Mandela en centenario de su nacimiento

0

Nelson Mandela fue reconocido por sus valores en el marco del centenario de su nacimiento, en un acto organizado por UPF Argentina y Casa de África, con la participación de legisladores, Embajadores y representantes diplomáticos de distintos países, religiosos y dirigentes de Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC). Quienes plantaron un olivo en la Plazoleta Anchorena de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el 18 de julio: Día Internacional de Nelson Mandela (1); desafiando el frío y una persistente llovizna.

Participaron del gesto Mons. Jorge Lugones, Presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social de la Iglesia Católica; y Omar Abu Arab El Jatip y Adnan Kassab, respectivamente Prosecretario General y Secretario en Árabe del Centro Islámico de la República Argentina. Los Embajadores Hermínio Joaquim Escorcio (Angola), Husni Abdel Wahed (Palestina) y Roberto Arango Chiari (Panamá). Humberto Benedetto, Parlamentario del Mercosur por Córdoba;María Paula Lopardo, Diputada Nacional de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Mandato Cumplido); Mónica Lannutti, Concejal de Río Cuarto (Córdoba); yAna María López, Directora de la Casa de San Juan en Buenos Aires.

Las palabras alusivas las brindaron Irene Ortíz Teixeira y Miguel Werner. La Presidenta de Casa de África recordó que el olivo que se plantaba había sido regado en la celebración del Día de África por diplomáticos, políticos, religiosos y directivos de OSC, como gesto de compromiso de integración de pueblos y culturas. Un acto realizado el 30 de mayo en el Salón Dorado de la Casa de la Cultura de la Ciudad de Buenos Aires. En tanto, el Secretario General de UPF Argentina resaltó la figura y valores de un hijo de aquel vasto continente, Premio Nobel de la Paz 1993, quien buscó desactivar las causas del resentimiento y la unión de su pueblo.

Fue una ocasión para reconocer la cultura del continente más sufrido en la “era del Atlántico”, su aporte a la gesta emancipadora, sus valores. Teniendo en cuenta que en el barrio Monserrat, donde se plantó el olivo, vivieron y padecieron muchos venidos del África, tal como reseñó el Embajador para la Paz Jorge Alcaraz, presidente del Círculo Almafuerte – SADE y Maestro de Ceremonia del acto junto a la Embajadora para la Paz Patricia Pitaluga, presidente de la Asociación Civil Acercando Naciones.

Una oportunidad para reafirmar el compromiso colectivo por la convivencia pacífica y la integración de pueblos y culturas en el Decenio Internacional para los Afro-descendientes 2015–2024: «Reconocimiento, justicia y desarrollo».

Gesto de compromiso

También compartieron este gesto de compromiso Hypolitte Basi-Ngabo, Consejero de la Embajada de la República Democrática del CongoLeinier Espinosa Nodarse, Tercer Secretario de la Embajada de CubaArturo Díaz Aceituno, Presidente de la Asociación de Esposos/as de Embajadores Acreditados en Argentina; y Adrienn Partí, esposa del Embajador de Hungría. Gabriel Mouriño, del Centro de Gestión y Participación Comunal 1 – Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; y Matías Salvo, de la Unidad de Enlace del Consejo de Seguridad y Prevención del Delito – Ministerio de Justicia y Seguridad – Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Entre los religiosos: David Calvo, Pastor de la Iglesia Evangélica Luterana UnidaFaiza Yahia, de la Comunidad IslámicaLeonardo Allegue, líder de la Agrupación Social, Cultural y Religiosa Africanista y Umbandista; el Élder John Switzer y Janice Switzer, de la Oficina de Asuntos Públicos Área Sudamérica Sur de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días; y María Susana Segovia, de Relaciones Públicas de la Iglesia de Scientology de Argentina.

Los directivos de Organizaciones de la Sociedad Civil Héctor Pibernus, del Equipo Coordinador del Consejo de Paz de la República Argentina; Horacio Daboul, Presidente de la Asociación Liga Árabe Cultural y SocialRosetta Conti, Presidente del capítulo argentino de la Federación de Mujeres para la Paz MundialAndrea Vega, Directora de la Fundación Chacras de Buenos AiresJuan Manuel Alejandro Cordini, Presidente de la Comisión de RRPP y Difusión Museo del Estudio Jurídico; y Sergina Da Boa Morte, fundadora de la Asociación Cultural Argentina-Brasilera A Turma Da Bahiana.

También el periodista y escritor Francisco Benard, ex diplomático en Sudáfrica y propulsor de un Mercado Común América del Sur-África; la escritora y artista plástica Martha Candioti, Vicepresidenta del Círculo Literario Almafuerte – SADE; la cantante Makenna Zambonini, creadora de Noches de Música por la Paz; el entrenador Javier Lelmini y el basquetbolista Víctor Toyo (de Cabo Verde) del Club ObrasMaría Cristina Llorens, del Grupo de Padres de Trastorno Espectro Autista y Trastorno General de Desarrollo; y Elsa Amelia Ortíz, del Ballet Huellas del Folklore.

