Negocios

El gigante asiático pisa fuerte en el Perú y América Latina

Expansión. China cambió su política de adquisición de materias primas y hoy compra los proyectos productivos en la región. Las inversiones chinas en el Perú se encuentran en los sectores estratégicos de nuestra economía, sin embargo en los próximos tres años tendrían una mayor diversificación.

Carlos Bessombes Burgos

La paciencia y el perfil bajo, pero sobre todo la perseverancia que caracteriza a la milenaria cultura china, han hecho que en los últimos 20 años esta se posicione sigilosamente en las principales actividades económicas de nuestro país, como son los sectores minero, pesca e hidrocarburos.

Expansion. China changed its policy of purchasing raw materials and purchase today productive projects in the region . Chinese investments in Peru are in the strategic sectors of our economy , but in the next three years would have a greater diversification.

Carlos Burgos Bessombes

Patience and low profile, but especially perseverance that characterizes the ancient Chinese culture , have made in the past 20 years this is quietly positioned in the main economic activities of our country , such as mining, fishing and hydrocarbons .

La República Popular China, un país con casi 1.400 millones de habitantes, es la segunda economía del mundo, pero es la primera por contribución en términos absolutos al aumento del PIB global. Si bien hasta hace unos años estuvo creciendo a un ritmo de 10%, se calcula que para este 2014 crecerá 7%.

Este aún fuerte crecimiento económico ha impulsado a China a consolidar la estrategia de compras de empresas a nivel internacional debido a que su rápido crecimiento requiere de materias primas que no tiene y por tanto no quiere depender de empresas que les vendan estos productos sino ellos mismos importarlos.

La primera presencia importante china en el país data del año 1992, con el ingreso de Shougang Corporation en Marcona (Nazca). Una transacción estimada en unos US$ 120 millones, recuerda Jorge Manco Zaconetti, investigador de la Universidad Mayor de San Marcos (UNMSM).

Otro hito importante y que marcó una tendencia de inversiones en el Perú se dio en el 2007, cuando la minera estatal china Chinalco adquirió el proyecto de cobre Toromocho a la canadiense Peru Copper por US$ 792 millones. "Las inversiones que tiene China en nuestro país no se reproducen en otros países de la región como Brasil, Chile o Colombia. China ha pensado en el Perú para el largo plazo de sus inversiones. Ellos necesitan energía y sobre todo cobre y hierro", anota Manco Zaconetti.

Razón no le falta, pues China es a nivel mundial el primer consumidor de commodities –como el estaño, mineral de hierro, carbón, acero, zinc, aluminio, cobre, niquel– y el segundo consumidor de plomo y petróleo.

INVERSIONES A LA FECHA

Al 2013 la inversión extranjera directa china en el Perú alcanzó los US$ 1.800 millones. El 48% estuvo concentrada en minería, el 40% en pesca, el 10% en finanzas y el 2% en turismo, según información de la Cámara de Comercio Peruano-China (Capechi). Pero la Embajada de China en el Perú menciona que las inversiones de ese país aquí ascienden a US$ 6 mil millones, cifra que incluiría las transacciones hechas entre terceros en nuestro territorio.

Entre estas adquisiciones destacaron en el 2013 la hecha por la China National Petroleum Corporation (CNPC), la petrolera más grande de China, que compró los activos de la estatal brasileña Petrobrás en el Perú.

Esta adquisición por US$ 2.600 millones incluyó el 100% del Lote X, que produce en promedio 16 mil barriles diarios, el 100% del Lote 58 en donde hace poco se anunciaron descubrimientos de gas natural y condensado. Dentro de este paquete también esta el 46,16% del Lote 57, un yacimiento de gas natural y condensado aún en etapa preoperacional, que comparte con Repsol.

Otra sonada adquisición fue la hecha por la China Fishery Group (CFG), que se hizo de la pesquera Copeínca por US$ 800 millones.

Ya en el 2014, el consorcio integrado por MMG (filial externa de China Minmetals), el grupo Gouxin Investment International y la firma Citic- adquirió la mina de cobre Las Bambas (Apurímac), de propiedad de Glencore Xstrata, por US$5.850 millones. El resultado, la mayor adquisición en el extranjero de la industria minera china y la más grande operación de compra en la historia del Perú.

