Deportes

Qatar, la cara visible de un proyecto deportivo

El fútbol de Qatar, la cara visible de un proyecto deportivo que busca la excelencia sin ahorrar recursos económicos y tecnológicos

La academia Aspire es el proyecto fundador de todo lo que vemos hoy de Qatar en esta Copa América. En 2004 se creó la Aspire Academy for Sports Excellence con el objetivo de formar atletas de nivel internacional, no únicamente futbolistas. Con esta estructura y la primera promoción 2003-2004 y sus 31 futbolistas (entre 12 y 18 años), se empezó a hablar de fútbol y sobre todo a planificar el desarrollo del deporte rey en un país que busca abrirse al mundo mediante una temática universal.
La base de la academia Aspire es el Programa de Identificación de Talentos (TID), tratándose de una iniciativa nacional para impulsar el estado de Qatar en el ámbito deportivo internacional. Gracias a una combinación de estadísticas sobre la performance física, de modelos predictivos y del feedback de los entrenadores, el objetivo del programa es seleccionar e identificar los mejores talentos deportivos.

Como segundo paso, el proyecto H.O.P.E – Habituating Overseas Professional Experience – fue lanzado para ofrecer a sus jóvenes jugadores de fútbol (mayores de 18 años) la oportunidad de experimentar la formación y el juego de los mejores clubes europeas, así ayudándoles a adquirir experiencia, desarrollar sus habilidades y competir con jugadores multinacionales procedentes de diversos orígenes multiculturales. Al ser propietario del K.A.S. Eupen belga desde junio de 2012 y de la Cultural y Deportiva Leonesa español desde diciembre del 2015, Aspire permite a sus joyas dar el gran salto y ambos clubes son una pieza fundamental en el proyecto para la introducción de jugadores de la academia en las competiciones europeas. Entonces Aspire tiene clubes aliados en España (Villarreal, Real Sociedad y Cultural y Deportiva Leonesa), en Bélgica (K.A.S. Eupen), en Austria (Red Bull Salzburg​, LASK Linz), y más recientemente en Inglaterra (el Leeds de Marcelo Bielsa) y hasta el Ecuador desde mayo (en Independiente del Valle).

Asimismo, Aspire incluye ​un proyecto humanitario y de inclusión social en 18 países en desarrollo, Aspire Football Dreams,  el proyecto de empoderar a los jóvenes del mundo mediante la identificación de talentos de fútbol. El proyecto Aspire Football Dreams se lanzó en 2007 y ya probó a más de dos millones de jóvenes futbolistas de Asia, América Latina y África, gracias a un equipo de entrenadores profesionales y exploradores, así como miles de voluntarios colaborando con las asociaciones nacionales de fútbol. El gran ejemplo del éxito de esta rama de la academia Aspire es Moussa Wagué, lateral internacional senegalés, pionero al jugar el Mundial Rusia 2018.

Además de las capacidades humanas y de la planificación a largo plazo, Aspire cuenta con una unidad de Análisis de la Performance para apoyar el desarrollo de los jóvenes deportivos mediante herramientas tecnológicas. Los dos principales sistemas utilizados por Aspire son Prozone – pionero en el trackeo de atletas y analítica de la performance deportiva, ya parte del portfolio de STATS – y Sportscode, el software de análisis que usan los principales clubes y seleccionados de fútbol de Latinoamérica, cuya nueva evolución presentamos hace unos meses.

Proyecto Qatar El Mundial 2022 como acelerador

En 2010, la FIFA decidió otorgarle el Mundial 2018 a Rusia y el Mundial 2022 a Qatar. A pesar de las dudas luego del voto y los repetidos rumores de corrupción, el emirato será la sede del Mundial de fútbol en  poco más de tres años. La Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022 será la XXII edición del máximo torneo de fútbol a nivel internacional y el primer mundial realizado en un lapso de fechas diferente, ya que oficialmente será del 21 de noviembre al 18 de diciembre, en lugar de los tradicionales meses de junio y julio. Recordemos que Qatar ya albergó el Mundial de Fútbol Juvenil de 1995 y la Copa Asia 2011.

Qatar planteó construir estadios nuevos para estar a la altura del máximo evento futbolístico, siendo el más destacable el estadio Lusail y sus más de 80.000 espectadores, destinado a albergar el partido inaugural y la final del Mundial 2022. Con 80 metros de altura, una conectividad absoluta y un sistema de refrigeración especial (los partidos se disputarán a 26 grados en la cancha y 24 en las tribunas… a pesar de ser un estadio descubierto), el impactante proyecto a cargo de Norman Foster esconde dos “particularidades” que hacen a esta cancha más especial todavía.

Por un lado, después del Mundial dejará de ser un estadio deportivo (los 80.000 asientos se desmontarán y donarán), el Lusail pasará a ser un espacio comunitario con colegios, negocios y hospitales, a 15 kilómetros de Doha y conectado por autopistas y un tren sin conductores humanos. Por otro lado, además del estadio, los qataríes están construyendo a su alrededor nada menos que una ciudad donde solo había piedra y desierto, Lusail City, que podría alojar hasta 270.000 residentes.

Volviendo al proyecto deportivo, Félix Sánchez llegó a Qatar en el 2006 procedente de La Masía y del FC Barcelona de la mano Bonus Sports Marketing – la empresa de Sandro Rosell, expresidente de los blaugranas – fue designada para elaborar el proyecto ‘Football Dreams’ en Doha, la capital qatarí. Lenta pero seguramente, Sanchez empezó a ser ‘El Profesor’, al pasar de dirigir selecciones juveniles (sub-19, con la cual ganó la Copa Asia 2014, luego la sub-20 y la sub-23) a tomar el mando de la selección mayor en julio de 2017, con los mismos futbolistas – entre ellos muchos de la academia Aspire – que fueron subiendo con él año tras año. La Selección hizo historia al ganar su primera Copa Asia en enero de este año, tras vencer 3-1 a Japón en la final luego de un torneo perfecto, manteniendo su portería en 0 hasta la final. El crecimiento de la selección qatarí es tal que con este trofeo logró alcanzar el puesto #55 en el ranking FIFA.

No cabe duda de que con sus resultados en la Copa América gane unos puestos en el ranking. En el partido inaugural de la Copa América 2019 contra Paraguay, que terminó en un merecido empate para el conjunto qatarí, dentro de los 11 titulares eran 7 los jugadores formados en la academia Aspire, de los cuales la nueva estrella, el delantero Almoez Ali (terminó goleador de la Copa Asia 2019 con 9 goles) que hizo el gol del 2-1. La selección qatarí también tendrá la suerte de ser parte de la Copa América 2020 coorganizada por Argentina y Colombia.
“Aspire today, inspire tomorrow..”. Para el proyecto qatarí, mañana es hoy

Fuente Analítica Sports

Compartir en

AN Logo
Suscribite al Newsletter de Acercando Naciones para recibir lo último en información sobre Diplomacia, Cultura y Negocios.