News

Aporta CNEA los radioisótopos que usa el país y exporta a Brasil

La CNEA provee al país desde el Centro Atómico Ezeiza de los radioisótopos necesarios para cubrir las 2 millones de dosis anuales que se necesitan en total en Argentina. Y exporta solidariamente al Brasil radioisótopos para abastecer otros 2 millones de dosis (1/3 del usado por los brasileños).

La mayoría de los radioisótopos que la Argentina requiere en el ámbito de la salud humana y para aplicaciones agropecuarias e industriales son producidos en este Centro Atómico. Además, en él se gestionan los residuos radiactivos generados en el país.

Situado en el Partido de Ezeiza, provincia de Buenos Aires, el centro de la Comisión Nacional de Energía Atómica cuenta con una dotación del orden de 440 agentes, incluidos becarios e investigadores externos, y es sede del Instituto de Tecnología Dan Beninson.

Se caracteriza por tener grupos técnicos, plantas piloto y semi industriales, y laboratorios con capacidades destacadas en las áreas de producción de radioisótopos, producción y desarrollo de radiofármacos y uso de radiaciones ionizantes, así como también en las áreas de servicio y divulgación de sus aplicaciones.

Instalaciones relevantes:

  • Reactor de investigación RA 3, utilizado para producción de radioisótopos para uso medicinal e industrial, investigación y ensayo de materiales

  • Ciclotrón para Producción de Radioisótopos

  • Planta de Producción de Radioisótopos

  • Planta de Producción de Molibdeno 99 por Fisión

  • Planta de Fabricación de Fuentes Selladas de Cobalto 60

  • Planta Semi Industrial de Irradiación

  • Otras instalaciones: 23 instalaciones, plantas y laboratorios principales y 16 laboratorios e instalaciones menores

En su predio se encuentran instaladas las plantas industriales de las empresas asociadas a la CNEA: Combustibles Argentinos Sociedad Anónima (CONUAR S.A.) y Fabrica de Aleaciones Especiales (FAE S.A.).

Desde el descubrimiento de los rayos X y posteriormente de los isótopos radiactivos, se comenzaron las investigaciones y aplicaciones de los mismos en diagnóstico y tratamiento en Medicina.

Los primeros estudios radiobiológicos realizados en nuestro país tuvieron lugar en el Instituto de Medicina Experimental (actual Instituto A.H. Roffo, dependiente de la Universidad de Buenos Aires) en 1926. Por otra parte, los primeros estudios médicos con radioisótopos se realizaron con 131-I para determinar las causas del bocio endémico en Mendoza.

El equipo de trabajo estuvo constituído por el grupo de Harvard-MIT (USA), liderado por el Dr. John B Stanbury, junto con el Dr Hector

Perinetti y sus colaboradores, del Hospital Central (1949-50). Este estudio fué el primero en el mundo en que se utilizó un radioisótopo en estudios de epidemiología.

En CNEA

Desde sus inicios la CNEA mostró especial atención a las investigaciones y aplicaciones de los radioisótopos y las radiaciones en medicina.
En 1952 se crea el Departamento de Biología y Medicina, y en 1957 la División de Investigaciones Radiobiológicas. Se construye el bioterio y los laboratorios de genética y de rayos X.
En 1962 el Departamento de Medicina y Biología se convierte en Departamento de Radiobiología.

En 1958 se crea el Laboratorio de Medicina Nuclear en el Hospital de Clínicas (UBA), que en 1962 se transforma en el Centro de Medicina Nuclear.

En 1966 se firma el primer Convenio entre la Universidad de Buenos Aires y la CNEA para el funcionamiento del CMN del Hospital de Clínicas.

Un ańo más tarde, mediante un préstamo del BID, se equipa totalmente el CMN con los instrumentos de última generación. A partir de esa fecha el CMN se convierte en un referente local e internacional de excelencia para la formación de recursos humanos en el tema, especialmente en el ámbito latinoamericano.

Continuando con los esfuerzos para el desarrollo de la Medicina Nuclear, en1969 se crea el Centro Oncológico de Medicina Nuclear en el Instituto A H. Roffo en el marco del mismo Convenio entre la Universidad de Buenos Aires y la CNEA. Finalmente en 1991, por acuerdo entre la CNEA, la Universidad de Cuyo y el Gobierno de la Provincia de Mendoza, se crea la Fundación Escuela de Medicina Nuclear de Mendoza (FUESMEN), centro de alta complejidad y de excelencia.

Actualmente el Departamento de Radiobiología comprende tanto a los Centros de Medicina Nuclear como a las Divisiones de I y D. En las mismas se llevan a cabo investigaciones acerca de las alteraciones producidas por radiaciones, contaminantes y carcinógenos en sistemas biológicos, empleando modelos experimentales de distinto grado de complejidad. Asimismo se estudian los efectos terapeuticos de las radiaciones.

Las modificaciones producidas a nivel molecular, así como su reparación y la regulación de los mecanismos involucrados, se estudian en microorganismos de características genéticas determinadas, los efectos sobre células y tejidos se investigan en lesiones de piel y mucosa bucal y en las alteraciones producidas en la remodelación ósea, los efectos sobre la regulación de órganos se estudian en tiroides en condiciones normales y patológicas.

El dańo heredable se estudia en Drosophila. Se investiga además la distribución de dańo por iones pesados en materiales orgánicos e inorgánicos.

Entre los proyectos aplicados pueden mencionarse los relacionados con la modulación (radioprotección y radiosensibilización) de la respuesta a las radiaciones de diferentes órganos y tejidos. De especial interés son los estudios acerca de los efectos sobre tumores y sus aplicaciones (terapia por captura neutrónica en boro, BNCT, y protonterapia), así como sobre aspectos bioquímicos y moleculares relacionados con el cáncer.

Fuente: Prensa Argentina

AN Logo
Suscribite al Newsletter de Acercando Naciones para recibir lo último en información sobre Diplomacia, Cultura y Negocios.