Paleontólogos Argentinos descubren un dorado de ocho millones de años

0

Es el primer registro fósil de un dorado. Su cabeza, descubierta en excelente estado de conservación, permitió realizar una descripción minuciosa de este ejemplar y saber cómo eran estos peces depredadores durante el Mioceno.

Muchos pescadores suelen jactarse, y posar para la foto, tras sacar del agua a un dorado de determinadas dimensiones. Por su parte, paleontólogos argentinos rescataron un ejemplar que pudo haber superado los 50 centímetros, aunque lo más importante no es su talla, sino que permitió conocer el pasado de estos peces tan importantes dentro de la fauna de los ríos sudamericanos.

El investigador del Museo de la Plata (MLP) y del CONICET Alberto Luis Cione comentó a la Agencia CTyS que “el estado de conservación de la cabeza hallada es muy bueno y, por eso, permitió hacer un estudio minucioso y poder identificar a este dorado como una nueva especie”.

It is the first fossil record of a golden . His head , found in excellent condition , allowed a detailed description of this issue and know what these fish predators during the Miocene .

Many anglers often brag and pose for the picture , after taking a golden water of certain dimensions. Meanwhile, Argentine paleontologists rescued a copy that may have exceeded 50 inches , but most important is not your size , but allowed to know the past of these important fish fauna in South American rivers .

Investigator Museo de la Plata (MLP ) and CONICET Alberto Luis Cione CTYS told the agency that “the condition of the head is found very good and , therefore , allowed for a detailed study to identify this golden as a new species . “

Currently four gold species living in South America . “It’s one of the most important fish freshwater Argentina and South America, it is also in Brazil and Colombia , for example , but until now had never appeared in the fossil record ,” added paleontologist Cione , who conducted this study published in the Journal of Vertebrate Paleontology with Dr. Maria de Las Mercedes Azpelicueta of Vertebrate Zoology Division of the MLP .

Actualmente, viven cuatro especies de dorado en América del Sur. “Es uno de los peces de agua dulce más importantes de Argentina y Sudamérica; se lo encuentra también en Brasil y en Colombia, por ejemplo, pero hasta ahora nunca había aparecido en el registro fósil”, agregó el paleontólogo Cione, quien realizó este estudio publicado en la revista científica Journal of Vertebrate Paleontology junto a la doctora María de Las Mercedes Azpelicueta, de la División Zoología de Vertebrados del MLP.

La nueva especie fue bautizada como Salminus noriegai, en reconocimiento al paleontólogo Jorge Ignacio Noriega, que se especializa en el estudio de aves y fue quien encontró este cráneo de 9 centímetros de longitud al noreste de la ciudad de Paraná, en la localidad Toma Vieja.

En la época inmediatamente anterior a que viviera este dorado, cuyo cuerpo midió cerca de 60 centímetros, el océano Atlántico ingresaba hasta la provincia de Entre Ríos, formando un gran golfo. “Luego, el mar se retiró y se formó una serie de ríos”, contó Cione. Y agregó: “Es por ello que en dicho yacimiento se encuentran especies de agua dulce y también de agua salada; asimismo, se descubren huesos y dientes de los mamíferos que vivían a orillas de los ríos”.

De los fósiles encontrados en esta formación del Paraná, el Salminus noriegai está entre los de mejor conservación, por lo que se pudo estudiar tanto los huesos externos como internos de la cabeza y compararlo con los dorados actuales.

Cione especificó que el dorado ancestral “se diferencia por la forma de los huesos en sus mejillas y por la longitud de los huesos que bordean su boca, como el maxilar y el premaxilar; además, la órbita ocular es proporcionalmente alargada”.

Por otra parte, se observó que sus dientes tienen una forma muy peculiar, símil a un ocho en la zona que se aferra a la mandíbula. “Esta es una cualidad que comparten con los dorados actuales, pero que nunca se había descrito hasta ahora, siquiera en los vivientes”, contó el especialista en peces.

Están casi igual

No son tan distintos los dorados vivientes a los que habitaron el Paraná y Sudamérica hace millones de años. “Los cambios son pequeños, de sutiles proporciones en los huesos, lo cual indica que la velocidad evolutiva de estos peces es bastante lenta en comparación a los mamíferos por ejemplo”, analizó Alberto Cione.

El investigador del MLP-CONICET aseveró que la tasa evolutiva de la fauna terrestre es mucho mayor, puesto que los mamíferos que habitaban el continente americano durante el Mioceno eran bastante distintos, un fenómeno que se pronunció aún más cuando, hace más de 2 millones de años, emergió el itsmo de Panamá, uniendo América del Sur y América del Norte, lo que provocó que hubiera un intercambio biótico entre los animales de ambos hemisferios.

En cambio, los dorados mantuvieron hasta su forma de alimentación. “Por la morfología de los dientes y de la boca no hay ninguna razón para suponer que se alimentaran de manera distinta”, aseguró Cione.

