Nacional

Generación Centennials y la Política

"La generación del otro": cómo piensan, sienten y viven la política los centennials

La Generación Z y sus características como participantes activos en las próximas elecciones, en la coyuntura y sus modelos ideales

“Trump: tres veces. Compromisos: cero. Y¿dónde están las fechas de las primarias?”. La que se queja es Alexandria Ocasio Cortez, congresista por el distrito Bronx-Queens, Nueva York, mientras muestra el panfleto electoral de su contrincante en las internas demócratas, Jow Crowley, en un documental de Netflix que siguió su campaña 2018 de cerca. El caso de AOC (como la conocen en las redes sociales) fue un hito por lo disruptivo de su victoria: una mujer latina y joven que aboga por la ampliación de derechos progresistas en una sociedad tan conservadora como la estadounidense.

AOC es una de las personalidades elegidas por la Generación Z argentina, los centennials, como líder del partido ideal que desearían votar en las próximas elecciones. Estos jóvenes de entre 16 y 24 años fueron base del estudio de la consultora Ipsos que buscó caracterizar el pensamiento político de este grupo que representa el 22% del padrón electoral y que no encuentra, entre los partidos tradicionales, un modelo que los identifique desde la sensibilidad, globalidad y pluralidad que los caracteriza.

El análisis los define como la “generación del otro” por su sentido de la empatía, por su valoración hacia la autenticidad, por su conciencia del efecto político de las decisiones, por su incomodidad hacia el binarismo y el reflejo de causas que los conmueven y que comparten con otras personas de su edad que quizás, están del otro lado del mundo.

De estas cualidades se desprende que uno de cada dos jóvenes exige que el principal atributo que debería tener el candidato que acceda a la Presidencia este 10 de diciembre será su capacidad para resolver el problema de la inflación, que el 49% reclame que se preocupe por la pobreza (12 puntos por encima de los resultados de la población total); un 43%, que tenga honestidad; el 34%, que esté preparado para manejar una crisis y un 30% dijo que pueda manejar el problema de la inseguridad.

En este sentido, comparten la principal preocupación con la tendencia a la que respondieron grupos etáreos mayores y es porque la crisis económica les duele y les llega desde dos puntos: sus padres y la heladera vacía. Según el estudio, la Generación Z siente una omnipresencia de la recesión ya que se filtra en todos los ámbitos de los que participan y sobretodo, en sus hogares, donde les resulta perturbador y perciben la inseguridad de sus propios padres, quienes les transmiten la difícil situación de empleo en el país y la caída de la calidad de vida.

No ven una salida fácil ni pronta. No consideran que este proceso electoral en particular pueda dar soluciones a la coyuntura al tiempo que su desánimo a la política partidaria actual llega a niveles fuertes. El 46% de los encuestados asegura que nunca sentirá simpatía por la política tradicional. “Me da miedo creer que que ningún candidato va a satisfacer los intereses que tengo”, fue una de las respuestas que Ipsos utilizó como modelo.

Sobre esta apatía, la precandidata por el frente Patria Grande Ofelia Fernández, que fue el caso argentino señalado por los jóvenes encuestados como posible figura de un partido ideal, consideró: “Mi generación tuvo una cantidad notable de procesos propios en los que no hay una idolatría porque sí a los partidos políticos. Esta distancia sucede en términos de interpelación. Los jóvnenes tienen ejes de movilización muy importantes, otro lenguaje y otras prioridades que los hacen alejarse la política de la demagogia”.

“Esta generación está sobrepolitizada en este sentido y tiene un tono muy disruptivo a diferencia del resto de los partidos políticos”, aseguró Fernández en diálogo con BAE Negocios. Durante el trabajo de campo del informe, cuyo contenido está siendo adelantado a los distintos partidos políticos y será publicado íntegramente en los próximos días, los encuestadores notaron que frente a la angustia por una coyuntura sin salida, no había rastros de un Estado como interventor para la resolución de los conflictos.

En este marco, la aspirante a legisladora porteña de 18 años criticó: “En los marcos de las edades encuestadas, su formación política desembocó en la gestión macrista que no generó muchas políticas de Estado de construcción de derechos o algo que pueda generar un vínculo. Crecimos en el kichnerismo en ese sentido y se naturalizó un poco la intervención del Estado”.

Los centennials son una generación que buscan en la política la adhesión a causas que le den importancia a los valores universales y aseguran que estas son las que deben dominar los intereses. La igualdad de género, el respeto por la diversidad, la seguridad social y la preocupación por el medio ambiente son los motores por los que los jóvenes buscan involucrarse y se manifiestan en pos de un cambio.

Tal es así, que el 62% de los consultados aseguró que es bastante o muy importante que los candidatos tomen una posición respecto a la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE); un 84% se mostró a favor de un correcto cumplimiento de la ley de Educación Sexual Integral (ESI) y en relación a otros grupos etáreos afirmó que es tres veces más importante que el próximo presidente se preocupe por el medio ambiente.

No es casual entonces que el feminismo lidere la agenda de temas que persiguen. Para Fernández, “la juventud es esencialmente rebelde y en distintos momentos históricos busca depositar esa rebeldía que es colectiva y refiere a una necesidad de no conformarse y organizarse con otros y otras alrededor de eso para ir generando sentido común entre pares”.

“En los 70’ era la revolución, en los 90’ fue quemar llantas y escuchar los Sex Pistols. Ahora, mi generación lleva adelante ese proceso con el feminismo y con el canaliza esa energía y esa voluntad transformadora”, detalló en conversación con este medio.

Entre la lista también se considera el reclamo por el aborto legal, seguro y gratuito; el trabajo para todos y en especial para los jóvenes; la redistribución justa del ingreso; el desarrollo de una industria nacional; educación de calidad y gratuita; el respeto por la diversidad, entre otros.

¿Cómo sería el partido ideal?

Ofelia Fernández, Alexandra Ocasio Cortez, Emma Watson y Bernie Sandersson las figuras que más nombraron los jóvenes encuestados cuando se les preguntó a quienes eligirían como líderes de un partido político al que votarían porque reuniría las condiciones a las que ellos suscriben.

Según esta caracterización, una candidata ideal sería una mujer joven de entre 35 y 45 años que pueda romper con la brecha generacional y escuchar sus reclamos. Que esté más allá de los mandatos patriarcales, que sea parte del movimiento feminista como modelo de lucha. Que haya tenido una formación social, tenga empatía y se haya hecho “desde abajo”, es decir, fuera del mundo del privilegio. Que provenga del interior y que se defienda su derecho a la intimidad: el modelo de familia no será importante. Además, su color debería ser el verde, como el que identifica a la lucha por el aborto legal y un animal que la represente: un búho, un águila, una ballena o un elefante.

Por Eugenia Muzio

*** 
La parte cualitativa de la investigación se realizó en base a focus group en el área metropolitana de Buenos Aires con jóvenes de distintos niveles socio económicos, que se identificaban ideológicamente con el kirchnerismo, con el macrismo y los que no se sienten representados con ninguno de los dos espacios, mientras que la parte cuantitativa se hizo en función de encuestas on line entre febrero, marzo y abril sobre un total de 1500 casos.

Fuente BAE Negocios

AN Logo
Suscribite al Newsletter de Acercando Naciones para recibir lo último en información sobre Diplomacia, Cultura y Negocios.