Internacional

El “divertido” paseo del youtuber Luisito Comunica

El "divertido" paseo del youtuber Luisito Comunica en Chernobyl que indignó a sus seguidores

Quién esto escribe, que no pertenece a la generación de los centennial, ni a la de los millennials.... mas cerca de los dinosaurios diría... se pregunta el porque de estos personajes, que con un smartphone y simples aplicaciones de los mismos, se convierten en aclamados cineastas y multitudes los siguen y están pendientes de sus videos, que, en muchos casos, me son francamente inentendibles.

Pero creo MUY IMPORTANTE que todos los adultos de mas edad prestemos atención a este fenómeno social, a este camino, por el cual nuestro futuro parece construir una formación de un colectivo que entendible o no para otros es una realidad incontrastable

Que no nos ciegue la soberbia de pensar que nuestro camino, que el que transitamos para llegar a nuestro hoy es el único verdadero...

El youtuber más seguido de México aprovechó la "moda" de la exitosa serie de HBO alrededor del accidente, pero sus seguidores no tomaron con gracia las fotos y comentarios sobre el lugar donde ocurrió una de las peores tragedias en el planeta11 de junio de 2019

Después de que la miniserie de televisión de HBO provocó que volviera a sonar el nombre deChernobyl y los recuerdos de la explosión de la central nuclear, una de las catástrofes más grandes en el planeta, varios influencers decidieron que sería buena idea poner de moda el turismo en el lugar.

Varios jóvenes con miles de seguidores compartieron imágenes en sus cuentas de Instagram desde la ciudad en la actual Ucrania, y uno de ellos fue el youtuber mexicano Luisito Comunica.

Ahora que su canal se convirtió en un blog de viajes, no se resistió a ponerse un traje blanco para protegerse de la radiación y embarcarse en "una aventura más", como le gusta llamarlas.

"Chernobyl es tóxico, pero no tan tóxico como tu ex", fue su comentario a forma de broma con el que empezaron los ataques en su contra; horas después, lo borro, pero las fotos permanecieron.

Y es que la serie de imágenes desde el lugar no fueron tomadas con gracia por sus millones de seguidores, pese a que le han sido fieles durante varios años al grado de convertirlo en el youtuber más seguido de México.

"Más respeto, no es la playa", "Pensé que serías un poco más serio", "No hagas que tomen ese lugar como una burla, merece respeto", le escribieron muchos seguidores molestos.


A través de su Instagram Stories y de sus redes sociales, compartió un poco de los lugares que visitó, como un fantasmagórico parque de diversiones en la ciudad de Prípiat,abandonado desde la tragedia hace 30 años.

Explicó que llevaba consigo un aparato para medir la radiación de los lugares que pisaba, a fin de no correr tanto peligro.

Por si fuera poco, el mexicano describió su paseo como algo divertido, pese a que en ese lugar murieron miles de personas.

"Han sido divertidos días por Chernobil. Quién lo diría, está divertido. Es una ciudad, es muy grande, es enorme, de hecho son varias ciudades, la zona de exclusión son 2.600 kilómetros cuadrados", dijo en un video.

Después, en su Instagram stories, tuvo que aclarar: "Con 'divertidos' me refiero a que aquí se pueden hacer MUCHAS cosas. Es una ciudad que te permite reflexionar y aprender muchísimo sobre historia. De verdad. Fuera de ser 'tenebroso', es un lugar lleno de todo".

La críticas quizá le recordaron a Luisito que su responsabilidad va más allá de una foto "divertida", pues tiene 24 millones de seguidores solo en YouTube, y ya se convirtió en el youtuber más seguido de México.

Pese a que Chernobyl (nombre de un viejo pueblito rural próximo a la futura central nuclear) fue la denominación que adoptó la catástrofe, la forma que tomó se llamó Prípiat, una ciudad modelo de la supuesta felicidad del "hombre nuevo socialista" donde vivían unos 50.000 ucranianos (en aquel entonces soviéticos, pues Ucrania era una de las repúblicas de la URSS).

Prípiat es aún hoy el corazón de la zona de exclusión, una circunferencia de 30 kilómetros de radio alrededor de la ex central atómica, en donde todavía, a 33 años de la explosión, la radiactividad imperante hace imposible la vida de modo permanente.

Fuente Infobae

AN Logo
Suscribite al Newsletter de Acercando Naciones para recibir lo último en información sobre Diplomacia, Cultura y Negocios.