Turismo

Letonia y una gastronomía sin igual

LA COCINA DE LETONIA

LATVIJAS GASTRONOMIJA

RIGA, CAPITAL DE LETONIA

El nombre “Latvija” proviene de los antiguos Latgallianos, una de las tribus bálticas indoeuropeas que junto con Couronianos, Selonianos y Semigalianos formaron el pueblo letón de hoy. La República de Letonia, fundada el 18 de noviembre de 1918, lleva el nombre de los letones. El estado es reconocido internacionalmente desde 1921. Letonia superó las ocupaciones soviética y nazi (1940-1991) y restauró la independencia en 1991. Desde entonces, la República de Letonia ha alcanzado la vanguardia del mundo occidental al unirse a la OTAN y la Unión Europea en 2004.

La bandera de Letonia se remonta al siglo XIII, siendo una de las más antiguas del mundo. La bandera de color rojo carmín con una banda blanca en el medio es un símbolo de la historia de Letonia. Según una leyenda, un jefe tribal letón herido en una batalla fue puesto sobre una sábana blanca empapada con su sangre por ambos lados. Sus soldados izaron la sábana del guerrero como estandarte mientras los conducía a la victoria. La lucha por la libertad es recurrente en la historia de Letonia desde entonces.

CARACTERÍSTICAS DE LA COCINA DE LETONIA

Hoy en día, la cocina letona es un crisol de diversas influencias. Históricamente, el clima severo y las necesidades nutricionales de los agricultores letones dictaban los alimentos básicos esenciales. Las contribuciones externas van desde las costumbres culinarias traídas por los cruzados alemanes hasta la cocina creativa debido a la escasez de alimentos bajo el dominio soviético.

Los cereales se utilizan en todas partes, desde la elaboración de papillas hasta las empanadas para hornear. El pan más popular en Letonia está hecho de centeno. La papa es “el segundo pan” para los letones, y se utiliza en platos principales, sopas e incluso ensaladas.

A lugareños les gustan los productos lácteos como el requesón y la leche cuajada. La mayor parte es leche de vaca, como indican los numerosos rebaños que pastan en sus praderas.

Antes de establecerse como agricultores, los letones solían ser cazadores y recolectores, lo que todavía se refleja en la popularidad de la caza (y la carne en general), así como en la recolección de bayas y setas.

El litoral de medio millar de kilómetros está plagado de pueblos de pescadores. Han proporcionado a los letones anguilas, platijas, lampreas y bacalaos. Los distintos cambios de estación y los duros inviernos siempre han requerido conservar los alimentos. Por lo tanto, los letones han dominado la elaboración de mermeladas de frutas, verduras en escabeche, carnes saladas y pescado ahumado. Este último es un manjar muy exportado.

La cocina letona se adaptaba al agricultor tradicional que realizaba trabajos manuales pesados. Para ello, la cocina es rica en calorías y grasas. Muchos extranjeros encontrarán la comida letona sosa, ya que las especias nunca han sido comunes. Los condimentos autóctonos se limitan a la sal, las semillas de alcaravea, las cebollas, el ajo y la mostaza blanca.

El único edulcorante natural era la miel, proporcionada por las colmenas de las granjas. Las bebidas nacionales, desde agua de manantial hasta licores fuertes, pueden saciar la sed después de una comida letona.

Las aguas minerales de manantial de Ķemeri, Baldone o Zaķumuiža refrescan y curan. Los letones a menudo hacen jugos con manzanas, arándanos y otras frutas y bayas. La bebida alcohólica más popular es la cerveza. La lager oscura es el tipo típico de Letonia, aunque algunos prefieren la cerveza de miel dulce y la cerveza de arándano.

LA REGIÓN EUROPEA DE LA GASTRONOMÍA 2017

La gastronomía de Letonia puede haber sido influenciada por alemanes, suecos, polacos y rusos, pero si nos fijamos en las celebraciones nacionales, vemos un aspecto muy singular del pasado que todavía nos acompaña: a los letones les gusta estar en contacto con la naturaleza y producir. y preparan la comida con sus propias manos. Todas las familias saben dónde conseguir pescado fresco. Durante el otoño, los letones buscan hongos, y durante la primavera y el verano, a menudo cultivan sus propias verduras, en lugar de comprarlas en una tienda. Debido a este patrimonio cultural y gastronómico, la región de Riga y Gauja han ganado el título de Región Europea de la Gastronomía 2017, el concepto es “Salvaje al paladar”. La presencia de excelentes restaurantes en la región también ayudó a obtener el título.

Dzintars Kristovkis Embajador de la región de Riga y Gauja

El título es otorgado por el Instituto Internacional de Gastronomía, Cultura, Artes y Turismo (IGCAT), con el objetivo de estimular el desarrollo, la sostenibilidad y las iniciativas que trasciendan los límites de la alimentación, la cultura, el turismo y la economía. El chef Dzintars Kristovkis del restaurante Valmiermuiža Embassy en Riga es el embajador oficial del evento. “La tecnología y la cocina están tan avanzadas en estos días que siento la necesidad de volver a mis raíces”, dice. “El concepto que fue ideado por la región de Rīga-Gauja fue un reflejo directo de esto: productos e ingredientes que nuestra gente ha recolectado, saboreado y presentado en las comidas durante cientos de años. Estos productos provienen directamente de nuestros bosques, prados, arroyos y lagos”.