Se prevé que la adquisición del proyecto Las Bambas implicará un acumulado de más de US$ 19 mil millones de inversión china en el Perú, lo que representa un tercio de la producción minera en nuestro país y el liderazgo de la inversión extranjera en el sector minero peruano.

En ese sentido, Capechi precisa que la inversión comprometida en proyectos mineros para los próximos años asciende a más de US$ 15 mil millones en manos de diversas empresas del sector tanto públicas como privadas. Se estima que China controla hoy un 33% del sector minero peruano.

OPORTUNIDADES- RIESGOS

Según Juan Carlos Mathews, director del Centro de Educación Ejecutiva de la Universidad del Pacífico (UP), en los próximos tres años podría haber una diversificación de las inversiones chinas en el Perú.

"Las últimas delegaciones comerciales han mostrado interés de invertir en infraestructura, en donde tenemos un déficit de casi US$ 90 mil millones, y en el sector agroindustrial ya sea para hacer inversión directa o a través de empresas locales de frutas y hortalizas", explica.

Pero no todo sería luces, pues el investigador Manco Zaconetti advierte que la política laboral china y las remuneraciones no son las mejores.

En Perú, un sueldo promedio para un trabajador minero va entre los S/. 6 mil y S/. 7 mil, como uno de Southern Peru. En tanto que un trabajador en petróleo tiene un sueldo promedio de S/. 4 mil, como uno de Sapet.

"En cambio en China se paga US$ 500 mensuales a un trabajador minero y US$ 100 a un trabajador petrolero. Para ellos en su mentalidad pagar las cifras del mercado laboral peruano es un exceso", alerta.

Manco Zaconetti explica que esta gran diferencia se da porque China tiene un gobierno comunista que asume determinados servicios como vivienda y salud y subsidia otros, como alimentos.

SOCIO COMERCIAL CLAVE

Al cierre del 2013, China se convirtió en la principal potencia comercial del mundo al registrar un intercambio comercial (exportaciones más importaciones) de alrededor de US$ 3.87 billones, con lo que superó a EEUU (US$3.82 billones). El ascenso de China se debió a un aumento de 4,3% en las exportaciones y 8,3% en las importaciones durante ese periodo.

Además, las exportaciones peruanas a China superaron los US$ 7 millones, mientras que las importaciones fueron mayores a los US$ 8 millones, de acuerdo con cifras de la Asociación de Exportadores (ADEX).

Para Juan Carlos Mathews, economista de la Universidad del Pacífico, que China se haya convertido en el principal mercado de nuestras exportaciones se explica porque tenemos muy bien diversificada su canasta exportadora.

Un hecho que resalta el especialista es que en los últimos cuatro años el crecimiento ha sido más rápido en la parte no tradicional, como las manufacturas de madera, productos agrícolas frescos como la uva, y productos hidrobiológicos congelados, como pota y tilapia.

En el 2013 las exportaciones no tradicionales a China crecieron en 35,5% respecto al 2012. Según ADEX, el subsector metal-mecánico creció en 560%, seguido de la exportación de prendas de vestir (203 %). Los subsectores agropecuario y agroindustrial crecieron en 22%.

En tanto que en el 2013 la importación de petróleo y gas natural de China creció en 603%. Mathews agrega que hay más de 200 empresas peruanas que exportan de manera regular a la China, mientras que más de tres mil importan productos chinos en rubros de tecnología y juguetes y alimentan el parque automotor peruano.

"En la tasa de crecimiento, China es un mercado potencial para consolidar nuestras exportaciones, sobre todo las no tradicionales", apunta.

La apuesta de China en la región

En Sudamérica, las empresas chinas han utilizado la modalidad de absorción de firmas privadas occidentales con gigantescas inversiones.

En Venezuela, CNPC, compañía madre de Petrochina, la segunda petrolera mundial en términos de capital, invirtió US$ 28 mil millones en un nuevo proyecto en la Faja Petrolífera del Orinoco.

