Nacional

Que valor tiene mi voto?… o el suyo?

Que valor tiene mi voto?... o el suyo?

Me permito estas líneas de reflexión porque no milito en un partido político y no he votado al que sacó mayoría en las PASO.

El Señor Presidente habló de una “fiesta de la democracia”, pero como tantas fiestas termino muy mal, pues hoy a 48 horas del suceso electoral tenemos una gran incertidumbre como Pueblo de nuestro presente y futuro inmediato en la economía, macro y de bolsillo. 

Ayer asimismo me debatí con gran sentimiento de culpa, pues se me insinuó, por parte de las más altas autoridades del Gobierno, que era responsabilidad de quienes emitieron libremente su opinión a través del voto, siempre que este fuere contrario a la fórmula oficialista, los sucesos que desde ese momento se vienen desencadenando y que “pueden empeorar”.

Es decir que soy co responsable de la pobreza y del hambre de algunos, del enfado de otros y de hacer que “el mundo y los mercados” nos miren como cucarachas que con estúpida ignorancia emitimos un voto que no está acorde con sus intereses o sus expectativas

Yo recuerdo, tercer año en el Colegio Manuel Belgrano, allá en principios de los sesenta, donde “El Rocca” que así llamábamos a uno de los mejores profesores que he tenido en mi vida, nos hablaba de historia y de “instrucción Cívica” y muy especialmente del concepto de democracia

Y nos decía algo así como

Democracia es una forma de organización de grupos de personas, cuya característica predominante es que la titularidad del poder reside en la totalidad de sus miembros, haciendo que la toma de decisiones responda a la voluntad colectiva de los miembros del grupo. 

En sentido estricto la democracia es una forma de organización del Estado, en la cual las decisiones colectivas son adoptadas por el pueblo mediante mecanismos de participación directa o indirecta que le confieren legitimidad a los representantes. 

En sentido amplio, democracia es una forma de convivencia social en la que los miembros son libres e iguales y las relaciones sociales se establecen de acuerdo a mecanismos contractuales.

Obviamente, estoy fuera de moda, la democracia ya no debe ser el Gobierno elegido por el Pueblo, la legitimidad de los Representantes (que deliberan y gobiernan en nuestro nombre según reza la constitución) no se basa en la voluntad popular sino en la de los “mercados” o del “mundo”

Creo que en tema voto debemos repensar aquello de “educar al Soberano” porque si no parece que somos unos soberanos idiotas irresponsables.

Y yo que como tonto,a mi edad y con mis dificultades para moverme, fui a emitir un voto… debo pedir perdón por no escuchar la voz de los mercados?

Jorge Eugenio Tuero

Ciudadano Argentino

AN Logo
Suscribite al Newsletter de Acercando Naciones para recibir lo último en información sobre Diplomacia, Cultura y Negocios.