logo
Nacional

Alquileres, "bomba" social a explotar pronto


Berlín vota si expropia viviendas para alquileres.

Quien esto escribe, ya con muchas canas en el pelo y la barba, ha visto distintas etapas en el tema viviendas. Y sobre todo en el tema alquileres.

Lo desagradable, lo casi obsceno , es que en cada una de esas etapas no he visto una mejora en la calidad de vida de los argentinos y las argentinas.

Por el contrario, viven en una constante zozobra, una degradación permanente subyace en la tranquilidad de una familia, producto que no sabe cómo hará para seguir teniendo un techo alquilado, pero si sabe que lo que sus abuelos lograban, el sueño de la casa propia hoy para ellos es casi una utopía.

Nos llenamos la boca con palabras como Libertad, República, Progresismo y promesas escucho de todos los espacios políticos... pero el déficit habitacional sigue , como lo hace la pobreza, aumentando.

A veces me acuerdo que cuando era niño venía el lechero con su carro... y el caballo tenía "anteojeras"... y a veces me parece que algunos dirigentes también tienen esas murallas en los ojos que no les permite ver los ejemplos … los buenos ejemplos del mundo desarrollado.

Nos llenamos la boca hablando de Merkel y Alemania, pero le sacamos el brazo a la jeringa, acallando que esa sociedad tan "libertaria" y respetuosa de la "propiedad privada" y avanzada en la economía de mercado... (y personalmente creo que si lo es) no solo congeló el precio de alquileres sino que tomo medidas que acá hubieran rasgado vestiduras..

Y ni hablemos de nuestra vernácula Ley de Alquileres... que por supuesto se evade cual la peste y no sirvió ni a inquilinos ni a propietarios.

En fin.. como diría Moria Casan.... si queres llorar , llorá... pero no veo que se busquen soluciones y si veo que es una "bomba" social que estallará a corto plazo.
Jorge E. Tuero

Como la inquilinización de las grandes ciudades es un hecho y el precio de los alquileres no para de subir, los gobiernos en los últimos años tomaron diferentes decisiones. Alemania fue uno de los países que más en serio se tomó el tema y decidió congelar el precio de los alquileres por cinco años y establecer un precio máximo de 9,80 euros por metro cuadrado. Cabe aclarar que además en Berlín los contratos de alquiler de vivienda suelen ser por tiempo indeterminado. 

La medida, sin embargo, fue declarada inconstitucional en abril y por eso el congelamiento y el tope van a dejar de tener efecto en 2022. La política de “techo al alquiler”, como se llamó popularmente, frenó la escalada de precios pero al mismo tiempo hizo caer la oferta de nuevas viviendas en alquiler, como sucedió en otras ciudades que implementaron instrumentos similares. El gobierno ahora busca ir por otro camino ya explorado: comprar 14.750 viviendas y 450 locales comerciales para volcarlos al mercado de alquileres y hacer bajar el precio de la capital alemana, donde alrededor del 80% de las familias alquilan su vivienda.  

Pero otro de los problemas que tienen Berlín y muchas otras ciudades europeas es la concentración de la propiedad de las viviendas que se ofrecen en alquiler, muchas veces en manos de grandes inmobiliarias y fondos de inversión (sí, como Evergenade) por lo que el precio del alquiler termina atado a cuestiones que no tienen tanto que ver con el costo -ni mucho menos con la necesidad- real de una vivienda.

Para solucionar ambos problemas (el de la oferta y el de la concentración) a la vez, una organización juntó 175.000 firmas para aprobar un proyecto que busca que el gobierno berlinés expropie -con una remuneración justa- alrededor de 250.000 viviendas en manos de grandes propietarios para volcarlas al mercado de alquiler público a un precio accesible. Esos grandes propietarios son 6 empresas que tienen más de 3.000 viviendas. La más grande de ellas es Deutsche Wohnen, que tiene en su poder 113.600 unidades. No parece poco teniendo en cuenta que el gobierno local estimó que se necesitan 20.000 unidades por año para hacer frente a la creciente demanda.

La iniciativa para expropiar esas 250.000 viviendas se va a votar en Berlín vía un referéndum este domingo junto a las elecciones parlamentarias. Si bien hay quienes creen que aunque gane el “sí” la Corte Suprema marcaría como inconstitucional la ley de expropiación, le pondrían presión al gobierno para resolver el tema. Hace unos meses el propio alcalde de Berlín, Michael Mueller, dijo: “Si 600.000 u 800.000 personas se posicionan sobre algo, los políticos no podemos decir que no nos importa”.  

En Argentina, como sabrás, las consecuencias de la Ley de Alquileres están en debate también en medio de las elecciones legislativas. Claro, sin referéndum para expropiar nada. A propósito de eso, Inquilinos Agrupados publicó una encuesta (digital) donde señalan que el 52% de la población del país destinó más de la mitad de sus ingresos a pagar el alquiler. 

Además, IA realizó un relevamiento de contratos firmados que arrojó que un departamento de 2 ambientes en la ciudad de Buenos Aires salía en septiembre, en promedio, 28.000 pesos. Solo 5.000 pesos menos que el salario mínimo que se actualizó la semana pasada a 33.000. El aumento en la renovación del contrato, marca la misma encuesta, es la parte más sensible: para más de un tercio de las encuestadas a la hora de renovar el contrato la suba fue de más del 70% respecto del precio anterior.

Extractado por ACERCANDO NACIONES de Cenital



En esta nota
#Alquileres
#Problemasocial
#Viviendas
Compartir en

Tal vez te interese leer

Síguenos en redes

Newsletter

Suscribite para recibir las últimas noticias.

Copyright © 2021 Acercando Naciones. Todos los derechos reservados.