Diplomacia

Res non verba…

Argentina se posiciona como “país de recepción de refugiados”

La canciller argentina, Susana Malcorra, aseguró este 28 de junio que Argentina busca posicionarse como “un país de recepción de refugiados”, en un acto que se llevó a cabo en Buenos Aires para conmemorar el Día Mundial del Refugiado.“Estamos pensando, en principio, en Siria, pero no descartamos Centroamérica. Hay cuestiones culturales o de lenguaje que lo podrían simplificar”, dijo la ministra de Relaciones Exteriores y Culto a la prensa después del acto realizado en el Palacio San Martín, sede de la Cancillería argentina.
 Inicialmente, el Gobierno de Mauricio Macri aspira a recibir un nuevo grupo de sirios y reforzar la oferta realizada por la administración anterior, por la que entre 500 y 1,000 personas de esa nacionalidad han llegado a Argentina en los últimos años.“Estamos tratando de avanzar más allá de eso y pensamos eventualmente en alguna posibilidad para algunos de los refugiados centroamericanos”, agregó Malcorra.En ese sentido, se refirió a países como Nicaragua o Guatemala, que “generan migrantes en forma significativa”. Para lograrlo, Argentina buscará la colaboración de países “más desarrollados, con mayores recursos” que puedan hacer un aporte “que contribuya a cerrar un paquete” en el que la nación suramericana “se ofrezca como plataforma de recepción de refugiados”.“Estamos conversando con los países típicamente donantes, como los de la Unión Europea o Estados Unidos, que están en condiciones de ofrecer recursos financieros y pueden facilitar la inserción”, dijo la ministra argentina.“Esto es una responsabilidad de todos, pero también somos responsables respecto de nuestros argentinos. No podemos hacer algo que esté descolocado de la realidad de los recursos limitados de los que nuestro país dispone hoy”, señaló.Malcorra encabezó este martes un acto en el Palacio San Martín para conmemorar el Día Mundial de los Refugiados y relató su viaje al Líbano realizado en mayo pasado, en el que conversó con refugiados sirios.“Quizás si escucháramos a los refugiados o a los desplazados, tendríamos la respuesta a todos los problemas. En ese contexto, tenemos que presionar para resolver los problemas básicos de toda la gente y volver a las fuentes, a lo básico, para que esa gente pueda volver a su hogar”, dijo la funcionaria, que aspira a ser la próxima secretaria general de la Organización de las Naciones Unidas.“Mientras eso no ocurre, desde Argentina estamos intentando asumir nuestra responsabilidad. Porque, así como los conflictos aumentan, las sociedades se cierran: hay una tendencia en el mundo a las múltiples fobias”, cuestionó.Según el más reciente informe del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), unas 65.3 millones de personas fueron forzadas a huir de sus hogares el año pasado a raíz de guerras, violaciones de derechos humanos o persecución.“En este trágico contexto mundial, hay también una crisis política y moral. En varios países se ha incrementado la retórica de odio hacia el inmigrante y el refugiado”, agregó este martes el representante regional de Acnur, José Samaniego, quien estuvo presente en el acto.“A nivel más regional, en vez de la voluntad política se ha animado el rechazo. En vez de desarrollar mecanismos de cooperación y solidaridad, estamos viendo el cierre de fronteras”, remarcó.En el acto también se inauguró la muestra de ilustraciones #RefugiArte, compuesta por fotografías tomadas en el Líbano por la misión de los Cascos Blancos, el organismo de la Cancillería argentina encargado de la asistencia humanitaria internacional, y por dibujos de niños que viven en los campos de refugiados.También la exhibición muestra las obras de diversos ilustradores de Suramérica que han trabajado para visibilizar la situación de la población refugiada.
Fuente La Prensa
Suscribite al Newsletter de Acercando Naciones para recibir lo último en información sobre Diplomacia, Cultura y Negocios.