logo
Política Internacional

Mercosur Que nos deja esta Reunión


Quizás lo más duro que nos deja esta reunión del Mercosur es lo endeble de su unión

Por Jorge E. Tuero BIOS* Licenciado en Ciencias Políticas, PhD en Economía, Experto en Negociación Transcultural, Director de Acercando Naciones ONG

El miércoles el Canciller Francisco Bustillo anunció que “iniciará” negociaciones con otros países, con lo que la tensión estaba poco menos que asegurada, se recibió hoy la confirmación en palabras del Presidente del Uruguay

Con idéntico tono crítico, el canciller Bustillo informó que “en la reunión no se aprobó la reducción del arancel externo común, a pesar de que Uruguay había apoyado algunas de las propuestas presentadas, las que siempre se entendieron formando parte de un mismo paquete con la flexibilización”,

Uruguay, si bien no formalmente, virtualmente deja el Mercosur.

Cambio de Presidencia Pro Tempore del Mercosur

“¿Un encuentro entre ellos? ¿Para qué?”, desafió un alto funcionario del Gobierno, descartando una cumbre para limar asperezas, “porque Bolsonaro ya está en campaña”,

Con ese espíritu se realiza el cambio de Presidencia donde el presidente Alberto Fernández que encabeza la Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur  traspasa la presidencia pro témpore a Brasil

"Nuestro compromiso fue con la búsqueda del consenso, que es la columna vertebral constitutiva del Mercosur. Así lo dicen sus estatutos. Consenso es respetar la ley de nuestro bloque, su ADN fundante, su razón de ser", dice el mandatario argentino.

Sin embargo no parece que este consenso fuera la prima donna ni el miércoles en la reunión de cancilleres ni hoy en la de los Presidentes.

Cuales son las principales diferencias que salieron a la luz

Tanto la rebaja del arancel externo común como una flexibilización que permita alcanzar acuerdos comerciales sin el consenso de todos los integrantes del Mercosur, son asuntos que dividen al bloque fundado en 1991.

Uruguay ha sido el principal impulsor de una mayor apertura para negociar con terceros desde hace casi dos décadas, pero con poco eco.

En el último tiempo, Brasil se ha mostrado proclive a acompañar la postura de Montevideo, mientras Argentina aparece como férreo opositor.

Para Ignacio Bartesaghi, experto en relaciones internacionales, no es casual que Uruguay haya sacado el  comunicado un día antes de que la presidencia del bloque recaiga en el gobierno de Jair Bolsonaro.

Mientras el viceministro paraguayo de Relaciones Económicas e Integración, Raúl Cano, opinó que la decisión uruguaya es "intempestiva e inoportuna" y pone al Mercosur en "una situación delicada", Argentina apenas se pronunció.

Recordemos sin embargo el tenso cruce que tuvieron por este tema los presidentes Luis Lacalle Pou y Alberto Fernández en la cumbre del 26 de marzo.

En ese momento, el mandatario uruguayo sostuvo que el Mercosur no podía "ser un lastre" que impidiera el avance comercial de su país, a lo que Fernández contestó que si Argentina era considerado un lastre, "que tomen otro barco".

Tres días después, Lacalle insistió con que se le "afloje la piola (cuerda)" a su país para poder negociar con terceros. El mandatario recordó que en Uruguay se habla de la flexibilización del Mercosur "por lo menos desde 2006", cuando gobernaba Tabaré Vázquez, ex mandatario de izquierda que falleció el año pasado.

Tiene futuro el Mercosur?

El Mercosur quedó lejos de lograr los objetivos de integrar el mercado común entre sus socios, concretar la unión aduanera y fortalecer la apertura al comercio mundial.

Si habláramos de una empresa sería cierto su cierre, pero en el caso de los organismos multilaterales esto no sucede, ni sucederá.

El Mercosur, como Unión Africana o la OEA seguirán existiendo aunque su efectividad diste de sus objetivos o se convierta meramente en un foro de discusion ideologica

Porque en realidad este es el fenómeno al que estamos asistiendo y que la pandemia desnudó en su cara más cruda, el enfrentamiento de ideologías casi fundamentalistas y la supervivencia de los intereses propios por sobre la globalización o en esfuerzo común.

Hemos de esperar que la post pandemia nos dé la oportunidad de volver a una globalización racional, a un entendimiento y complementación de las diferencias ideológicas y culturales, a un alejamiento del individualismo brutal tanto de las personas como de las sociedades y a que haya una humanidad con un propósito común y  no tribus enfrentadas

Porque una pandemia aún peor nos espera y es el cambio climático y allí, no debe ni puede haber fundamentalismos ideológicos ni intereses mezquinos… o seremos una piedra seca y sin  vida en el espacio

Para ACERCANDO NACIONES



En esta nota
#Argentina
#Brasil
#MERCOSUR
#Uruguay
Compartir en

Tal vez te interese leer

Síguenos en redes

Newsletter

Suscribite para recibir las últimas noticias.

Copyright © 2021 Acercando Naciones. Todos los derechos reservados.