En Brasil, Sinopec, la más grande refinadora china, adquirió el 40% de la española Repsol en Brasil por US$ 7.100 millones.

En Argentina, Sinopec adquirió la estadounidense Occidental Petroleum por US$2.450 millones. Asimismo, la China National Offshore Oil Corporation (Cnooc) se convirtió en la segunda petrolera en Argentina detrás de la nacionalizada YPF con una serie de multimillonarias adquisiciones parciales de distintas compañías.

Además, durante el 2013, la Inversión Extranjera Directa (IED) china creció 5,3% con un flujo mensual de US$ 9.8 mil millones en promedio.

Inversiones chinas en el Perú

Eduardo Mcbride Quirós Past President de CAPECHI

Con la llegada de Minmetals Group al Perú, se consolida la presencia de dos de las tres empresas mineras más importantes de China. Junto a Chinalco, constituyen las “joyas de la familia” del Estado chino. Así los más altos directivos de estas dos empresas van y vienen del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de China, el más alto nivel ejecutivo de las decisiones del Partido, junto con el Consejo del Estado de diecisiete miembros. A dirigir estas empresas se llega después de pasar por exhaustivos sistemas de selección y luego de haberse desempeñado como funcionarios desde los más humildes cargos distritales. Es la meritocracia china en acción que se embebe de la filosofía de Confucio y del antiquísimo mandarinato chino.

MinmetalsPerú, subsidiaria de China MinmetalsCorp, ha comprado Las Bambas a la suiza GlencoreXstrata, no solo como abastecimiento de materia prima sino para evitar que exista un monopolio en el mundo que logre imponer condiciones que ocasionen que los precios del cobre suban más de lo que ellos, los chinos, esperan. No es un negocio minero, es una estrategia mundial del Estado chino.

Las inversiones chinas en Latinoamérica continuarán. Han anunciado que para el 2020 el 60% de las inversiones chinas a nivel mundial se ubicarán en Latinoamérica y no solo es una declaración lírica, sino que inmediatamente desde el 2007 China está organizando reuniones, un año en Latinoamérica y el siguiente en China, entre los empresarios de ambas regiones. En el Perú se realizó en el año 2011, con la asistencia de más de quinientos empresarios chinos y un millar de latinoamericanos.

Perú aún no es el primer destino de las inversiones chinas en Latinoamérica, ni en cantidad ni en calidad, pero estamos pronto a serlo. Wawei, empresa privada, es la primera inversión electrónica china en el país; esperemos que haya más por venir.

