Opinión

Política y Ética, algunas reflexiones

Política y Ética, algunas reflexiones desde la tristeza de ver una Argentina enfrentada a sí misma

Es de mencionar como prólogo indispensable a esta reflexión, que quien esto escribe no lo hace desde una ideología en especial, ni a favor o en contra de una determinada bandería política, solo como ciudadano que ama su Patria y sufre el dolor de muchos

En el 2015 hubo sin duda un fuerte cuestionamiento de la sociedad y un irrefrenable clamor por fundar las bases de una nueva política, sin grieta y en paz, pero por sobre todo con confianza en que el Pueblo no delibera ni gobierna sino a través de sus Representantes, pero estos representan al Soberano y no a intereses propios o ajenos.

Pero hoy asistimos, por verdad o por propaganda, a una desvalorización de la política.

Que en mi opinión se da, entre otras cosas, por las contradicciones entre los discursos y las acciones, por el incumplimiento de las promesas, por la ineficacia en los proyectos de gobierno, por el sectarismo y los intereses amañados de grupos o partidos políticos, todo lo cual hace que el ciudadano desconfíe de la política, en el sentido de que en teoría ensalza la honradez y la verdad, mientras en la práctica es la corrupción la que parece tener recompensa.

Parafraseando a Aristóteles, creo lo que pretendemos como Sociedad es “encontrar la mejor forma de constituir un Estado y ésta será aquella constitución que le brinde mayores oportunidades para alcanzar lo justo y esto es el bien común”, porque la base de una sana política es la Ética, implicando ello que la política descansa en la virtud de los que gobiernan y de los gobernados.

Hoy concepto olvidado en nuestra sociedad argentina.

La virtud a través de los años paso de ser un marco de referencia de un buen ciudadano, a ser solo propiedad de los llamados estúpidos.

La “viveza criolla”, la trampa, el engaño y el absoluto desprecio por las normas y las leyes  en la base social ha producido gobiernos venales, corrupción hasta en los más bajos estamentos del Poder Público y lo que hoy realmente espanta es el contagio en gran parte del Poder Judicial.

Y esto que parece una mancha más en la piel del tigre es la peor de las catástrofes socio políticas, pues es el Poder Judicial donde el ciudadano acude esperanzado en encontrar justicia frente a la falta de virtud de los que gobiernan o de los gobernados que trasgreden las leyes.

Y hoy la víctima es acreedora de menos derechos que el victimario, ya sea en un delito común o en una política jubilatoria, o en un abuso del poder oligopólico de empresas alimentarias que manejan los precios sin más consideración que su ganancia.

Pero en este punto es donde “la culpa no es del chancho…” pues es función de la empresa y del empresario maximizar ganancias, pero es la ausencia del Estado la que permite el abuso y es la ausencia del Poder Legislativo, que se debate en nimiedades encerrados en una jaula de cristal (a prueba de balas y opiniones) y es la ausencia del Poder Judicial que frente al reclamo duerme el sueño de los… injustos

“Estos tiempos requieren una visión justa y respetuosa del desarrollo global y tecnológico, de las economías solidarias y del desarrollo humano sostenible, así como capacidad y transparencia en las instituciones sociales por medio de consensos sobre los ideales de desarrollo a escala humana, sistemas jurídicos que den cuenta de un auténtico Estado de derecho que brinde seguridad jurídica y proteja los bienes más básicos y fundamentales para el ejercicio de la libertad, con funcionarios públicos honestos y cumplidores de su deber.”

Lo terrible es que es posible y es cosa diaria en muchos Países, pero no y desde hace mucho en nuestra querida Argentina y no sabría explicar por qué ocurre ni el cómo salir de estas arenas movedizas, en las cuales poco a poco pero sin pausa y cada vez más nos hundimos como individuos y como Pueblo.

Usted sabe? Podría ayudarme a entender? Escucho ávido sus propuestas

avatar
Por Dr. Jorge Tuero
Director Acercando Naciones ONG
AN Logo
Suscribite al Newsletter de Acercando Naciones para recibir lo último en información sobre Diplomacia, Cultura y Negocios.