Turismo

Carnaval de Negros y Blancos en Colombia

El Carnaval de Negros y Blancos se celebra a principios de año en Pasto, Nariño. Una fiesta que dura una semana de alegría, juego y fantasía, en la que participan más de 10 000 artistas, unos 2000 músicos y danzantes.

Aunque la fecha oficial del carnaval es del 2 al 7 de enero de cada año, el preludio comienza el 28 de diciembre (día de los inocentes) cuando algunos niños y grandes pintan con tiza el piso con figuras carnavalescas, en lo que se ha llamado desde hace años el Arcoíris en el asfalto de la calle del Colorado. Hay otros, que prefieren salir a pedalear en familia, para empezar a difrutar de estas festividades.

Cuál es el origen del Carnaval de Negros y Blancos

A través del juego se ha conservado el tradicional Carnaval de Negros y Blancos. Su origen comenzó con la rebelión de los esclavos payaneses en el siglo XVII, quienes exigieron un día libre y la corona española les concedió el 5 de enero, cuando salían a las calles a bailar música africana y a pintar de negro las paredes blancas de las casas.

A principios del siglo pasado fue cuando, “sin querer queriendo”, quedó institucionalizado el día de los blancos. Un par de sastres tomaron la polvera francesa de una dama y con el grito “vivan los blanquitos” empezaron a esparcir polvos a quienes se les atravesaban. Luego la frase se convirtió en “Que vivan los negros y que vivan los blancos”.

Esta fiesta de juego, fantasía y magia, poco a poco fue tomando forma y ahora todo comienza con la ofrenda y consagración a la Virgen de las Mercedes y el carnavalito liderado en su totalidad por niños de la región, quienes salen en desfile a mostrar sus hazañas creativas y lúdicas.

Cada día del Carnaval tiene su motivo

Cada evento del Carnaval es especial, como la conmemoración de la llegada de la familia Castañeda, un grupo familiar de foráneos de los años veinte, que viajaba con todo su equipaje y menaje de cocina para preparar la comida en cualquier lugar y que por casualidad un día se les cruzó por el camino esta fiesta, convirtiéndose en el centro de atención.

Los personajes caricaturescos son representados por la abuela extravagante, la hija lista para casarse de blanco en evidente estado de embarazo y los niños traviesos.

La fiesta continúa el 5 de enero con el Día de los Negros, cuando todos los que quieran participar se dejan embadurnar con pintura negra y si te gusta la rumba puedes escoger el sitio y tu orquesta preferida para dar rienda suelta a tu sentimiento rumbero.

El Día de los Blancos con su desfile magno, es el 6 de enero y es cuando hay que pintarse de blanco con polvo industrial o pintura cosmética.

El desfile de carrozas y bailarines

Este Carnaval se ha convertido en el más importante por la belleza, colorido y originalidad de sus carrozas y disfraces que se muestran a lo largo de siete kilómetros por la llamada Senda del Carnaval, donde al lado y lado se agolpan las personas para aplaudir y arrojar confetis y serpentinas a los participantes que desfilan y bailan al ritmo de la Guaneña, el Trompo Sarandengue, el son sureño, el Chambú, ritmos como sayas y las melodías que se estrenan cada año.

Uno a uno van desfilando los colectivos coreográficos en donde la música y la danza fluyen por las venas de sus integrantes que muestran orgullosos su trabajo de meses.

A este tiempo festivo se suman unas 20 comparsas, 40 murgas, 30 disfraces individuales, 10 carrozas no motorizadas y dos colectivos coreográficos que ratifican porque la UNESCO declaró al Carnaval como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

En el Carnaval también puedes gozar con el concierto de música latinoamericana, el rock representado por bandas locales, nacionales e internacionales; el festival del humor y para el cierre se celebra el Festival del Cuy y la Cultura Campesina, un evento gastronómico que tiene como eje central el plato típico de la región.

Fuente Aviatur

Compartir en

AN Logo
Suscribite al Newsletter de Acercando Naciones para recibir lo último en información sobre Diplomacia, Cultura y Negocios.