Expansión. China cambió su política de adquisición de materias primas y hoy compra los proyectos productivos en la región. Las inversiones chinas en el Perú se encuentran en los sectores estratégicos de nuestra economía, sin embargo en los próximos tres años tendrían una mayor diversificación. Carlos Bessombes Burgos La paciencia y el perfil bajo, pero sobre todo la perseverancia que caracteriza a la milenaria cultura china, han hecho que en los últimos 20 años esta se posicione sigilosamente en las principales actividades económicas de nuestro país, como son los sectores minero, pesca e hidrocarburos. La República Popular China, un país con casi 1.400 millones de habitantes, es la segunda economía del mundo, pero es la primera por contribución en términos absolutos al aumento del PIB global. Si bien hasta hace unos años estuvo creciendo a un ritmo de 10%, se calcula que para este 2014 crecerá 7%. Este aún fuerte crecimiento económico ha impulsado a China a consolidar la estrategia de compras de empresas a nivel internacional debido a que su rápido crecimiento requiere de materias primas que no tiene y por tanto no quiere depender de empresas que les vendan estos productos sino ellos mismos importarlos. La primera presencia importante china en el país data del año 1992, con el ingreso de Shougang Corporation en Marcona (Nazca). Una transacción estimada en unos US$ 120 millones, recuerda Jorge Manco Zaconetti, investigador de la Universidad Mayor de San Marcos (UNMSM). Otro hito importante y que marcó una tendencia de inversiones en el Perú se dio en el 2007, cuando la minera estatal china Chinalco adquirió el proyecto de cobre Toromocho a la canadiense Peru Copper por US$ 792 millones. "Las inversiones que tiene China en nuestro país no se reproducen en otros países de la región como Brasil, Chile o Colombia. China ha pensado en el Perú para el largo plazo de sus inversiones. Ellos necesitan energía y sobre todo cobre y hierro", anota Manco Zaconetti. Razón no le falta, pues China es a nivel mundial el primer consumidor de commodities –como el estaño, mineral de hierro, carbón, acero, zinc, aluminio, cobre, niquel– y el segundo consumidor de plomo y petróleo. INVERSIONES A LA FECHA Al 2013 la inversión extranjera directa china en el Perú alcanzó los US$ 1.800 millones. El 48% estuvo concentrada en minería, el 40% en pesca, el 10% en finanzas y el 2% en turismo, según información de la Cámara de Comercio Peruano-China (Capechi). Pero la Embajada de China en el Perú menciona que las inversiones de ese país aquí ascienden a US$ 6 mil millones, cifra que incluiría las transacciones hechas entre terceros en nuestro territorio. Entre estas adquisiciones destacaron en el 2013 la hecha por la China National Petroleum Corporation (CNPC), la petrolera más grande de China, que compró los activos de la estatal brasileña Petrobrás en el Perú. Esta adquisición por US$ 2.600 millones incluyó el 100% del Lote X, que produce en promedio 16 mil barriles diarios, el 100% del Lote 58 en donde hace poco se anunciaron descubrimientos de gas natural y condensado. Dentro de este paquete también esta el 46,16% del Lote 57, un yacimiento de gas natural y condensado aún en etapa preoperacional, que comparte con Repsol. Otra sonada adquisición fue la hecha por la China Fishery Group (CFG), que se hizo de la pesquera Copeínca por US$ 800 millones. Ya en el 2014, el consorcio integrado por MMG (filial externa de China Minmetals), el grupo Gouxin Investment International y la firma Citic- adquirió la mina de cobre Las Bambas (Apurímac), de propiedad de Glencore Xstrata, por US$5.850 millones. El resultado, la mayor adquisición en el extranjero de la industria minera china y la más grande operación de compra en la historia del Perú. Se prevé que la adquisición del proyecto Las Bambas implicará un acumulado de más de US$ 19 mil millones de inversión china en el Perú, lo que representa un tercio de la producción minera en nuestro país y el liderazgo de la inversión extranjera en el sector minero peruano. En ese sentido, Capechi precisa que la inversión comprometida en proyectos mineros para los próximos años asciende a más de US$ 15 mil millones en manos de diversas empresas del sector tanto públicas como privadas. Se estima que China controla hoy un 33% del sector minero peruano. OPORTUNIDADES- RIESGOS Según Juan Carlos Mathews, director del Centro de Educación Ejecutiva de la Universidad del Pacífico (UP), en los próximos tres años podría haber una diversificación de las inversiones chinas en el Perú. "Las últimas delegaciones comerciales han mostrado interés de invertir en infraestructura, en donde tenemos un déficit de casi US$ 90 mil millones, y en el sector agroindustrial ya sea para hacer inversión directa o a través de empresas locales de frutas y hortalizas", explica. Pero no todo sería luces, pues el investigador Manco Zaconetti advierte que la política laboral china y las remuneraciones no son las mejores. En Perú, un sueldo promedio para un trabajador minero va entre los S/. 6 mil y S/. 7 mil, como uno de Southern Peru. En tanto que un trabajador en petróleo tiene un sueldo promedio de S/. 