Mundo empresarial

Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura

Las comisiones de Relaciones Exteriores y de Presupuesto y Hacienda del Senado argentino dieron dictamen a un proyecto para que nuestro país adhiera al Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura, creado en 2014 a instancias de la República Popular China.

En una sesión plenaria del jueves pasado, el senador justicialista Jorge Taiana dijo que la asociación al BAII (o AIIB por su sigla en inglés), que han concretado ya países de distintos continentes, podría habilitar créditos para obras de infraestructura a “una tasa conveniente” y uno “inicial de 300 millones de dólares para Argentina”.

Que es el Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura

El BAII tiene su sede en Beijing e inició sus actividades en 2016. Sus objetivos son promover el desarrollo económico sostenible, crear riqueza y mejorar la conectividad de infraestructura en Asia con inversiones en infraestructura y en otros sectores productivos, promover la cooperación y la asociación regionales para enfrentar los desafíos del desarrollo con la colaboración de otras instituciones multilaterales y bilaterales de desarrollo.

Pese a su nombre, el banco puede financiar proyectos fuera del continente asiático.

El Senado brasileño aprobó el 5 de agosto, el texto del acuerdo que convierte a Brasil en miembro fundador del Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura (BAII), una institución multilateral de desarrollo que financia proyectos en Asia y en otras regiones, informaron fuentes oficiales.

El acuerdo que convierte a Brasil en miembro fundador del BAII fue firmado en junio de 2015, aunque hasta hoy no había sido promulgado por el Senado.

Además de Brasil, otros 56 países firmaron el tratado y son miembros fundadores del banco en potencial. Para ser efectivados, necesitan firmar el acuerdo, ratificarlo en sus respectivos poderes legislativos y aportar el capital social del banco.

Inicialmente, Brasil debía comprar acciones del banco por valor de 3.180 millones de dólares, aunque por varios motivos, finalmente aportó 5 millones de dólares, lo que limitará la influencia de Brasil en la institución así como el acceso a las financiaciones.

Actualmente, el BAII financia 63 grandes proyectos de infraestructura en el mundo, por valor de unos 12.000 millones de dólares. Es por ello que el senador relator del proyecto, Jean Paul Prates, pidió que Brasil aporte más dinero al BAII.

"La reducción excesiva de nuestra participación en el banco puede, a largo plazo, causar más prejuicios a Brasil que el ahorro hecho a corto plazo", declaró el senador.

Fuente XINGHUA

AN Logo
Suscribite al Newsletter de Acercando Naciones para recibir lo último en información sobre Diplomacia, Cultura y Negocios.