Embajadas

Exclusivo, habla el embajador Zou Xiaoli:

Con motivo de los 70 años de la fundación de la República Popular China, DangDai realizó en agosto la primera entrevista que el embajador en Argentina Zou Xiaoli ofreciera a un medio argentino. Concretada en su residencia particular junto con otros miembros de su cuerpo diplomático, se publicó en septiembre para el número 26 de nuestra revista y ahora la reproducimos en este portal. Zou repasa además los principales hitos de la relación bilateral y sobre todo su futuro.

Al final de la entrevista se puede leer una columna del embajador Zou publicada ayer en Clarín, saludos de personalidades por el aniversario y una reflexión sobre este aniversario del sinólogo español Xuilio Ríos.

Zou Xiaoli

邹肖力

"El futuro de los lazos con Argentina es brillante"

中阿关系前景无限美好

-Por Néstor Restivo y Gustavo Ng

El Embajador de la República Popular China en Argentina, Zou Xiaoli, nació en la provincia de Zhejiang, una de las zonas más modernas del país, cerca de Shanghai. Llegó a Buenos Aires a fines de 2018. Antes fue diplomático en Australia e Italia, donde había estudiado en las universidades de La Sapienza y Perugia, y embajador en Grecia. Tanto en la Cancillería china, adonde ingresó en 1990, como en el Consejo de Estado ocupó varios cargos.

En esta entrevista ofrecida en su residencia a DangDai, Zou habló de la China actual, las relaciones bilaterales y del porvenir de ese vínculo.

- Embajador Zou, en octubre se cumplirán 70 años de la fundación de la República Popular China. ¿Cómo valora la larga marcha china de siete décadas?

-Gracias a los arduos esfuerzos del pueblo chino bajo el liderazgo del Partido Comunista de China (PCCh), se registraron cambios titánicos y trascendentales en mi país. Lo pueden ver en el gran salto desde la búsqueda de la independencia hacia la prosperidad y el robustecimiento de la nación china. A nivel mundial, China se consolidó como segunda economía, primera potencia manufacturera y comercializadora de bienes, segundo consumidor de bienes y receptor de capital foráneo, con la mayor reserva de divisas por muchos años consecutivos. Con estos éxitos, China aporta más de 30% al crecimiento económico global y comparte sus experiencias con numerosos países en desarrollo que marchan hacia la modernización.

-¿Qué políticas aplicaron para lograrlo y qué desafíos todavía enfrentan?

-Como dijo el presidente Xi Jinping, nuestros éxitos no cayeron del cielo ni fueron limosna del prójimo: constituyen frutos de la diligencia, inteligencia y valentía del pueblo chino bajo la conducción del PCCh. Pero siendo el mayor país en vías de desarrollo del planeta, China aún enfrenta retos y dificultades: su PIB per cápita está en el puesto 72° del ranking mundial y hay un desarrollo desequilibrado e insuficiente. Pese a la crisis internacional, China perseverará firme e invariablemente en su propio camino de socialismo con peculiaridades china, ahondando la reforma y la apertura al exterior para hacer realidad el “sueño chino” y, a la vez, edificar una Comunidad de Futuro Compartido de la Humanidad.

-Embajador Zou, ¿Cómo evalúa los comentarios del Presidente Xi sobre la gobernanza nacional y las relaciones internacionales?

-El Pensamiento de Xi Jinping sobre el Socialismo con Peculiaridades Chinas de la Nueva Era encierra un acervo amplio y hondo: comprende los lineamientos tanto de la reforma, el desarrollo y la estabilidad como de la política exterior y los asuntos internos, así como de la gobernanza del PCCh, el Estado y el Ejército. Es la bandera que mantiene en alto el PCCh en los nuevos tiempos y guía clave de la vida política y social nacional. Por eso está consagrado en los Estatutos del PCCh y la Constitución. Propone los rumbos a seguir y novedosas soluciones en temas de gran relevancia, como economía y gobernanza v mundiales, defensa y seguridad, y responde sistemáticamente a la tónica de nuestra era: ¿en qué consiste el socialismo con peculiaridades chinas de nueva época? ¿cómo debe procurarse su desarrollo? En síntesis, se trata de la guía de acción en la lucha del PCCh y del pueblo chino por materializar la gran revitalización de la nación.

-Analistas extranjeros difieren al calificar el proceso chino, su “socialismo con características chinas” y, a la vez, la adopción de elementos que ven como capitalistas. ¿Qué opina?