4 mil, como uno de Sapet. "En cambio en China se paga US$ 500 mensuales a un trabajador minero y US$ 100 a un trabajador petrolero. Para ellos en su mentalidad pagar las cifras del mercado laboral peruano es un exceso", alerta. Manco Zaconetti explica que esta gran diferencia se da porque China tiene un gobierno comunista que asume determinados servicios como vivienda y salud y subsidia otros, como alimentos. SOCIO COMERCIAL CLAVE Al cierre del 2013, China se convirtió en la principal potencia comercial del mundo al registrar un intercambio comercial (exportaciones más importaciones) de alrededor de US$ 3.87 billones, con lo que superó a EEUU (US$3.82 billones). El ascenso de China se debió a un aumento de 4,3% en las exportaciones y 8,3% en las importaciones durante ese periodo. Además, las exportaciones peruanas a China superaron los US$ 7 millones, mientras que las importaciones fueron mayores a los US$ 8 millones, de acuerdo con cifras de la Asociación de Exportadores (ADEX). Para Juan Carlos Mathews, economista de la Universidad del Pacífico, que China se haya convertido en el principal mercado de nuestras exportaciones se explica porque tenemos muy bien diversificada su canasta exportadora. Un hecho que resalta el especialista es que en los últimos cuatro años el crecimiento ha sido más rápido en la parte no tradicional, como las manufacturas de madera, productos agrícolas frescos como la uva, y productos hidrobiológicos congelados, como pota y tilapia. En el 2013 las exportaciones no tradicionales a China crecieron en 35,5% respecto al 2012. Según ADEX, el subsector metal-mecánico creció en 560%, seguido de la exportación de prendas de vestir (203 %). Los subsectores agropecuario y agroindustrial crecieron en 22%. En tanto que en el 2013 la importación de petróleo y gas natural de China creció en 603%. Mathews agrega que hay más de 200 empresas peruanas que exportan de manera regular a la China, mientras que más de tres mil importan productos chinos en rubros de tecnología y juguetes y alimentan el parque automotor peruano. "En la tasa de crecimiento, China es un mercado potencial para consolidar nuestras exportaciones, sobre todo las no tradicionales", apunta. La apuesta de China en la región En Sudamérica, las empresas chinas han utilizado la modalidad de absorción de firmas privadas occidentales con gigantescas inversiones. En Venezuela, CNPC, compañía madre de Petrochina, la segunda petrolera mundial en términos de capital, invirtió US$ 28 mil millones en un nuevo proyecto en la Faja Petrolífera del Orinoco. En Brasil, Sinopec, la más grande refinadora china, adquirió el 40% de la española Repsol en Brasil por US$ 7.100 millones. En Argentina, Sinopec adquirió la estadounidense Occidental Petroleum por US$2.450 millones. Asimismo, la China National Offshore Oil Corporation (Cnooc) se convirtió en la segunda petrolera en Argentina detrás de la nacionalizada YPF con una serie de multimillonarias adquisiciones parciales de distintas compañías. Además, durante el 2013, la Inversión Extranjera Directa (IED) china creció 5,3% con un flujo mensual de US$ 9.8 mil millones en promedio. Inversiones chinas en el Perú Eduardo Mcbride Quirós Past President de CAPECHI Con la llegada de Minmetals Group al Perú, se consolida la presencia de dos de las tres empresas mineras más importantes de China. Junto a Chinalco, constituyen las “joyas de la familia” del Estado chino. Así los más altos directivos de estas dos empresas van y vienen del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de China, el más alto nivel ejecutivo de las decisiones del Partido, junto con el Consejo del Estado de diecisiete miembros. A dirigir estas empresas se llega después de pasar por exhaustivos sistemas de selección y luego de haberse desempeñado como funcionarios desde los más humildes cargos distritales. Es la meritocracia china en acción que se embebe de la filosofía de Confucio y del antiquísimo mandarinato chino. MinmetalsPerú, subsidiaria de China MinmetalsCorp, ha comprado Las Bambas a la suiza GlencoreXstrata, no solo como abastecimiento de materia prima sino para evitar que exista un monopolio en el mundo que logre imponer condiciones que ocasionen que los precios del cobre suban más de lo que ellos, los chinos, esperan. No es un negocio minero, es una estrategia mundial del Estado chino. Las inversiones chinas en Latinoamérica continuarán. Han anunciado que para el 2020 el 60% de las inversiones chinas a nivel mundial se ubicarán en Latinoamérica y no solo es una declaración lírica, sino que inmediatamente desde el 2007 China está organizando reuniones, un año en Latinoamérica y el siguiente en China, entre los empresarios de ambas regiones. En el Perú se realizó en el año 2011, con la asistencia de más de quinientos empresarios chinos y un millar de latinoamericanos. Perú aún no es el primer destino de las inversiones chinas en Latinoamérica, ni en cantidad ni en calidad, pero estamos pronto a serlo. Wawei, empresa privada, es la primera inversión electrónica china en el país; esperemos que haya más por venir. www.larepublica.peThe People's Republic of China, a country with nearly 1,400 million, is the second largest economy in the world, but is the first contribution in absolute terms by the increase of global GDP. While until recently was growing at a rate of 10 % is estimated to grow 7 % this 2014 .

