La venta de vinilos crece en la Argentina y ya mueve $ 45 millones

0

Bastardeados y hasta denigrados por la propia industria discográfica, los viejos LP desaparecieron casi en forma inmediata del mundo de la música a comienzos de la década del 90. Por ese entonces el CD era quien comenzaba a copar el negocio, y era presentado como todo lo contrario a los vinilos; se lo promocionaba como más resistente, de mejor calidad, y hasta más barato y transportable que su antecesor.

Para la industria significada la manera ideal de volver a vender buena parte de las colecciones comercializadas en otras épocas, pero ahora en otro formato.

Bastardized and even denigrated by the recording industry itself, the LP old disappeared almost immediately from the world of music in the early 90s . By the time the CD was who began to surround the business, and was presented as all contrary to vinyl ; promoted it as tougher, better quality , and even cheaper and portable than its predecessor.

For industry meant the ideal way to re-sell a large part of the collections sold in the past, but now in another format.

Hoy, los discos compactos son los que sufren los embates de las nuevas tecnologías a nivel mundial. Los formatos en mp3 y los servicios para escuchar música online derribaron en todo el mundo la venta física de discos, y los que resurgen con sed de venganza son los viejos vinilos.

Si bien en la Argentina no existen números oficiales respecto del monto que mueve la venta de discos en este formato, los especialistas coinciden en que se trata de un mercado que crece año tras año, y que ya moviliza cerca de 45 millones de pesos. Además, dicen que durante los últimos cinco años “el mercado se triplicó”.

Incluso, según datos de la Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas (Capif), la venta de vinilos nuevos representó un 0,2% en 2011 y trepó al 1% en 2012, mientras se esperan las cifras de 2013.

“Hoy el vinilo capta la atención de un público muy amplio, que encuentra en este formato una forma diferente de disfrutar de la música. Se pueden ver incluso compradores de no demasiado más que 20 años, pese a que se trata de un producto para el que se precisa cierto poder adquisitivo”, sostuvo a El Cronista Mikel Barsa, titular de la empresa Star Events, la primera en realizar una feria de vinilos en la Argentina (en 2009), y que todos los años repite la experiencia en dos oportunidades en el Centro Cultural Borges.

Las cifras divulgadas por Capif, de todos modos, no reflejan la realidad del mercado argentino. Contempla apenas las unidades nuevas que se venden, que en el país tienen cada vez menos preponderancia.

“El 90% de lo que se mueve en la Argentina es usado, sobre todo en lo que tiene que ver con los coleccionistas, que buscan cosas muy específicas. El tema de la mercadería nueva es cada vez más complejo”, especificó Juan José Rodríguez Molas, de la productora MTS y organizador de la feria que este sábado se desarrollará en The Roxy, de Palermo.

La devaluación del peso y las complicaciones impuestas por el Gobierno argentino para importar, lleva a que la situación del mercado de los vinilos nuevo sea cada vez más ajustada, y los ingresos se dan a cuenta gotas. Incluso, los precios en la Argentina para los LPs nuevos pueden incluso duplicar los que se ofrecen en otras partes del mundo, donde se editan buena parte de los trabajos nuevos de los artistas, e incluso donde desde hace tiempo proliferan las reediciones de varias obras maestras de la música. Y si se comparan las cifras locales con las mundiales, el resultado es insignificante. El mercado global vendió en 2013 cerca de 6.000 millones de unidades.

El fuerte del negocio se da hoy entre coleccionistas privados que venden sus ejemplares en estas ferias, o a través de pequeños locales e Internet.

Los músicos –y las discográficas–, mientras tanto, toman nota de este escenario y aprovechan para darse el gusto de editar sus discos en vinilo. Sony, por ejemplo, lanzará este año una serie de 17 reediciones de clásicos nacionales como “Divididos por la felicidad”, de Sumo y “Superficies de placer”, de Virus.

Y bandas muy difundidas como Catupecu Machu, Miranda!, y otras no tanto, como El mató a un policía motorizado, también lanzaron ediciones en vinilo.

El gran inconveniente en este sentido es que en el país desde que arrancó la década del 90 no se fabrican más LPs. Entonces, la opción es hacerlo vía Brasil, o si se opta por algo de mejor calidad llegar a los Estados Unidos o algún país de Europa.

“Polygram y Sony fueron los últimos que fabricaron en la Argentina. Luego hubo algún interés de personas por ver qué se podía hacer acá, pero no se avanzó demasiado”, comentó Molas.

CronistaToday , CDs are suffering the onslaught of new technologies worldwide. Formats MP3 and online music services to listen demolished worldwide physical record sales, and resurface with a vengeance are the old vinyl .

While in Argentina there are no official numbers regarding the amount that moves the sale of records in this format, specialists agree that this is a market that is growing every year , and already handles about 45 million pesos. They also say that during the last five years, tripled the market.

Even according to the Argentina Chamber of Phonographic Producers ( Capif ) , sales of new vinyl represented 0.2% in 2011 and climbed 1% in 2012, while the figures for 2013 are expected.

Today vinyl captures the attention of a wide audience , which is in this format a different way to enjoy music . You can see even buyers not too over 20 years , although it is a product for a certain purchasing power required , He said to The Chronicle Mikel Barsa , head of the company Star Events , the first to perform a fair of vinyl in Argentina ( in 2009) , and that every year experience repeated twice in the Centro Cultural Borges .

Figures released by Capif , however , do not reflect the reality of the Argentine market. Just admiring the new units are sold in the country have increasingly less prominence .

90% of what moves in Argentina is used , especially when it has to do with collectors , looking for very specific things. The theme of the new merchandise is increasingly complex, Juan José Rodríguez Molas specified , the MTS producer and organizer of the fair that will be held this Saturday at The Roxy , Palermo.

The peso devaluation and the complications imposed by the Argentine government to import , means that the market situation of the new vinyl is increasingly tight , and income are given a trickle . Even prices in Argentina for new LPs can even double those offered in other parts of the world , where much of the new work of the artists are edited , and even where long proliferate reissues of several masterpieces music . And if local to global figures are compared, the result is negligible. The global market in 2013 sold about 6,000 million units.

The business is strong today among private collectors who sell their copies at these fairs , or through small local and Internet .

Musicians Record and Meantime , take note of this scenario and a chance to indulge in edit album on vinyl. Sony , for example, this year launched a series of 17 reissues of national classics Divided by happiness , And Sumo Surfaces pleasure , Virus .

And bands like Catupecu Machu widespread , Miranda ! , And others less so, as the killed a wheeler, also released on vinyl editions .

The big drawback here is that in the country since the start of the 90 LPs are no longer manufactured . So the option is to do it via Brazil , or if you opt for something of better quality to reach the United States or any country in Europe .

Polygram and Sony were the last ones manufactured in Argentina . Then there was some interest from people to see what could be done here, but not too advanced Said Molas .

Cronista

Share.

Deja un comentario