Fiestas nacionales

Eslovenia festeja su Día Nacional

Compartimos el discurso por el Día Nacional de la República Eslovenia del Sr. Janez Janša el Primer Ministro de la República Eslovenia a todos eslovenos en Argentina.

¡Queridas compatriotas, estimados compatriotas, queridas eslovenas y eslovenos!

Este año estamos celebrando el cumpleaños de nuestra patria en un momento extremadamente difícil. Un tiempo que las generaciones anteriores no han vivido y que está cambiando nuestra comprensión del mundo. El mundo enfrenta una de las pruebas más difíciles desde la Segunda Guerra Mundial: la pandemia de coronavirus que ha cambiado mucho nuestras vidas. Eslovenia ganó su primera batalla con el coronavirus, sin embargo, nuestra visión también está dirigida hacia el futuro.
Somos conscientes de que la segunda, así como la tercera, cuarta ola pueden repetirse, y nos estamos preparando para eso. Seguimos con preocupación lo que está sucediendo en Argentina, que ha estado luchando contra este virus insidioso durante varios meses. Nos complace que las medidas adoptadas por el Gobierno argentino estén teniendo efecto, aunque la curva de los infectados sigue siendo bastante alta. Nuestros pensamientos y buenos deseos en estos momentos están con ustedes, nuestros queridos compatriotas, que viven a miles de kilómetros de distancia de su patria.
A pesar de las pruebas difíciles o precisamente por ellas, se encendieron muchas luces de esperanza durante este momento difícil, tanto en Eslovenia como en otras partes del mundo. La solidaridad humana y la ayuda desinteresada se destacaron entre los ciudadanos y entre los países. Durante la crisis del coronavirus las personas se conectaron. En diferentes comunidades se formaron grupos de ayuda para los padres que se quedaron sin el cuidado de sus hijos debido al cierre de escuelas y jardines de infancia. Los jóvenes ayudaron a las personas mayores con las tareas cotidianas. En ausencia de máscaras protectoras, la gente comenzó a coserlas, los sistemas escolares se reorganizaron mediante las clases a distancia, y dentro de los sistemas de salud todos los que sabían que podían contribuir a la lucha exitosa contra el virus con sus conocimientos médicos se han involucrado. Estoy convencido que la solidaridad humana ha encontrado su lugar también en la gran tierra a lo largo del Río de la Plata y que la comunidad eslovena en Argentina se ha conectado aún más fuertemente.
Queridas compatriotas, estimados compatriotas,

Aunque soy consciente de que sus abuelos y bisabuelos, al abandonar su tierra natal, en Argentina tuvieron que vivir en un ambiente diferente que el que conocían, durante todos estos años han construido una comunidad de la que la patria está orgullosa. Para que tantas generaciones puedan mantener la lealtad a la palabra eslovena, al idioma y la identidad nacional, se necesita mucho esfuerzo y, sobre todo, un gran amor por la patria.

Como nación, siempre hemos extraído la fuerza y el coraje de este amor. Gracias a él, "nos pusimos de pie y existimos". Gracias a él, hoy tenemos nuestro propio país.

Cuando nacía el estado esloveno, el anhelo de un estado soberano e independiente era tan fuerte en la comunidad eslovena en Argentina a 12,000 kilómetros de distancia como en casa. De un país que ya no será una madrastra que expulsó a muchos de su país de origen, sino una madre patria.
En todo el mundo, en este momento históricamente más importante de la nación eslovena, los eslovenos han puesto a disposición de su país todas sus habilidades y fortalezas. Ustedes han ayudado mucho para poner fin a los procesos que comenzaron a fines de la década de 1980 y provocar el tan esperado nacimiento de un estado independiente. La patria los llamó y ustedes respondieron. Han sido los mejores embajadores del país emergente y por lo eso les agradezco sinceramente a todos.
Gracias también por mantener la lealtad a Eslovenia con una ceremonia como la de hoy, incluso durante la crisis del coronavirus, que requiere acciones diferentes a las habituales. Y a pesar de las pruebas que todos enfrentamos, no se rindan, sino debido a ellas, sus raíces eslovenas se vuelven aún más profundas y aún más fuertes.

Dios proteja la patria y la nación eslovena en casa y en todo el mundo.

Mis sinceras felicitaciones por el Día Nacional.

Vlada Republike Slovenije
Slovenian Ministry of Foreign Affairs / Ministrstvo za zunanje zadeve RS
Urad Vlade RS za Slovence v zamejstvu in po svetu

Compartir en

AN Logo
Suscribite al Newsletter de Acercando Naciones para recibir lo último en información sobre Diplomacia, Cultura y Negocios.