Nacional

Margallo deja Argentina seguro de que España ha aprovechado las oportunidades

El Ministro español de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, culminó hoy una visita oficial a Buenos Aires convencido de que España, mientras se negocia formar un nuevo Gobierno, no ha perdido "oportunidades" de inversión en Argentina, sino que se están aprovechando todas "y en tiempo oportuno". "No creo que estemos perdiendo oportunidades mal que le pese a algunos partidos de la oposición", dijo el ministro a la prensa antes de encabezar un homenaje a los desaparecidos españoles durante la última dictadura argentina (1976-1983), su último acto antes de viajar a Chile, donde también cumplirá una nutrida agenda oficial. El jefe de la diplomacia española se pronunció así tras ser consultado sobre si luego de las elecciones españolas de diciembre pasado, desde las que todavía no se ha formado Ejecutivo, España ha perdido alguna "oportunidad" por no haber visitado Argentina un presidente español, como sí lo hicieron los altos mandatarios de Francia y Estados Unidos. "Estamos aprovechándolas todas y en tiempo oportuno", matizó. Su visita a Argentina, marcada por un encuentro ayer con el presidente Mauricio Macri, con quien ya se había reunido al poco de vencer en los comicios de 2015, ha servido en su opinión para "elevar la temperatura" en la relación bilateral tras el "enfriamiento" desde la expropiación a Repsol de la petrolera YPF, en 2012, cuando gobernaba Cristina Fernández. "Me parece que la velocidad de crucero que llevamos es bastante satisfactoria y las empresas españolas parece que están muy contentas de cómo estamos funcionando a nivel de administración central", confesó el político, quien matizó que lo que transmita el Gobierno en materia de seguridad jurídica "es capital". En esta ocasión, llegó a Argentina dispuesto a estrechar lazos y asistió ayer a un foro empresarial sobre oportunidades de inversión en Argentina al que asistieron cinco ministros del Gobierno de Macri, así como representantes de empresas que están trabajando o quieren trabajar en el país suramericano. "El trato que yo he tenido con el presidente Macri en las dos visitas ha sido excelente. (...) Hemos decidido poner en marcha los mecanismos de la asociación estratégica, la reunión de los dos Gobiernos; y un foro mixto en el que participan Gobiernos y empresas de los dos países este mismo año", aclaró el ministro. Para García-Margallo, con la llegada de Macri a la Presidencia argentina el pasado diciembre, el Gobierno "está empeñado" en recuperar el crédito y la confianza del país en el mundo, y España cree "que esto va a salir bien" y se van a abrir oportunidades a todos los inversores extranjeros. "Y España no quiere quedarse fuera de esta etapa fundamental para Argentina", remarcó. La agenda de García-Margallo en Buenos Aires se completó hoy con un encuentro con representantes del Consejo de Residentes Españoles y la Federación de Sociedades Españolas de la República Argentina, en la que la cuestión del voto rogado fue la protagonista. Este tipo de sufragio, que obliga a los españoles residentes en el extranjero a expresar por anticipado su voluntad de votar como paso previo a recibir las papeletas, se instauró tras la reforma de la ley electoral aprobada en el segundo mandato del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con el apoyo del Partido Popular. Sin embargo, desde su puesta en marcha en 2010, ha descendido notablemente la participación de los emigrantes. Es así que el ministro vio necesario "suprimir el voto rogado" y reactivar el voto presencial en los consulados, y comentó la posibilidad de emitir el sufragio por correspondencia para quienes se encuentren lejos de los consulados. "Los españoles que están fuera tienen el mismo derecho, si no más, a votar", confesó. Ahora, pese a que "hay un acuerdo implícito" entre las fuerzas políticas españolas a este respecto, García-Margallo destacó que corresponde a los partidos que están actualmente en la oposición hacer la petición para cualquier revisión de la ley, como asegura que "sucede siempre" en materia electoral y que, en este caso, todavía "no ha ocurrido". Tras su paso por Argentina, el ministro viajará a Chile, donde será recibido este miércoles por la presidenta de ese país, Michelle Bachelet, en una visita de dos días durante la que asistirá a diversos encuentros de carácter político y económico. Fuente Terra
Suscribite al Newsletter de Acercando Naciones para recibir lo último en información sobre Diplomacia, Cultura y Negocios.