This still strong economic growth has propelled China to consolidate the purchasing strategy of international companies due to its rapid growth requires raw materials that do not have and therefore do not want to rely on companies that sell these products but they themselves import .

China's first significant presence in the country dates back to 1992 , with the entry of Shougang Corporation in Marcona ( Nazca ) . Estimated at about U.S. $ 120 million transaction Zaconetti recalls Jorge Manco , a researcher at the Universidad Mayor de San Marcos ( San Marcos) .

Another important milestone and marked a trend of investment in Peru was in 2007, when the state acquired the Chinese miner Chinalco Toromocho copper project in Peru Copper Canada for $ 792 million . " Investments in our country China has not played in other countries in the region such as Brazil , Chile and Colombia . Thought China in Peru for long-term investments. They need energy and especially copper and iron " Manco Zaconetti scores .

Not without reason , because China is the world 's first consumer - commodities such as tin , iron ore , coal, steel , zinc , aluminum , copper, nickel and lead and second largest consumer of oil.

INVESTMENT TO DATE

By 2013 China's foreign direct investment in Peru reached U.S. $ 1,800 million. The 48 % was concentrated in mining , 40% in fishing , 10% in finance and 2% in tourism, according to information from the Chamber of Commerce of Peru - China ( Capechi ) . But the Chinese Embassy in Peru mentioned that investments in the country here is U.S. $ 6 billion , a figure that would include transactions between third parties on our territory.

These acquisitions highlighted in 2013 were made ​​by the China National Petroleum Corporation (CNPC ) , the largest oil company in China , which bought the assets of Petrobras Brazilian state in Peru.

The acquisition of U.S. $ 2,600 million included 100% of Lot X , which produces an average of 16 thousand barrels per day , 100 % of Block 58 where recently discoveries of natural gas and condensate were announced. Within this package is also 46.16 % of Lot 57, a reservoir of natural gas and condensate still preoperational stage, he shares with Repsol.

Another high-profile acquisition was made ​​by the China Fishery Group ( CFG ), which is made ​​of fishing COPEINCA for $ 800 million.

Already in 2014, consisting of MMG ( foreign subsidiary of China Minmetals ) consortium, Gouxin Investment International Group and the firm Citic - acquired copper mine Bambas ( Apurimac ) , owned by Glencore Xstrata , U.S. $ 5,850 million . The result , the largest overseas acquisition of Chinese mining industry and the largest purchase transaction in the history of Peru .

It is anticipated that the acquisition of the project will involve a Bambas accumulated more than $ 19 billion of Chinese investment in Peru , representing a third of mine production in our country and the leadership of foreign investment in the mining sector Peruvian .

In that sense, Capechi states that the committed investment in mining projects for the coming years is more than $ 15 billion in the hands of various companies in the public and private sector. It is estimated that China now controls 33% of the Peruvian mining sector.

OPPORTUNITIES - RISK

According to Juan Carlos Mathews , director of the Center for Executive Education at the University of the Pacific ( UP ) in the next three years there could be a diversification of Chinese investment in Peru.

"Recent business delegations have shown interest in investing in infrastructure, where we have a deficit of nearly $ 90 billion , and in agribusiness to either direct investment or through local fruit and vegetable companies ," he explains.

But not everything would be lights , as Manco Zaconetti researcher warns that China's labor policy and the remuneration is not the best .

In Peru , the average salary for a miner goes between S / . 6000 and S / . 7000 , as one of Southern Peru . While oil worker has an average salary of S / . 4000 , as one of Sapet .

