Tecnología

Reunión cara a cara sin trasladarse

Reunión... irremplazable el cara a cara para cerrar cualquier negocio... pero hoy hemos cumplido la fantasía de estar en dos lados al mismo tiempo y vernos cara a cara sin necesidad de estar físicamente juntos

La noche del 13 de junio de 1.810, un joven miliciano bajó rápidamente de su caballo para entrar a la sala del Cabildo de Mendoza y presentar el parte de la Revolución que se había producido en Buenos Aires el 25 de mayo. Podríamos decir que Mendoza confirmó 20 días más tarde el suceso histórico.

El ser humano se ha esforzado en trasladar el "texto" en el espacio. Al igual que el traslado de la palabra escrita, el teléfono logró trasladar la "voz" de dos personas separadas por una distancia para que pudieran escucharse.

Hace unos días participé de una degustación de vinos en el entorno de G Suite. En la reunión participaron en pié de igualdad más de 10 personas. Mientras yo estuve físicamente en la misma sala con 3 personas, el resto de los participantes estuvo disperso en varias ciudades. Estuvimos cara a cara probando los vinos, aprendiendo de los productos e intercambiando opiniones sobre los mismos.

Técnicamente, podría decir que participé de una videollamada o videoconferencia que implica comunicación simultánea bidireccional de audio y video. La cita la habíamos acordado fácilmente unos días antes y cada uno de los participantes la había incorporado a sus calendarios. Llegada la hora programada, nos reunimos haciendo clic en un "link" y algunos de los participantes accedieron incluso desde su teléfono móvil. Mas aún, la reunión tuvo un número telefónico local de acceso para que todos los invitados tuviesen una gran experiencia incluso aunque estén viajando y no tengan Wi-Fi ni datos. Por último, algunos participantes utilizaron el hardware para conectar la videollamada a su sala de reuniones.

¿Qué implicancias puede tener esto para un equipo de trabajo? Una de ellas seguramente es lograr un salto de productividad impensado considerando que es posible mantener reuniones cara a cara sin realizar un viaje.

El vino es un producto que se comercializa cerrado y fueron los dueños de las bodegas, los comerciales, los enólogos y los sommeliers los que históricamente trasladaron la palabra escrita y la voz para vender el jugo de uva fermentado. Ahora tienen la posibilidad de reunirse cara a cara con la cadena de comercialización o los consumidores finales sin trasladarse. Salud!

avatar
Por Pablo Ventura
Desarrollo de Negocios

Compartir en

AN Logo
Suscribite al Newsletter de Acercando Naciones para recibir lo último en información sobre Diplomacia, Cultura y Negocios.