Economía

Mujeres, tratadas como esclavas desde siempre ?

Linda Scott: “Las mujeres han sido tratadas como esclavas desde la prehistoria”

La economista de Oxford publica 'La economía doble X', que muestra los enormes beneficios monetarios de la igualdad de la mujer

Por Justo Barranco

La violencia contra las mujeres es terrible... y una ruina. Sólo la que les infligen sus parejas supone un 5,2% del PIB global al año. Al revés: la incorporación masiva y con igualdad real de las mujeres a la economía global supondría un gran crecimiento y proporcionaría más estabilidad al sistema frente a la economía de la testosterona y los machos alfa: el 99% del comercio mundial lo firman hoy hombres. explica Linda Scott, profesora emérita de Oxford, en La economía doble X ( Temas de hoy).

¿A qué denomina economía doble X?

Tomemos la pandemia: su efecto negativo en las mujeres es mucho mayor. En todos los países las mujeres suelen trabajar en los mismos sectores, que han sido los primeros en verse afectados, porque implican interacciones cara a cara y más contagio. Además, la pandemia ha afectado más a los trabajos a tiempo parcial, con muchas más mujeres. Y se las penaliza en otros sentidos, atribuyéndoles más responsabilidades en el hogar. La economía doble X es una economía de mujeres que en todo el mundo se ve forzada por los mismos mecanismos y muestra los mismos patrones de desigualdad.

¿La economía XY, la patriarcal, en qué ha fallado?

Ha excluido a las mujeres económicamente. Los hombres redactaron leyes y costumbres que no permitían que fueran propietarias de tierras y eso les impidió controlar el capital. Y exigían que la mujer se quedara en casa. La economía XY es muy masculina y competitiva. Se ha basado en los últimos dos mil años en los conflictos entre hombres y países, que se traducían en conquistas. Y ha habido toda una teoría de la economía que decía que la fuerza es la que tenía la razón, y a veces se justificaba con un plan divino.

“Aún confundimos el liderazgo con la agresión. Trump es paradigmático”

Dice que las mujeres han sido posesiones, esclavas y desposeídas. ¿Dónde estamos ahora?

Las mujeres han sido tratadas como esclavas desde la prehistoria. Les daban de comer menos, eran objeto de violencia, se controlaba su paradero, no se les permitía aprender a defenderse, ni a escribir y leer. Y se las obligaba a servir a los hombres toda su vida. Hoy lo llamaríamos esclavitud. En las naciones desarrolladas ya no ocurre en general pero en el resto del mundo la esclavitud es mayor hoy que nunca en la historia y el 71% de las víctimas son mujeres.Lee también

Aún así señala que el mundo occidental limita a la mujer, por ejemplo con menos salario que el hombre. ¿Qué hay que romper?

Los hábitos. Piensan que las mujeres merecen menos. Y se les paga menos. Han estado excluidas y muchos creen que deberían seguir así. Y hay otro fenómeno: una minoría de hombres que se sienten muy amenazados por la igualdad y la presencia de las mujeres en la economía. Y que dan miedo.

Dice que abundan en las facultades de Económicas, las finanzas y la dirección de la economía. ¿Por que esa misoginia ?

Cuando hay excesiva preponderancia de hombres en una organización parte de lo que apuntala su prestigio es mantener alejadas a las mujeres. Y en esos ámbitos económicos el 70% de las organizaciones las dominan hombres. Cuando eso ocurre, la cultura institucional tiene mucha intimidación, agresión, competencia negativa. Y suelen hacer ascender a los hombres especialmente agresivos. Son una minoría pero están sobrerrepresentados en algunos sectores y en el liderazgo, porque aún confundimos liderazgo con agresión. Trump es paradigmático.

"Si las mujeres cobraran lo mismo que los hombres la OCDE calcula que el PIB crecería un 10%"

¿Qué cambiaría con la igualdad de las mujeres?

Si cobraran lo mismo que los hombres la OCDE calcula que el PIB crecería un 10%. Habría otras ramificaciones en la salud y la educación por que las mujeres gastan en cosas con más rentabilidad a largo plazo. Habría más atención al medioambiente. Pero su exclusión no es sólo en el empleo remunerado, sino en el acceso al capital, y eso repercute en la cantidad de negocios que pueden crear. Con más igualdad aumentaría el PIB y la naturaleza del lugar de trabajo cambiaría. Y los flujos del comercio internacional.

¿Hay una manera femenina de liderar diferente?

Sí, las mujeres suelen crear más consenso. Pero los efectos más positivos para las empresas derivan de la diversidad: cuando hay igualdad de número entre hombres y mujeres las diferencias en los puntos de vista contribuyen a tomar mejores decisiones. Las organizaciones que dominan los hombres suelen ser instituciones avariciosas, quieren ser los dueños de tu vida, que te preocupes más de la empresa que de tus hijos.

¿Cómo construir igualdad real aquí y en los países pobres?

Pasos pequeños tienen repercusiones enormes. En África, dar compresas desechables a las chicas para que tengan en secreto su pubertad más tiempo y no las saquen de la escuela, las casen o las violen. O dar acceso a las mujeres a cuentas corrientes por móvil que sus maridos no conocen. Antes sus maridos se llevaban el dinero de ellas y lo gastaban en cerveza. Ahora ellas lo gastan en la educación de los hijos o hacen un ahorro defensivo para defenderse ante cualquier emergencia marital, si las abandonan o tienen que salir corriendo de un matrimonio. Ha tenido una repercusión enorme en su vida . En las naciones desarrolladas se debe poner a disposición de las mujeres más capital. Y poner más atención a la igualdad salarial.

En un mundo en el que aparentemente va a haber menos trabajo para todos, ¿qué puede suponer eso para la igualdad de la mujer?

No estoy segura de que sepamos con certeza cómo evolucionarán los puestos de trabajo. Keynes en 1935 decía que avanzábamos hacia un mundo sin puestos de trabajo y la gente no tendría empleo o no podría trabajar. No ha sucedido aún.  En el fondo la economía es una manera de la sociedad de organizarse para ofrecer los medios materiales a los miembros que la componen, así que tendremos que inventar algo.

"Hay predicciones funestas sobre el empleo futuro de las mujeres, pero las hacen hombres muy sesgados"

En cuando al impacto en la mujer, hay predicciones muy funestas. Ahora que desparecen tantos puestos de trabajo se dice que afectará con mucho mayor dramatismo a las mujeres.

Son hipótesis poco realistas sobre el empleo de la mujer. Los hacen hombres y se transparentan sus sesgos. Dicen que un trabajo de secretaria es de bajo nivel, que sólo hacen cafés y escribir a máquina, y eso ya hay máquinas que lo hacen.

No se dan cuenta de que ese trabajo ha cambiado tantísimo, es de gestión personal para los ejecutivos, exige discreción, conocimiento, saber estar, saber hacer, cosas que no pueden hacer las máquinas.

De cara al futuro debemos recordar que los seres humanos somos una especie muy especial y seguro que se nos ocurre algo.

Tenemos mucho más que ofrecer que las máquinas.

Fuente La Vanguardia

AN Logo
Suscribite al Newsletter de Acercando Naciones para recibir lo último en información sobre Diplomacia, Cultura y Negocios.