Los grandes riegos de la economía

0

Pese a que la economía mundial ha registrado en 2015 un crecimiento de 3,1%, por debajo de lo esperado a comienzos de año, y del 3,4%alcanzado en 2014 y que el FMI, en su última actualización de perspectivas de la economía, apunta a un crecimiento mundial del 3,4%este año y del 3,6% en 2017, lo que en ambos casos refleja un crecimiento 0,2 puntos porcentuales menor del que el propio FMI proyectó en octubre del año pasado, no significa que la economía del mundo no se tenga que enfrentar a serios riegos latentes, todos ellos vigentes en la actualidad.

Los riesgos están ligados fundamentalmente a la desaceleración y recomposición de la economía china; a la evolución de la economía deEEUU y en particular el efecto de las decisiones de la Fed; a la determinación del BCE para afrontar potenciales shocks y los desafíos políticos del área; a la liquidez de los mercados -ex bancos centrales-; al precio de las materias primas y, de forma un tanto más local -pero no solo-, al referéndum del Reino Unido para salir o no de la UE y a losdesafíos que afronta España. Entre esta y la próxima semana los iremos analizando detalladamente.

1.- China: La economía china registra una nueva desaceleración hasta el 6,4% en 2016 (6,9% en 2015), mientras el consumo y los servicios siguen ganando peso gradualmente en detrimento de la inversión y las manufacturas y la inflación se sitúa en torno al 2%. El yuan, se deprecia frente al dólar hasta 1 dolar – 6,9 yuanes, desde 6,5, pero se mantiene estable en términos de tipo de cambio efectivo. Además, se asume que las autoridades adoptan medidas fiscales y monetarias expansivas y que el ajuste y las reformas estructurales avanzan lentamente. El riesgo está en que, de forma recurrente, los mercados cuestionan que China pueda, simultáneamente, sostener un crecimiento superior al 6%, ajustar los desequilibrios, avanzar al ritmo adecuado en las reformas encaminadas a mantener un crecimiento potencial satisfactorio y hacer todo ello con la suficiente transparencia y rigor, para evitar que la liberalización se convierta en una fuente de inestabilidad financiera. Si la economía se debilita más o se cometen errores de política, las consecuencias sobre la economía global pueden ser relevantes.

2.- Estados Unidos: Los analistas consideran que EEUU crecerá en 2016 a un ritmo similar al de 2015 (2,5%). La inflación se acercará al 2%, la Fed elevará sus tipos de interés tres veces y los tipos de interés de largo plazo subirán moderadamente. Bajo estas premisas, es importante consignar que las cosas podrían ir de otro modo, con implicaciones adversas sobre la economía global. En primer lugar, una revisión significativa al alza de las expectativas de tipos de interés del mercado, podría dar lugar a una fuerte apreciación del dólar, alzas de los tipos de interés de largo plazo, volatilidad en los activos financieros y en los flujos de capitales hacia mercados emergentes y tensiones en los balances de las empresas endeudadas en dólares. Aunque el final del ciclo de expansión no es un riesgo al que se atribuya una probabilidad alta, hay que tener en cuenta que 2016 será el séptimo año de expansión que dio comienzo en el tercer trimestre de 2009. Históricamente, la duración media de los ciclos expansivos ha sido cinco años. Si bien las variables económicas sugieren que queda recorrido a la expansión, varios indicadores financieros entre los que se encuentran el aumento de la deuda corporativa, la ampliación de los diferenciales de riesgo de crédito en bonos corporativos o la caída de las bolsas, alertan de un posible agotamiento, hasta el punto de que la Fed tuviera que detener el ciclo de subida de tipos de interés para evitar una nueva recesión. Las elecciones presidenciales juegan su papel en este escenario, como lo demuestra que los mercados cotizan una probabilidad inusualmente alta de una victoria demócrata (60%) y la elección del candidato republicano está abierta.

Share.

Deja un comentario