Sin embargo, hay peces que sí hay tenido alteraciones mayores en este lapso de tiempo. En estos yacimientos, hace pocos años, el doctor Cione también presentó otra nueva especie: la megapiraña, que era un eslabón perdido, es decir, un organismo intermedio entre los ancestrales pacúes, que tenían (y aun conservan) un modo de vida orientado hacia los vegetales y frutos, y que terminó derivando, a través de la megapiraña, en un descendiente totalmente carnívoro y más pequeño, que son las pirañas.

En los momentos en que vivieron el Salminus noriegai y la megapiraña, había una fauna muy diversa que los acompañaba, pero que era muy similar en toda Sudamérica. “Esto se debe a que había francas conexiones hidrográficas entre los ríos y lagos del Paraná con las cuencas ubicadas en Brasil, Colombia y Venezuela”, explicó Cione. Y distinguió: “En cambio, en la actualidad, la cuenca del Río de la Plata esta casi aislada del Amazona, hay una pequeña conexión y eso reduce la mezcla entre sus faunas y generó, con el tiempo, divergencias evolutivas que hicieron que las formas del Amazonas hoy sean disímiles a las que habitan en la cuenca del Paraná”.

La esperanza puesta en nuevos hallazgos

Queda pendiente saber en qué momento se originó el grupo de los dorados, por lo que los paleontólogos confían en que la formación del Paraná pueda proveerles de más fósiles en el futuro.
En la opinión de Cione, “estos yacimientos son claves para entender la evolución de la fauna de peces de la Sudamérica austral, tanto de los marinos como de los de agua dulce, y nos está dando muchos elementos nuevos que nos permiten comprender el origen de la extraordinaria biodiversidad de peces sudamericana actual”.

Fuente: Agencia CTyS

The new species was christened Salminus noriegai in recognition paleontologist Jorge Ignacio Noriega, who specializes in the study of birds and was one who found the skull of 9 centimeters long northeast of the city of Paraná , in the resort takes Vieja.

In the period immediately prior to that lived browned , whose body measured about 60 inches , entered the Atlantic Ocean to the province of Entre Rios , forming a large gulf. ” Then the sea receded and a number of rivers was formed ,” said Cione . He added: “This is why in this reservoir species of freshwater and saltwater are , also , bones and teeth of mammals living on the banks of the rivers are discovered .”

Of the fossils found in this formation of Parana, Salminus noriegai is among the best conservation , so it could study both external and internal bones of the head and compare it with existing gold .

Cione specified that the ancestral gold ” is distinguished by the shape of the bones in her cheeks and the length of the bones lining their mouths, as the maxilla and premaxilla ; addition , orbit is elongated in proportion .”

Moreover, it was observed that their teeth have a peculiar way , simile to eight in the place that clings to the jaw. “This is a quality shared with the current gold , but that had never been described so far, even in living ,” said the specialist fish.

They are almost equal

They are so different to living gold that inhabited the Paraná and South America millions of years ago. “The changes are small , subtle proportions of bone , indicating that the evolutionary rate of these fish is quite slow compared to mammals for example ,” Alberto Cione analyzed .

Investigator MLP- CONICET said that the evolutionary rate of the terrestrial fauna is much higher , since mammals that inhabited the American continent during the Miocene were quite different , a phenomenon even more pronounced when more than 2 million years , the isthmus of Panama emerged , linking South America and North America , which had caused a biotic exchange between animals of both hemispheres.

However , gold held up his way of eating . ” On the morphology of the teeth and mouth there is no reason to suppose that feed differently ,” said Cione .

However, there are other fish that had no major changes in this period . In these fields , a few years ago , Dr. Cione also introduced another new species : Megapiranha which was a missing link , ie , an intermediate body between the ancestral pacúes , which had (and still retain ) a lifestyle oriented vegetables and fruits , and ended drifting through Megapiranha in a totally carnivorous and smaller offspring, which are piranhas .

In times in which they lived and the Salminus noriegai Megapiranha , they had a very diverse fauna that accompanied them, but it was very similar in all of South America . “This is because the river was free connections between rivers and lakes of the Paraná basin located in Brazil, Colombia and Venezuela ,” said Cione . And distinguished : “Instead, today, the Rio de la Plata is almost isolated from the Amazon, there is a small connection and that reduces the mixing between their faunas and led , eventually , evolutionary divergences that made forms Amazon now be dissimilar to those living in the Paraná basin . “

The hope in new findings

It remains to know when the gold group originated , so paleontologists rely on the formation of Paraná can provide more fossil in the future.
In the opinion of Cione , ” these deposits are key to understanding the evolution of the fish fauna of southern South America , both the marine and freshwater , and is giving us many new elements that allow us to understand the origin of the extraordinary biodiversity of South American fish today . “

Source : Agency CTYS

Traduction by Google Translator

Share.

Deja un comentario