Proyecto de INTI para cervezas artesanales

0

El centro INTI-Cereales y Oleaginosas desarrolló un proyecto junto a productores del sector para resolver necesidades técnicas y mejorar los eslabones de la cadena de producción y comercialización de la cerveza artesanal. Se diseñó una planta piloto para producir y desarrollar nuevas maltas.

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) informó que en esta instalación se analizan distintas variedades de cebadas y se evalúan los comportamientos de las diferentes maltas y su aplicación en los procesos de las cervecerías participantes.

Junto a los cerveceros artesanales y lupuleros se establecieron las características necesarias que deberá reunir una maltería de baja escala, para replicarlas en diferentes tamaños y así abastecer las cervecerías artesanales del territorio nacional.

Los profesionales del INTI y los productores coincidieron en la necesidad de mejorar el procesamiento poscosecha del lúpulo; el desarrollo de equipos para producción de malta para cervecerías artesanales; el desarrollo y la producción de malta base y especiales para cervecerías artesanales; la producción de envases; la implementación de sistemas de calidad, y la evaluación de necesidades y desarrollo de equipos adecuados.

El centro INTI-Cereales y Oleaginosas desarrolló un proyecto junto a productores del sector para resolver necesidades técnicas y mejorar los eslabones de la cadena de producción y comercialización de la cerveza artesanal. Se diseñó una planta piloto para producir y desarrollar nuevas maltas.

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) informó que en esta instalación se analizan distintas variedades de cebadas y se evalúan los comportamientos de las diferentes maltas y su aplicación en los procesos de las cervecerías participantes.

Junto a los cerveceros artesanales y lupuleros se establecieron las características necesarias que deberá reunir una maltería de baja escala, para replicarlas en diferentes tamaños y así abastecer las cervecerías artesanales del territorio nacional.

Los profesionales del INTI y los productores coincidieron en la necesidad de mejorar el procesamiento poscosecha del lúpulo; el desarrollo de equipos para producción de malta para cervecerías artesanales; el desarrollo y la producción de malta base y especiales para cervecerías artesanales; la producción de envases; la implementación de sistemas de calidad, y la evaluación de necesidades y desarrollo de equipos adecuados.

Con productores de lúpulo de la Comarca Andina se evaluaron posibles mejoras en el procesamiento poscosecha y tecnologías para diversificar los productos elaborados a partir del lúpulo, no sólo para su aplicación en la elaboración de cerveza, sino en otros usos y aplicaciones de interés alimentario.

Se presentó un proyecto de financiamiento para el diseño y construcción de una maltería prototipo en esa región que permita abastecer a las cervecerías integrantes de la Cooperativa de Cerveceros Patagónicos (Coocepa), que podrá ser transferida a otros grupos regionales del país.

Asimismo, el Centro de Cereales y Oleaginosas diseñó y construirá una maltería piloto en la que se realizarán ensayos para iniciar el desarrollo de maltas bases y especiales.

Los puntos de trabajo restantes serán desarrollados en conjunto con cerveceros artesanales de las provincias de Buenos Aires, Río Negro y Chubut, con quienes se está trabajando desde 2009.

En forma simultánea se concretan los primeros pasos en proyectos tecnológicos de desarrollo de envases y de equipos especiales a escala artesanal, y la implementación de sistemas de un sistema de gestión de calidad.

“Estas acciones y la integración del grupo de trabajo al servicio del sector cervecero artesanal permitirán eliminar las debilidades del sector que dificultan la sustentabilidad y deben ser atendidas para fortalecer a un sector que está en franco crecimiento”, destacó el INTI.

Prensa Argentina

Con productores de lúpulo de la Comarca Andina se evaluaron posibles mejoras en el procesamiento poscosecha y tecnologías para diversificar los productos elaborados a partir del lúpulo, no sólo para su aplicación en la elaboración de cerveza, sino en otros usos y aplicaciones de interés alimentario.

Se presentó un proyecto de financiamiento para el diseño y construcción de una maltería prototipo en esa región que permita abastecer a las cervecerías integrantes de la Cooperativa de Cerveceros Patagónicos (Coocepa), que podrá ser transferida a otros grupos regionales del país.

Asimismo, el Centro de Cereales y Oleaginosas diseñó y construirá una maltería piloto en la que se realizarán ensayos para iniciar el desarrollo de maltas bases y especiales.

Los puntos de trabajo restantes serán desarrollados en conjunto con cerveceros artesanales de las provincias de Buenos Aires, Río Negro y Chubut, con quienes se está trabajando desde 2009.

En forma simultánea se concretan los primeros pasos en proyectos tecnológicos de desarrollo de envases y de equipos especiales a escala artesanal, y la implementación de sistemas de un sistema de gestión de calidad.

“Estas acciones y la integración del grupo de trabajo al servicio del sector cervecero artesanal permitirán eliminar las debilidades del sector que dificultan la sustentabilidad y deben ser atendidas para fortalecer a un sector que está en franco crecimiento”, destacó el INTI.

Prensa Argentina

Traduction by Google Translator

Share.

Deja un comentario