Negocios

Argentina, segunda entre los países más atractivos para el ‘carry trade’

Una comparación entre países de la región y otros puntos del planeta pone a Brasil primero. En el último semestre la bicicleta con Lebac rindió 20% anual en dólares.

La Argentina sigue siendo uno de los destinos más atractivos para las inversiones que aprovechan el diferencial entre las tasas de interés y las expectativas a futuro del tipo de cambio. Carry trade en la jerga, bicicleta financiera en la memoria histórica, el cambio de divisas por moneda local para ganar con una tasa de interés que rinde más de lo que sube el dólar es uno de los negocios más atractivos que ofrecen los países de la región y que explica buena parte del aumento en los ingresos de inversiones de cartera en el país. La tasa en Argentina, sin embargo, no es la más atractiva de la región sino la segunda detrás de Brasil.

En base a datos compilados por Reuters para El Cronista, la Argentina perdió el rol de tierra favorita para el carry trade que ostentaba sólo seis meses atrás. En los últimos meses, las tasas en pesos argentinas retrocedieron a un ritmo mayor al que lo hicieron en Brasil, mientras que las expectativas de suba del tipo de cambio avanzaron (aunque muy levemente). Eso empujó al carry trade criollo al segundo puesto del ranking.

El ranking se elaboró de una forma sencilla. Para 9 países (los principales de la región, dos centrales para comparar otras realidades y Ucrania, uno de los paraísos del carry desde que para su pesar quedó en medio de un terremoto geopolítico) se calcula la tasa de interés en moneda local más relevante de cada plaza con el rendimiento esperado del contrato a futuro de dólar a un año en ese mismo mercado. El diferencial entre los dos da el potencial de rendimiento del carry.

Dadas las variables actuales, el mejor spread en la actualidad lo ofrece Brasil. A pesar de que la tasa Selic de referencia está en camino descendente (fue recortada en dos puntos porcentuales en el último semestre), su 12,25% actual alcanza a superar con creces expectativas de suba del dólar del 7,33% para los próximos doce meses. Ofrece un spread del 4,91%, lo que equivale a un rendimiento anual en dólares esperado de esa "bicicleta".

La Argentina, ya sea que se utilice la tasa Badlar de depósitos mayoristas o la tasa de la Lebac a 35 días, es el segundo destino más atractivo para el carry. El futuro de dólar a un año se pactaba ayer a $ 18,18, una tasa implícita del 16,44%, que compara con un rendimiento del 20,25% (Lebac) o del 19,44% (Badlar), lo que arroja un spread del 3,8% al 2,9%. Es una baja respecto del 6,9% de spread que ofrecía la Lebac hace seis meses, cuando Argentina lideraba el ranking.

A los dos líderes no los sigue nadie de cerca. El tercero, con un spread de 1,175%, es Ucrania. Un país en medio de una guerra.

Los inversores utilizan estos spreads para identificar oportunidades, a modo de indicador que señala cuál puede ser un país atractivo. Las operaciones concretas de carry, más tarde, suelen tener como vehículo a distintos activos, no sólo a la tasa de referencia de un mercado. En Argentina, por ejemplo, la Lebac concentra buena parte de las apuestas de quienes cambian sus dólares por pesos, lo colocan a tasa y se cubren de posibles disparadas del tipo de cambio con futuros de dólar (lo que en la jerga se llama un "sintético"). Pero eso no impide que los inversores, dada la volatilidad de otros activos, hagan carry con bonos en pesos o bonos ajustados con CER.

Tampoco la operatoria está exenta de riesgos o volatilidad. Un ejercicio interesante es ver cuál fue el resultado para quienes entraron en esta bicicleta un semestre o un año atrás, porque sueles ser muy distinto al spread que señala la oportunidad.

El carry con Lebac, por ejemplo, prometía 7% pero rindió 20% (por un avance del dólar menor al esperado). Brasil prometía 4,2% y rindió 19% (también, por la apreciación cambiaria).

Fuente El Cronista

AN Logo
Suscribite al Newsletter de Acercando Naciones para recibir lo último en información sobre Diplomacia, Cultura y Negocios.