Legado luminoso

El significativo gesto sensibilizó sobre la valiosa labor de Nelson Mandela, como referente mundial de reconciliación y paz. De incansable labor por los derechos humanos desde la dignidad de cada persona, la justicia social y el reencuentro de su pueblo dividido por la lucha racial. Un reconocimiento a su filosofía de vida aplicada en la presidencia de Sudáfrica luego de 27 años de cautiverio, que podría resumirse en la regla ética de Ubuntu“Soy porque somos”. De lealtad entre personas y vínculos comunitarios, poniendo en valor la capacidad de perdón y empatía para trascender resentimientos y cohesionar individuos y clanes enfrentados en búsqueda del bien común.

La figura de Mandela también fue resaltada en la ocasión por dos escritos dedicados por sus autores: “Legado luminoso: A Nelson Mandela, in memoriam”, poema de la docente, investigadora y escritora Irene Mercedes Aguirre; y “Homenaje a Mandela”, una prosa de Gladys Semillán Villanueva, poetiza y pintora, admiradora deMandela (2).

Al acto adhirieron la Dirección General de Colectividades – Subsecretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural – Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires;Universidad de la Marina Mercante (UdeMM)Rotary Club International Distrito 4895; capítulo argentino de la Federación de Mujeres para la Paz Mundial;Asociación Liga Árabe Cultural y SocialAcercando Naciones Asociación CivilCírculo Almafuerte – SADE; capítulo Buenos Aires de la Academia Norteamericana de Literatura ModernaEscuela Argentina de Yoga y AyurvedaCentro de Escritores Argentinos y LatinoamericanosRotary Club de Parque de los Patricios; filial Mar del Plata de la Sociedad de Escritores de la Provincia de Buenos AiresFundación Artes, Educación, Salud para la Recuperación de los Valores (FUND.ART.E.S); y el programa radial Esperanza Argentina y Global.

También adhirieron el Parlamentario del Mercosur Alberto Asseff, la Diputada de la Ciudad de Buenos Aires Claudia Calciano (Mandato Cumplido) y la poeta Ime Biassoni.

La actividad se enmarcó en la campaña global: “Plantemos Árboles: Sembremos Paz”, que realiza UPF Argentina junto al Programa Literario Ecológico “Y volverán a ser árboles”, a fin de seguir concientizando sobre el cuidado de nuestra “Casa grande” y generar mayores compromisos por la Paz.

CITAS:

1) Día Internacional de Nelson Mandela: www.un.org/es/events/mandeladay

2) Poema y prosa enviada por sus autores para la ocasión:

Legado luminoso: A Nelson Mandela, in memoriam

Lejos de casa siempre y siempre vuelto a ella,

avanzaste, indomable, de camino en camino,

bregaste sin descanso en pos de tu destino

pugnando por un mundo mejor tras de tu huella.

Tus ojos vieron dramas del torpe desatino

de humanidad birlada. Pero no te hizo mella

en tu esfuerzo continuo por bajar una estrella

entre el caos oscuro sin amor y sin tino.

Por ti se hizo patente la igualdad sin fronteras,

los matices que agregan, lo diverso que suma

ingentes coloridos a lo múltiple humano

y quedará tu marca estampada en las eras

como lúcido espejo donde mirar ¡Espuma

de una conciencia nueva que acarició tu mano!

Poema de la docente, investigadora y escritora Irene Mercedes Aguirre, que figura en su libro “Las eternas preguntas”, en el capítulo de homenaje a los hombres y mujeres que se esfuerzan o esforzaron por la paz en el mundo.

Homenaje a Mandela

Nos cansamos de decir que necesitamos ejemplos en quien mirarnos. Espejos que… NO… nos muestren una imagen soberbia sino, “grandiosa”, profunda, es la diferencia. No la explicaré, cada uno sabe muy bien cuál es.

Entonces vamos a detenernos solo un momento, pequeño, pero “precioso” ante alguien llamado a ser ejemplo en épocas de terribles turbulencias. Un “SER”, sin egoísmos ni revanchismos, con mirada de “HORIZONTE” y corazón de “FUTURO”.

Alguien que al abrirle las puertas de la supuesta cárcel pidió tener en sus brazos a un recién nacido. Estuvo gestando su nacimiento más de veinte años entre cuatro ínfimas paredes, un útero extraño, pero extraordinario, que le aportó el alimento del amor, el crecimiento, la generosidad fuera de todo interés, sólo fortaleciendo desde esos dolores próximos al alumbramiento: la nueva vida. Y se parió, y fue luz, ejemplo. Fue lo que enormes cantidades de gentes no fueron ni serán capaces de “SER”.

Mucho se puede decir, pero deseo que cada uno recuerde que mas allá de las miserias cotidianas nos sorprendió con una leve sonrisa de “ESPERANZA”, que caminó los senderos de la “VERDAD”, aunque muchas veces se enfrentara a la crudeza de la realidad, sin entregar su empeño de “PAZ”, “LIBERTAD” Y “JUSTICIA”, desechando absurdas vanidades.

¿Seremos capaces de mirarnos en esos ojos y aprender de Mandela?

Esta vida representa el más profundo poema de amor… a la humanidad.

Gladys Semillán Villanueva

Poetiza y pintora, admiradora de Nelson Mandela

Argentina, junio de 2018

Fotos gentileza de Sergio Castellón / Adnan Kassab / María Cristina Llorens / Silvia Oliva / Irene Ortíz / Patricia Pitaluga / Bruno Vega / Makenna Zambonini.-

Share.

Deja un comentario