logo
Turismo

Vascos, un idioma, y una gastronomía propia


Txistorra, un bocado propio de los vascos

Por Mario Nico González

Podríamos comenzar diciendo que hoy vamos a hablar de comida étnica, pero los vascos nos son tan cercanos que nunca le dimos una dimensión de cuan particulares son.

Nuestra aproximación a los vascos se ha dado por los que llegaron como migrantes de la guerra o previo a la misma ya en el siglo XIX. ¿Quién de nosotros no conoce algún vasco en su pueblo? O acaso, ya más en la provincia de Buenos Aires, quien no ha estado alguna vez en una cantina vasca o en alguna organización que los nuclee, los centros vascos o un aberri etxea.    

Los cocineros de la revolución

La cocina vasca ha tenido un tremendo reconocimiento a través de sus cocineros más emblemáticos encabezados por Josemari Arzak, que junto a su hija Helena tienen una gigantesca reputación en el mundo de la gastronomía mundial, sobrepasando con creces los límites del país vasco. Y siguen los nombres de los multipremiados cocineros vascos, con Martín Berazategui, o el muy popular Karlos Arguiñano, Pedro Subijana dueño de Akelarre promotor de la nueva cocina vasca en la década del 70 junto a Josemari Arzak; o el talentoso Andoni Luis Aduriz que en su restaurante Mugaritz brinda una degustación de 3 horas de duración y que hoy está a la cabeza de los más jóvenes creativos con estrellas Michelin.

El dueño de Arzumendi, Eneko Atxa tres estrellas Michelin difusor de la comida de cercanía, responsable y sostenible aprovisionada por productores locales.

Entre sus méritos se encuentra haber sido el chef más joven que ha conseguido tres Estrellas Michelín y ha sido premiado como Restaurante Más Sostenible del Mundo según la lista World's 50 Best Restaurants. Y entre las joyas más preciadas de la cocina vasca actual se encuentra Asador Etxebarri que tiene al frente a un maestro de los fuegos y un mítico cocinero y propietario, el ya legendario Víctor Arguinzonis, que ha pasado a ocupar el sexto lugar en el mundo de un ranking de una prestigiosa publicación que califica a los mejores del mundo.

Las sociedades gastronómicas de los vascos

De la alta cocina, de esa que en la década del 70 empezó a encumbrar la cocina vasca a una receta de familia, muy sencilla pero pasando primero por las Sociedades Vascas de gastronomía.

Una experiencia única para un argento como yo fue estar y conocer a fondo como funciona una de estas sociedades. Hace apenas tres años en San Sebastián –Donostia en euskera- concurrí invitado por un amigo local a conocer como era el funcionamiento de su Sociedad Vasca ubicada en pleno centro de la ciudad guipuzcoana.

A mediados del siglo XIX, los trabajadores de Donostia se reunían en sidrerías y tabernas. Al crecer en número estos locales, surgió la necesidad de crear normativas de horarios.

Para hacer frente a esa limitación crearon las Sociedades Populares donde poder reunirse y encontrar esa libertad de horarios además de otras ventajas, como la de poder pasar la tarde sin consumir o pagando los tragos más baratos al carecer las sociedades de propietarios ya que todos son socios. 

El equipamiento y la comodidad del lugar me dejó asombrado, la cantidad de bebidas y el aprovisionamiento del víveres de alacena están prorrateados entre sus socios y a esta altura desaparecieron la restricciones para mujeres que existía antaño.

Un lujo de organización y funcionamiento que conserva una tradición muy vasca.

 La  receta de la ama

 Los nombres o diminutivos de padre y madre en euskera es Aita y Ama, de allí vienen las recetas más tradicionales como esta sencilla pero exquisita que se elabora con este embutido.

Ingredientes:

- Txistorra

- Patata

- Pimiento verde

- Huevos

En primer lugar, sobre una crema de chistorra que previamente realizaremos, freíremos una patata vacía y la rellenaremos con tiras de pimiento verde. Luego, mezclaremos con los huevos rotos y junto con los trocitos de chistorra freíremos y revolveremos. Los huevos rotos son huevos fritos que se rompen sobre las papas, en este plato y en otras preparaciones. La txistorra se corta en pedacitos como solemos hacer con nuestras salchichas en guisos y estofados.

La txistorra es una salchicha de cerdo o mezcla con cordero y/o bovino con pimentón picante.

Vamos a cocinar!

Extractado por ACERCANDO NACIONES desde Gurmeteando



En esta nota
#Gastronomia
#Vascos
#Vascuña
Compartir en

Tal vez te interese leer

Síguenos en redes

Newsletter

Suscribite para recibir las últimas noticias.

Copyright © 2021 Acercando Naciones. Todos los derechos reservados.