Internacional

Japón: una estrategia inusual frente al COVID-19

Japón: una estrategia inusual frente al COVID-19 para continuar la vida social y económica del país

Pasaron ocho meses desde que se declaró el primer caso de coronavirus en Japón. Sin embargo, nunca se impusieron confinamientos obligatorios, multas o cuarentena. La estrategia parece haber dado resultado porque la vida vuelve poco a poco a la normalidad.

ACERCANDO NACIONES es conciente y quien esto escribe también, que las diferencias culturales lo hacen todo a veces.

Sin embargo férreamente insistimos en el compartir saberes, pues así se formaron las culturas en esta Tierra, tomando de la propia y de las otras y buscando lo que Japón llama hoy KAIZEN, es decir la mejora contínua.

Cuando escribimos o hacemos llegar a ustedes estos articulos, aunque a veces sentimos que somos una voz en el desierto, nuestro propósito es que veamos que hay otras maneras, algunas quizas mejores que nuestros paradigmas culturales que vienen del ayer, y que no instamos a copiar sino a adaptar.

Tuvimos una cuarentena inicial maravillosa , con un objetivo claro y firme, un apoyo de la gente, aca si del pueblo entero, que fue preparar el sistema de salud... y alli nos quedamos...

Y hoy muchos sentimos que fue en vano nuestro sacrificio...

Porque no se pensó en terminos de Kaizen, no se evolucionó, nos aferramos a algo que estaba bien , y nos olvidamos que todo tiene fecha de vencimiento... que la vida es constante evolución...

Lamentablemente pareciera que desde hace décadas en Argentina la evolución es involución...
Jorge E. Tuero

Contener al virus sin aplicar un aislamiento obligatorio

Según datos oficiales, Japón acumula unas 1.500 muertes y poco más de 82.000 casos. El índice de mortalidad por 100.000 habitantes ronda el 1% (en Estados Unidos, por ejemplo, es del 59%).

Pero la nueva estrategia de Japón mostró ser única por su mezcla de enfoque científico, flexibilidad y sentido común.

Las escuelas, restaurantes y bares están abiertos, sus puntuales trenes vuelven a estar repletos. Todas estrategias para recuperar la economía.

“Desde el principio, optamos por algo diferente: decidimos aprender a vivir con este virus", dice el doctor Hitoshi Oshitani, profesor de virología de la Facultad de Medicina de la Universidad Tohoku, en un informe realizado por BBC News.

"Ya sabemos que la la gran mayoría de las enfermedades infecciosas no se pueden eliminar, por lo que entendimos que la mejor forma de combatirlo era coexistir con él", señala.

Japón y la “segunda ola”

Japón está muy próximo a Wuhan, el origen de la pandemia. Por ese motivo, los contagios llegaron rápidamente desde China.

El crucero “Diamond Princess”, anclado en cuarentena en el puerto de Yokohama durante varios días, fue el “segundo lugar” en el mundo con mayor cantidad de COVID-19 (después de Wuhan, claro).

En mayo pasado, cuando el entonces primer ministro Shinzo Abe levantó el estado de emergencia anunció también que la estrategia de Japón para enfrentar el virus sería "un nuevo estilo de vida": el COVID-19 es visto como parte de la cotidianeidad.

Por eso se pidió usar barbijos, mantener la distancia social, lavarse las manos, no gritar, no conversar en alta voz, no besar o dar la mano.

La detección de los "asintomáticos", clave en Japón

Fue otra de la estrategia de base en Japón antes de que fuera aceptado en otros lugares .

"Sabíamos que hay muchos casos asintomáticos o con síntomas muy ligeros. Por eso, nuestro propósito no fue contenerlo desde el principio, sino que tratamos de suprimir las transmisiones lo más que pudiéramos", apunta el doctor Oshitani.

De los 6.000 pasajeros y tripulación del crucero en Yokohama sacaron una gran experiencia

Casi el 80% de los contagiados no lo transmitió a nadie. En cambio, una pequeña proporción infectó a muchos otros", dice. Así nació el término de “supercontagiadores”.

La estrategia "San Mitsu”

El término San Mitsu es de origen japonés y significa "los tres misterios". Es propio del Mikkyo, la vertiente esotérica del budismo.

Con ese criterio, los tres misterios revelados y aplicados para combatir el COVID-19 fueron:

  • Evitar lugares con poca ventilación

  • Evitar lugares donde haya multitudes

  • Evitar lugares cerrados donde la gente habla en voz alta

Una cuestión cultural

Es conocido que los japoneses son más propensos a mantener distancia física que en Occidente y otro elemento que tuvo mucho impacto fue la presión social. "A nadie en Japón le gusta ser señalado como responsable de transmitir el virus", apunta doctor Oshintani.

No llevar mascarilla en ese país puede significar a una fuerte reprobación social.

Sin embargo, las críticas existen. Las encuestas de opinión muestran una insatisfacción generalizada de la población con el gobierno central, que es señalado por haber respondido de manera lenta y confusa. Especialmente, por un bajo nivel de pruebas inicial para detectar el virus, que luego fue corregido.

Los Juegos Olímpicos, en la mira

Pospuestos hasta 2021, Japón seguirá en el centro de la atención mundial por la realización de los Juegos Olímpicos. Controlar la pandemia es clave para que ese evento pueda finalmente concretarse.

Además, su concreción será como un faro para el mundo: si se pueden realizar, entonces la pandemia, muy probablemente, se habrá convertido en una “nueva normalidad”.

Fuente A24

Compartir en

AN Logo
Suscribite al Newsletter de Acercando Naciones para recibir lo último en información sobre Diplomacia, Cultura y Negocios.