Una invasión de mujeres en las canchas de fútbol 5

0

En los últimos años creció la tendencia de equipos femeninos, de amigas, que contratan estos espacios para distenderse.

“-¿Qué hacés hoy? / -­Me voy a jugar al fútbol!”, cualquiera pensaría que este es un diálogo entre hombres, pero la realidad muestra que también puede ser de mujeres.
Las chicas invaden las canchas de fútbol 5 y comienzan ganar terreno en este campo. A manera de diversión, en lugar de ir a dar un paseo, ellas prefieren jugar al fútbol para distenderse, para salir de lo común, y muchas de ellas tienen el apoyo incluso de chicos amigos.

In recent years a growing tendency of women’s teams of girlfriends , who hire these spaces to relax .

” – What are you doing today? / ‘I’m going to play football ! ” , You’d think this is a dialogue between men , but the reality is that women can also be .
The girls invade the soccer 5 to begin to gain ground in this field . A fun way , rather than go for a walk, play football they prefer to relax , to get out of the ordinary, and many of them have the support guys even friends. It is a trend that has been so marked in Salta very strong in recent years , as highlighted by some of the managers of the many soccer fields in May . Es una tendencia que se viene marcando en Salta de manera muy fuerte en los últimos años, según destacaron algunos de los encargados de las muchas canchas de fútbol 5. Al igual que los hombres, conforman grupos que no necesariamente sepan jugar con técnicas y tácticas, sino que tengan ganas de compartir un buen rato.

Así fue como las chicas de Parque Belgrano conformaron un equipo con el objetivo de lograr un “cable a tierra”, según explicó Rocío Cáceres, una de sus integrantes. “Somos todas amigas, un día se nos ocurrió y nos entusiasmamos. Comenzamos hace un año de arriba hacia abajo porque primero decidimos llamarnos “las Sospechosas’, nos hicimos hacer camisetas y hasta banderas y recién empezamos”, contó Rocío. Al principio tuvieron que soportar algunos prejuicios pero eso ya quedó en el pasado.
La mayoría de las jugadoras trabaja durante el día por lo que las chicas se reúnen por la noche a entrenar. “Nos gustó hacer algo distinto; siempre jugamos porque tenemos muchos amigos varones. Somos diez y jugamos al fútbol 5 y muchas veces hacemos amistosos”, explicó Rocío.
Ahora las chicas disfrutan del fútbol igual que los hombres y las “Sospechosas” son solo un ejemplo de esta realidad.

Del trabajo, a la cancha…

No solo grupos de amigas de barrio juegan al fútbol a modo de diversión, sino también compañeras de trabajo. Por ejemplo, las chicas del Cine Hoyts hacen partidos todos los lunes a las doce de la noche, después de trabajar. “Empezamos a jugar copiándoles la idea a los chicos que trabajan aquí. comenzamos siendo ocho chicas, todas compañeras de trabajo, primero solo jugábamos entre nosotras usando las remeras de las películas que nos da el cine; después invitamos también a hijas de compañeras y luego, para probarnos, comenzamos a jugar contra las chicas de locales del shopping, de restaurantes, quioscos y hasta con la gente de seguridad”, contó Lorena.
Por otra parte, muchas empresas organizan “olimpíadas deportivas” entre sus empleados y ahora incluyen el fútbol femenino entre las disciplinas. Fernanda, que trabaja en un call center, dijo: “Participamos de un torneo que organizó la empresa con un grupo de chicas que no sabían jugar. Quedamos afuera pero nos gustó y queremos seguir divirtiéndo nos”.

“Cuando empezamos nuestros amigos se burlaban, pero también nos apoyaban. A esta altura ya nadie se sorprende de vernos jugar; es algo común, una moda para las mujeres. Antes a las chicas que jugaban al fútbol se las veía de otra manera. Ahora no pierden su femineidad”. Rocío Cáceres, de las “Sospechosas” de Parque Belgrano.

“Primero era un chiste vernos jugar, todas gritando detrás de la pelota y sentíamos el prejuicio de los chicos que se reían. Pero después empezamos a manejar la pelota y los varones ahora nos hacen hinchada. Es un terreno que la mujer se va ganando como en todos lados, incluso en el trabajo. Vivimos otros tiempos”, Lorena, del Cine Hoyts

“Empezamos probando, como para hacer algo. Antes si las mujeres jugaban estaba mal visto, ahora es una posibilidad más… no quita femineidad ni dejás de ser mujer. Es un juego más del que podemos aprender mucho, más ahora que nuestros compañeros nos apoyan, nos ayudan y nos dicen cómo formar”. Mariana, del Hoyts.
“Cuando nos propusieron jugar al fútbol al principio nadie se animaba, pero una de las chicas que es profe de educación física nos incentivó y nos animamos. Empezamos con el torneo de la empresa y quedamos afuera; pero la idea es seguir juntándonos para jugar; vimos que pudimos”. Fernanda Miranda, de un Call Center salteño.

El Tribuno

Like men , form groups that do not necessarily know how to play with techniques and tactics , but they are willing to share a good time.

That was how the girls formed a team Belgrano Park with the aim of achieving a ” ground wire ” explained Rocio Caceres, one of its members. ” We are all friends , one day it occurred to us as we gather . We started a year ago from the top down because first we decided to call ” the Suspicious ‘ , we did make flags and shirts and even just started ,” he said Dew. Initially endured some prejudices but that ‘s in the past .
Most players work during the day so the girls gather at night to train. ” We really do something different , always play because we have many male friends. We played football ten five and often do friendlies “said Dew.
Now enjoy soccer girls like men and ” Suspicious ” is just one example of this reality.

From work , to the court …
?
Not only groups neighborhood friends play football as a fun but also colleagues. For example , Hoyts Cinema girls make games every Monday at twelve o’clock , after work. ” We started playing copiándoles the idea to the guys who work here . began with eight girls, all coworkers , first alone played between us using the shirts of movies film gives us , then we also invite colleagues daughters and then , to prove , we started playing against local girls shopping , restaurants, kiosks and even the security people , “he said Lorraine.
Moreover, many companies organize ” sports Olympics ” among its employees and now include women’s football across disciplines . Fernanda , who works in a call center , said : ” We participated in a tournament organized by the company with a group of girls who could not play. We were out but we liked it and we want to continue having fun . “

” When we began our friends made ​​fun , but also supporting us . At this point no one is surprised to see us play , is commonplace , a fashion for women. Before the girls playing soccer they look otherwise. Now do not lose their femininity ” . Rocío Cáceres , the ” Suspicious ” Belgrano Park.

” First it was a joke watch us play , all screaming behind the ball and felt the prejudice of the guys laughed . But then we started to handle the ball and make us men now swollen. It is an area that the woman is gaining as everywhere, even at work . We live the past ” , Lorraine, Hoyts Cinema

“We started testing , to do anything . Before playing if women was frowned upon , now is one more possibility … not remove or dejás femininity of a woman. It’s a game more than we can learn a lot , especially now that our colleagues support us , help us and tell us how to form ” . Mariana , the Hoyts .
” When we set out to play football at first no one dared , but one of the girls who is a physical education teacher encouraged us and encourage us . The tournament started with the company and were out , but the idea is to keep getting together to play , we saw we could. ” Fernanda Miranda , a Call Center Salta .

The Tribune

Traduction by Google Translator

Share.

Deja un comentario