PLATOS PRINCIPALES DE LETONIA

QUESO JANU

También conocido como queso jani, este queso particular de la comida típica de Letonia es uno de los mejores platos que podrás probar si te decides a visitar este hermoso país. Este platillo tradicional suele utilizarse para celebrar el solsticio de verano. Se trata de un queso agrio que se ha convertido en un ícono de la cocina letona.

AUKSTĀ ZUPA (SOPA DE REMOLACHA FRÍA)

Esta deliciosa sopa de remolacha tradicional de Letonia es uno de los mejores platillos de la región. Aunque muy popular en Letonia, este platillo es tradicional de otras regiones, y sus orígenes, según los expertos, se encuentran en las tierras de Bielorrusia. También conocida como bosh, esta sopa se prepara con el empleo de remolachas que son picadas finamente con sus hojas.

SPROTES O ARENQUE AHUMADO

Los ahumados también forman parte importante de la dieta letona. De hecho, el olor a humo es uno de los más característicos en un restaurante de comida letona. Se estila este método de cocción para muchos tipos de carne: el venado, el cerdo, el salmón y el arenque (uno de los favoritos).

FRUTOS DEL BOSQUE

Por su parte, los frutos rojos destacan como las frutas más consumidas. No solo como alimento matutino o snack, sino como uno de los ingredientes más importantes en la repostería letona. Tartaletas con crema y frutos rojos es uno de los postres más conocidos y, por supuesto, más espectaculares.

PAN DE CENTENO

El pan de centeno es emblemático de la cocina letona y un acompañante esencial en la mayoría de las comidas. Denso y oscuro, este alimento básico ha existido durante más de mil años e incluso ocupa un lugar especial en la superstición letona.

Por ejemplo, nunca debes colocar una barra de pan con la parte de abajo hacia arriba, o experimentarás hambre.

KVASS

Una bebida popular entre los estados bálticos, el Kvass se fermenta a partir de pan negro de centeno y se considera una bebida baja en alcohol (0,5 – 1,0%). Su sabor suele realzarse con  frutillas frescas, pasas o menta, y su color marrón dorado lo convierte en un favorito reconocible en un mercado muy concurrido.

PELMENI

Tradicional de Europa del Este y, principalmente, de Rusia, este delicioso platillo está hecho a base de carne recubierta con una masa hecha con harina. El pelmeni combina distintos tipos de carne, combinando en su preparación la carne picada de cerdo, de cordero y de buey. En realidad, no es un plato demasiado complejo, aunque hacerlo con la sazón y el detalle que merece tampoco es nada fácil. La masa por la que van recubiertas estas pequeñas bolitas de carne se hace con agua, harina y huevos, y en ocasiones, leche. La receta tradicional requiere el 45 % de carne de vaca, el 35 % del cordero y el 20 % de cerdo.

PĪRĀGI

Este es otro de los platillos de la comida típica de Letonia que es común a varios países de Europa del Este, por esto mismo se le conoce con varios nombres: spekrausi, speka, piragi e, incluso, piradzini.

Se trata de un pequeño pastel o panecillo con forma de media luna y que usualmente va relleno con pequeños pedazos de tocino y cebolla picados muy fino. Una de las características especiales de estos panes es su tamaño, y entre más pequeños son, más experto se considera el cocinero que los prepara.

SASLIK

Otro de los platillos típicos de la cocina de Letonia es el saslik, también conocido como shashlik. Se trata de una brocheta de carne asada común en Europa del Este y Asia Central. De hecho, este platillo es una de las variantes más deliciosas del kebab. El shashlik se elabora con trozos de carne marinados en jugo de limón con cebolla que se ensartan en un pincho, intercalados con cebollas, tomates y pimientos y luego se asan a la parrilla. Para este delicioso plato se puede emplear carne bovina, ovina o porcina o, incluso, pollo.

KARBONĀDE

Usualmente acompañado con papas, repollo y aderezado con una deliciosa salsa de hongos, el karbonāde es la versión letona de la milanesa, y es uno de los platos más deliciosos de la comida típica de Letonia. Para prepararlo, el cerdo es machacado hasta que se encuentra tierno, luego es empanado y, finalmente, se fríe.

HAPUKAPA

Usualmente acompañada con pan o papas, esta deliciosa sopa de col es ideal para los días de mucho frío y es una de las sopas más consumidas de este país, justo detrás de la sopa de remolacha que más arriba te recomendamos.

ALEXANDERTORTE

También conocido como Alexander torte o Aleksander torte, este es un postre de la comida típica de Letonia muy popular de este país y, además, un postre histórico. Se trata de una torta que fue concebida para conmemorar una visita de zar Alejandro III en Riga, la actual capital de Letonia.

BÁLSAMO NEGRO

Se trata de un licor muy fuerte que se elabora en Riga desde el siglo XVIII. Este se prepara con hierbas y vodka. Es conocido por su sabor agridulce y su color oscuro. Esta bebida de preparación tradicional es fermentada localmente en barricas de roble, y el resultado es uno de los mejores licores que podrás probar en Letonia.

Fuentes: www.latvia.eu, María Isabel Duffard y Tito di Capri

Cortesía de 4estaciones para Acercando Naciones

Compartir en

AN Logo
Suscribite al Newsletter de Acercando Naciones para recibir lo último en información sobre Diplomacia, Cultura y Negocios.