" In contrast, in China pay $ 500 monthly to a mine worker and $ 100 to an oil worker . Them in your mind To pay Peruvian labor market figures is overkill " alert.

Manco Zaconetti explains that this difference is because China has a communist government that assumes certain services such as subsidized housing and health and other like food .

KEY BUSINESS PARTNER

At the end of 2013 , China became the largest trading power in the world to register a trade (exports plus imports ) of about U.S. $ 3.87 billion , which exceeded the U.S. ( U.S. $ 3.82 billion). China's rise is due to an increase of 4.3 % in exports and 8.3 % of imports during the period.

In addition , Peruvian exports to China exceeded U.S. $ 7 million, while imports were higher than the U.S. $ 8 million , according to figures from the Association of Exporters ( ADEX ) .

For Juan Carlos Mathews , an economist at the University of the Pacific, China has become the main market for our exports is because we have very well diversified its export basket .

This fact highlights the specialist is that in the last four years, growth has been faster in the non- traditional part , and articles of wood, fresh produce such as grapes and frozen seafood products like squid and tilapia.

In 2013 the non-traditional exports to China grew by 35.5 % compared to 2012. According to ADEX , the metal -mechanical subsector grew by 560 %, followed by the export of garments ( 203 %). The agricultural and agroindustrial subsectors grew by 22%.

While in 2013 the import of oil and natural gas in China grew by 603 %. Mathews adds that more than 200 Peruvian companies that export regularly to China, while more than three thousand Chinese goods imported technology products and toys and feed the Peruvian fleet.

"In the growth rate , China 's potential to strengthen our exports , especially non-traditional market ," he says.

China 's bet in the region

In South America , Chinese companies have used the mode of absorption of Western private companies with huge investments.

In Venezuela , CNPC, PetroChina 's parent company , World oil in terms of capital , invested $ 28 billion in a new project in the Orinoco Oil Belt .

In Brazil , Sinopec , China 's largest refiner , acquired 40 % of the Spanish Repsol in Brazil for U.S. $ 7,100 million.

In Argentina , Sinopec acquired U.S. Occidental Petroleum for U.S. $ 2,450 million. Likewise, the China National Offshore Oil Corporation ( CNOOC ) became the second oil in Argentina 's YPF nationalized behind a series of multimillion partial acquisitions of different companies.

In addition , during 2013 , the Chinese Foreign Direct Investment ( FDI) grew 5.3% with a monthly flow of U.S. $ 9.8 billion on average.

Chinese investments in Peru

Eduardo Quirós Mcbride Past President of Capechi

With the advent of Minmetals Group to Peru , the presence of two of the three largest mining companies in China consolidates. Along with Chinalco , are the " family jewels " of the Chinese state . So the most senior managers of these two companies come and go the Political Bureau of Central Committee of Communist Party of China, the highest executive level of the Party's decisions , together with the Council of State of seventeen. A direct these companies comes after passing exhaustive selection systems and after serving as officers from the humblest district positions . It is the Chinese meritocracy in action is embedded in the philosophy of Confucius and the ancient Chinese mandarins .

MinmetalsPerú subsidiary MinmetalsCorp China has bought GlencoreXstrata Bambas to switzerland, not only as raw material supply but to prevent a monopoly exists in the world able to impose conditions involving copper prices rise more than they the Chinese expect . Not a mining business , is a global strategy of the Chinese state .

Chinese investments in Latin America will continue. They have announced that by 2020 60 % of China's global investment will be located in Latin America and is not just a lyrical statement , but immediately since 2007 China is organizing meetings a year in Latin America and the next in China, between entrepreneurs in both regions. In Peru was held in 2011 , attended by over five hundred thousand Chinese businessmen and Latin Americans.

Peru is still not the main destination for Chinese investment in Latin America , either in quantity or in quality, but are soon to be. Wawei , private enterprise, is the first Chinese investment in the country's electronics ; hopefully there are more to come.

www.larepublica.pe

Compartir en

AN Logo
Suscribite al Newsletter de Acercando Naciones para recibir lo último en información sobre Diplomacia, Cultura y Negocios.