Mundo empresarial

El Fondo Monetario Internacional confirmó que en julio analizará el nuevo IPC de la Argentina

El FMI decidió darle un fuerte espaldarazo a Macri, pero admitió que la situación al menos durante este primer año de mandato será muy delicada. Además, consideró que el acuerdo con los fondos buitre, le permitirá al país lograr una "política macroeconómica más consistente"

Fondo Monetario Internacional mostró gran entusiasmo por los cambios macroeconómicos implementados por la gestión de Mauricio Macri y decidió darle un fuerte espaldarazo. Luego de retomar relaciones con el país, ahora confirmó que volverá a auditar el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que elaborará el INDEC. La titular del organismo, Christine Lagarde, debe informar antes del 15 de julio al directorio el nuevo índice de precios que presentará la Argentina para homologar las estadísticas oficiales. Así se estableció en un anexo especial del informe sobre Perspectivas Económicas para América latina y el Caribe, que el organismo presentó esta semana. "La directora gerente informará nuevamente al directorio ejecutivo sobre esta cuestión a más tardar el 15 de julio. En esa ocasión, el directorio ejecutivo examinará este tema conforme a los procedimientos del FMI", se señaló en el reporte. Se estima que la decisión del directorio llegará hacia agosto, y las autoridades locales confían en que le de al país otro lapso para salir de la moción de censura. Por otra parte, el FMI consideró que el acuerdo que la Argentina logró con los fondos buitre, permitirá al país lograr una "política macroeconómica más consistente". "Después de muchos años de litigio las autoridades llegaron a un acuerdo con numerosos acreedores, lo cual permite que el país regrese a los mercados internacionales de capital", destacó el organismo. El Fondo Monetario difundió este miércoles su último informe sobre las "Perspectivas Económicas de las Américas", a través del cual evaluó que la salida del default "es un paso importante para permitir que la Argentina recupere su posición financiera y acceda al ahorro externo, para financiar el costo de la transición hacia un marco de política macroeconómicamás consistente". En ese trabajo, resaltó que en la Argentina, "el nuevo Gobierno se ha embarcado en unaambiciosa y muy necesaria transición para eliminar los desequilibrios y distorsiones macroeconómicas, que han reprimido la inversión y erosionado la competitividad". Por caso, comentó que en diciembre de 2015 "se redujeron los controles del tipo de cambio, lo que derivó en una devaluación inicial del peso del 40% y cerró la brecha entre los tipos decambio oficial y paralelo; se removieron diversas restricciones sobre el comercio internacional; se anularon o redujeron las tasas de impuestos a la exportación sobre productos agrícolas". "También, se aumentaron las tarifas de los servicios públicos para contener el impacto fiscal de los subsidios energéticos, con mecanismos orientados a mitigar el efecto en los segmentos más vulnerables de la población", añadió. Según el organismo crediticio, "el tipo de cambio, que se había mantenido relativamente estable durante el primer mes de flotación libre, se ha depreciado en aproximadamente un 10% desde mediados de enero". "Esto llevó al Banco Central a primero intervenir en los mercados cambiarios y luegoaumentar fuertemente las tasas de interés para contener las presiones a la depreciación. Aún así, la depreciación del peso y el aumento de las tarifas resultaron en un incrementosignificativo de la inflación en los primeros meses de 2016", advirtió. Para el FMI, la actividad económica argentina "se ha desacelerado en los últimos meses, y, aunque los pronósticos son particularmente inciertos debido a la suspensión de la publicación de algunas estadísticas oficiales clave, se prevé que se contraiga en aproximadamente 1%". En ese sentido, señaló que "esto se debe a que la contribución positiva de las exportacionesnetas tras la liberalización del tipo de cambio se verá más que neutralizada por unacontracción en la demanda interna, a medida que tiene lugar el ajuste a los nuevos precios relativos y los cambios de políticas". "Sin embargo, el nuevo marco de políticas ha mejorado las perspectivas a mediano plazo, y se prevé que el crecimiento del PBI repunte en alrededor del 2¾ en 2017", vaticinó el organismo, en su último informe.
Reciba noticias en su e-mail

Compartir en

AN Logo
Suscribite al Newsletter de Acercando Naciones para recibir lo último en información sobre Diplomacia, Cultura y Negocios.
Tal vez te interese leer