 -El Pensamiento de Xi Jinping debe interpretarse como el último fruto de la adaptación del marxismo a la realidad china. Se erige como el Marxismo de la China contemporánea y del siglo XXI. El secretario general Xi Jinping, su principal creador, ha cumplido un papel determinante en el nacimiento de este fruto teórico.

  • Embajador Zou, En los últimos 15 años, Argentina y China avanzaron mucho en la cooperación agropecuaria, de infraestructura y financiera. ¿Cómo contribuirá su Embajada a que eso se profundice?

-Los logros fueron enormes. En esos sectores y otros, como ciencia y tecnología. En agroganadería y pesca, China es el principal destino de los productos argentinos. Más de 50% de la carne vacuna y la pesca y más de 85 % de los porotos de soja que exporta Argentina va al mercado chino. Los organismos fitosanitarios de ambos países tienen múltiples protocolos que dan acceso al mercado chino de carne congelada con hueso, carne enfriada, arándanos, cerezas y cerdos, entre otros productos. En agosto, se despachó hacia China el primer embarque de carne porcina local. Más de diez firmas agrícolas chinas, lideradas por COFCO, superaron los mil millones de dólares de inversión en el país y tres pesqueras chinas montaron cinco procesadoras aquí. Las inversiones chinas en agro llevan generados más de 4.200 puestos de trabajo para argentinos. Y creo que se abre un futuro aún más brillante.

-¿Argentina puede salir del estado primario de la mayoría de sus ventas?

-Ambas partes estamos abocadas a explorar canales y modalidades eficientes para fomentar el intercambio comercial de los productos agroindustriales y darles mayor valor agregado. China está dispuesta a colaborar en el desarrollo de terrenos, investigación científica agrícola, obras hidráulicas, transporte y logística, almacenaje y procesamiento e inversiones. Considerando los recursos disponibles y las ventajas industriales de la región, podemos trabajar junto con otros países sudamericanos para impulsar la interconectividad, siempre en pos de beneficios mutuos y ganancias compartidas.

-Mencionó el área de infraestructura.

-Así es, empresas chinas contrataron obras por más de 10 mil millones de dólares. Hay proyectos emblemáticos en marcha, como las represas del Sur, el Belgrano Cargas o el Parque Fotovoltaico Cauchari. Ambas partes trabajan intensamente para concretar lo firmado en las áreas hidroeléctrica, ferroviaria y vial, así como para explorar el gran potencial de las telecomunicaciones, hidrocarburos, puertos, transporte marítimo y fluvial. Hay un doble objetivo de fomentar el crecimiento argentino y brindar oportunidades para empresas chinas que planeen “salir al exterior”. Uds. tienen una ubicación geográfica privilegiada. Sería beneficioso combinar la iniciativa ¨La Franja y La Ruta¨ con la integración regional de Sudamérica.

-¿Y en lo financiero y científico?

-En finanzas, en el primer Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, el Ministerio chino de Finanzas anunció los principios rectores sobre la financiación del desarrollo de esa iniciativa junto a sus pares de 27 países, Argentina incluida, que en junio de 2017 ingresó al Banco Asiático de Inversión en Infraestructura. Y en la Visita de Estado de Xi Jinping en 2018, los bancos centrales de ambos países ampliaron el swap a 130 mil millones de yuanes, una acción práctica que ayudó a la estabilidad financiera argentina. Luego, tenemos la presencia aquí del mayor banco de transacciones de divisas y el banco fideicomiso de activos de Argentina, el ICBC Argentina; el Banco de Desarrollo y el Banco de Exportación e Importación de China también cuentan con grupos de trabajo radicados, y ahora el Banco de China fue autorizado a abrir sucursal en este país. Y en ciencia y tecnología, hoy China y Argentina exploran campos de cooperación en los sectores de energía nuclear, aeroespacial, biotecnología, medicina, big data o ciudades inteligentes. Ya hay concreciones, como la primera fase del parque fotovoltaico en Jujuy, una variedad de soja transgénica desarrollada entre Argentina y la firma Dabeinong y la estación de observación espacial y el radiotelescopio.

 -Embajador Zou, ¿cómo podría reducirse nuestro déficit comercial?

