de abstención.

La participación en los primeros comicios de este tipo tiene un alto grado de incertidumbre, tras los inesperados resultados de las pasadas elecciones municipales de 2012 en que el debut del voto voluntario dejó muy mal paradas a las firmas encuestadoras. "Este es un proceso inédito, que servirá para ver si los electores se encantan o no con los candidatos bajo la modalidad de voto voluntario y donde hay cinco millones de nuevos votantes que no se sabe si participarán", puntualizó con prudencia Guillermo Holzmann, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Valparaíso.

Las primarias, en que se vota por un solo candidato, se dan en momentos de un bajo apoyo al gobierno del presidente Sebastián Piñera, socavado por las manifestaciones estudiantiles en demanda de educación gratuita, que han opacado su sólido manejo económico.

Bachelet, la primera mujer en gobernar Chile y que volvió al país en marzo, tras renunciar a la oficina para la mujer de las Naciones Unidas, es considerada la mejor carta de la coalición opositora para ganarle a la derecha en la elección presidencial de noviembre.

La socialista —que gobernó entre 2006 y 2010— consiguió que su presidencia fuera una de las más populares de Chile gracias a un estilo cordial y de beneficios sociales. Sobre el final del mandato, una lenta respuesta estatal al devastador terremoto que azotó al país dañó algo esa imagen. Bachelet también padeció muy bajos niveles de apoyo al inicio de su gestión, a raíz de la implementación del nuevo sistema de transporte integrado de la zona metropolitana de Santiago, un proyecto que en verdad venía de la anterior gestión. Pero finalmente Bachelet se sobrepuso y logró un final de presidencia en niveles de popularidad sin precedentes.

Sin confiarse en los pronósticos, Bachelet pidió en el acto de cierre de su campaña que se asegure mañana "una victoria contundente para las reformas que estamos planteando". Bachelet se impondría con comodidad a los otros tres precandidatos del bloque opositor: su ex ministro de Hacienda, Andrés Velasco; el democristiano Claudio Orrego y el senador del partido radical José Antonio Gómez.

"En la Alianza (pacto oficialista) no hay certezas de quién pueda ganar", dijo Holzmann. En el oficialismo se vislumbra un resultado estrecho en la primaria entre los ex ministros del actual gobierno, Pablo Longueira y Andrés Allamand.

Oficialismo.Longueira es la figura más representativa de la Unión Demócrata Independiente (UDI) y fue uno de los hombres más cercanos a Augusto Pinochet durante sus últimos años. Allamand, en tanto, es un experimentado político más cercano a la centroderecha que renunció antes que Longueira a sus funciones de ministro de Piñera, lo que permitió disponer de más tiempo para desplegar su campaña. Sin embargo, ninguno de ellos supera en las encuestas a Bachelet."No cabe la menor duda que Bachelet tiene el sartén y el mango también. Si ella se mueve entre el 70 y el 80 por ciento, si llega a sacar el 80 por ciento ¿Qué más se puede decir?", comentó Marta Lagos, directora del centro de estudios MoriEn el caso de los candidatos oficialistas, Lagos pronosticó que "claramente gana Allamand", pero advirtió de que si la votación es baja su rival Longueira podría beneficiarse de la capacidad de su partido para desplegarse en el terreno.

Fuente: La Capital

AN Logo
Suscribite al Newsletter de Acercando Naciones para recibir lo último en información sobre Diplomacia, Cultura y Negocios.