Deportes

Grandes eventos deportivos – Copa del Mundo FIFA 2014 y Olimpíada del 2016

La estrategia de ampliar la reputación brasileña en el exterior pasa, también, por albergar grandes eventos deportivos. Además del buen posicionamiento en términos deportivos en el cuadro de medallas, un buen trabajo como sede de una Copa del Mundo o una Olimpíada refuerza aún más la idea de que Brasil experimenta un importante desarrollo económico y social.

Frente a esa realidad, Brasil presentó su candidatura para ser la sede de eventos deportivos como una decisión de Estado. El proceso
comenzó en el 2002, con la realización de los Juegos Sudamericanos, en las ciudades de São Paulo, Rio de Janeiro, Curitiba y Belém. Fue la primera competición multideportiva realizada en Brasil desde los Juegos Panamericanos de São Paulo, en 1963.

A continuación, Brasil fue la sede de los juegos Panamericanos y Parapanamericanos del 2007, en Rio. La capital carioca también fue
electa para acoger a los Juegos Mundiales Militares en el 2011 y los Juegos Olímpicos y Paraolímpicos del 2016. Finalmente, Brasil fue
definido como sede de la Copa de las Confederaciones del 2013 y de la Copa del Mundo de fútbol, en el 2014, ambas organizadas por la
Fédération Internationale de Football Association (FIFA).

Brasil será el cuarto País en la historia en tener la oportunidad de ser la sede de una Olimpíada y una Copa del Mundo consecutivamente.
Antes de Brasil, solamente México (Copa en 1970, Olimpíada en 1968), Alemania (Copa en 1974, Olimpíada en 1972) y Estados Unidos (Copa en 1994, Olimpíada en 1996) recibieron competiciones consecutivamente.

Un estudio realizado a solicitud del Ministerio del Deporte presentó los impactos económicos de la realización de la Copa del Mundo FIFA 2014 en Brasil. Entre los años 2010 y 2019, el impacto directo total en la economía será de € 21,42 mil millones. Con la recirculación de esos recursos, el impacto llegará a € 81,69 mil millones en la economía brasileña. Estas son algunas de las inversiones:

The strategy to expand Brazil's reputation abroad goes, too, for hosting major sporting events. Besides good positioning sporting terms the medal, a good job as host of a World Cup or an Olympics further reinforces the idea that Brazil experienced a major economic and social development.

Faced with this reality, Brazil submitted its candidacy to host sporting events as a State decision. The process began in 2002, with the completion of the South American Games, in the cities of São Paulo, Rio de Janeiro, Curitiba and Belem. It was the
first multisport competition held in Brazil from the Pan American Games in Sao Paulo, in 1963.

Next, Brazil hosted the Pan American and Parapan American Games 2007 in Rio Rio The capital was also elected to host the World Military Games in 2011 and the Olympic and Paralympic Games 2016. Finally, Brazil was defined to host the Confederations Cup 2013 and the football World Cup in 2014, both organized by the Fédération Internationale de Football Association (FIFA).

Brazil is the fourth country in history to have the opportunity to host an Olympics and a World Cup consecutively. Before Brazil, only Mexico (Cup in 1970 Olympiad in 1968), Germany (1974 Cup, Olympics in 1972) and the U.S. (cup in 1994, Olympics in 1996) received consecutive competitions.

A study conducted at the request of the Ministry of Sport presented the economic impacts of the implementation of the FIFA World Cup 2014 in Brazil. Between 2010 and 2019, the total direct impact on the economy will be € 21.42 billion. With recirculating
these resources, the impact will reach € 81.69 billion in the Brazilian economy. These are some of the investments:

AN Logo
Suscribite al Newsletter de Acercando Naciones para recibir lo último en información sobre Diplomacia, Cultura y Negocios.