-Damos gran importancia al tema y venimos trabajando desde hace tiempo junto con la parte argentina para elevar tanto la calidad y eficiencia de nuestro intercambio comercial bilateral como su volumen en general, en aras de un desarrollo más equilibrado. China jamás persiguió un superávit comercial con nadie. Tal como dijo el Presidente Xi Jinping: La puerta de China no se cerrará, sino que continuará abriéndose para ampliar su apertura. Por eso, animamos a las empresas chinas a importar más productos argentinos que tengan ventajas. Esperamos que Argentina aproveche plenamente la Exposición Internacional de Importaciones de China (CIIE) y todas las plataformas disponibles para promover sus productos, hacer prosperar la marca “Industria Argentina” e incrementar sus exportaciones a China. La firma de los dos memorándums de entendimiento (MOUs) sobre comercio electrónico y comercio de servicios entre ambos gobiernos debe servir de base para promover y ampliar la colaboración.

-¿Y cómo deberían mejorar los sectores público y privado en Argentina para atraer más inversión?

-China y Argentina gozan de una fuerte complementariedad económica, cuya potencialidad de cooperación está lejos de ser completamente liberada. Las dos partes deben materializar de manera acelerada el consenso alcanzado por los dos mandatarios. Primero, incrementando de forma integral el conocimiento mutuo sobre productos, tecnologías y proyectos, así como políticas tributarias y financieras, leyes, reglamentos, plan de desarrollo y entorno social y humano. Segundo, abriendo el mercado con mayor confianza mutua y cooperación, rechazando el proteccionismo y el unilateralismo. Tercero, facilitando canales e innovar mecanismos de cooperación, de modo que las empresas jueguen a pleno su papel protagónico en el mercado. Cuarto, en vista de la cooperación regional, valdrá enlazar la iniciativa la Franja y la Ruta con el plan de desarrollo sudamericano y explorar la viabilidad de una Zona de Libre Comercio China-Mercosur.

-Embajador Zou, Hablemos más de su país. Todo el mundo reconoce el logro chino en reducción de la pobreza. ¿Puede aprender Argentina de esa experiencia?

-Dentro del fortalecimiento de su poderío integral nacional, ese tema es una prioridad en China. Se invierten ingentes recursos fiscales, humanos y materiales en la lucha contra ese flagelo y aplicando enfoques precisos para inaugurar un camino coincidente con las realidades nacionales. En las cuatro décadas de la Reforma y Apertura, unos 740 millones de habitantes rurales indigentes se libraron de la penuria, y se logró reducir la tasa de pobreza del 97.5% al 1.7%, anticipándonos a los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Se estima que a fines del 2020, China concretará la salida de la pobreza de las 16 millones de personas restantes. Es un milagro en la historia de la reducción de la pobreza de la humanidad. El programa radica en la utilización íntegral de las herramientas, como el desarrollo de producción, la compensación ecológica, la educación y la mejora del bienestar social, para dar cuerpo a un mecanismo estable a largo plazo que aumente la capacidad de “sanguificación” y prevenga una recaída en la pobreza. El éxito chino mundialmente reconocido en este tema se debe al firme liderazgo del PCCh y a la superioridad del sistema socialista. China está dispuesta a intensificar el intercambio de experiencias y la cooperación internacional para contribuir al cumplimiento conjunto de las metas sobre pobreza de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU.

La base de Neuquén y la Doctrina Monroe

-Ciertos medios de Estados Unidos, Europa o locales recelan de la Estación de Observación de Espacio Lejano de Neuquén, aprobada por el Congreso. ¿Hay una estrategia estadounidense de contener la influencia china en América Latina?

-Esa base en Neuquén es una carta de presentación de la cooperación científico-tecnológica sino-argentina. Ambas partes enfatizaron su uso pacífico muchas veces. Así es y nada se oculta. Hoy la base científica presta servicios al proyecto chino de exploración de la Luna y, a la vez permite a los científicos argentinos desarrollar sus propias investigaciones con las antenas del lugar. Numerosos investigadores, estudiantes y periodistas argentinos ya la visitaron, sumándose a las recorridas de representantes oficiales, empresarios y académicos.

-¿Y entonces?

-Pese a todo eso, algunos medios difunden informaciones infundadas respecto a la supuesta utilización militar de la Estación, son mentiras mal intencionadas. Las vinculaciones sino-latinoamericanas cada vez más estrechas son producto de los genuinos deseos e intereses comunes de ambos pueblos, con beneficios para la paz y el desarrollo mundiales. Algunos países deberían desistir en su intento por imponer especulaciones plagadas de intervencionismo. La época de la Doctrina Monroe ya quedó atrás para siempre.

La columna en Clarín, repercusiones y saludos en Xinhua y la opinión de Xuilio Ríos

Fuente Revista DangDai

AN Logo
Suscribite al Newsletter de Acercando Naciones para recibir lo último en información sobre Diplomacia, Cultura y Negocios.