Opinión

Alma libre de elegir y no grieta

Es mi intención en estas líneas reflexionar, a cielo abierto, sobre un tema que, parafraseando al presidente Macri, atenaza “el alma de los Argentinos”.

No es lo económico aun con las gravísimas dificultades que el día a día presenta a millones de compatriotas, ni un Poder Judicial que a veces parece estar lejos de la esencia de lo Justo …

Ni siquiera hablo de la “GRIETA” que desde 1810, nos divide entre Buenos Aires y Provincias, Unitarios y Federales, Peronistas y Antiperonistas… Boca, River.

Hablo, quiero hablar, de la falta de opciones, del remanido embudo electoral que obliga a elegir entre Macri  o Cristina, diciendo ambas partes que representan la “verdad” y que elegir al ”otro” significa el “fin de la Argentina”.

Es posible que en 40 millones de Argentinos no haya otras opciones no solo válidas sino que aglutinen el “Alma” de todos?

Hombre y Mujeres que en sus Provincias han demostrado la capacidad de reunir esperanzas de diferentes frentes como fue el caso de Schiaretti en la reciente elección de Córdoba.

No se puede, en el orden nacional, tomar su ejemplo?

En mi libro “La Nueva Ruta de la Seda”, digo que para hablar de negociación comercial transcultural hay que empezar a hablar de POIESIS, es decir Poesía…

Así que permítanme la licencia de enmarcar esta reflexión en la poesía de las letras de un autor uruguayo que habla del ALMA

El siguiente párrafo es de Mario Benedetti.

Con todo respeto me permito transcribirlo textualmente:

“El alma no crece en los árboles, sin embargo se nutre de nuestro entorno, como el cuerpo de la comida.

El alma necesita ser alimentada con visiones hermosas, palabras que llenen... O por quien sabe besar el alma.

Besar el alma es saber tener paciencia, comprensión, y nunca juzgar a nadie, simplemente aceptar a las personas como son... “Besar el alma es abrazarse cuando hay soledad, cuando se está triste...

Sin decir nada, solo sostenerse con ese abrazo de apoyo.

Besar el alma es sentarse juntos cuando no hay necesidad de hablar, cuando solo hace falta el silencio, al no hacer preguntas...

“Besar el alma, es sentir otras manos que dan apoyo fortaleciendo esa esperanza de vida y de compañía. Besar el alma, es decir un te amo con la mirada... Besar el alma... ¡es fácil!, solo basta que decidamos bajar del pedestal del orgullo que muchas veces nos rodea y nos consume.

Besar el alma...

¡Cuántos de nosotros necesitamos de ese beso en el alma que nunca llega!

Pero mientras llega ese beso! besa tú el alma de los demás y pon el corazón en tu mirada!”.

Y es mi deseo anexar la siguiente historia para completar lo anterior:

Un joven fue a visitar a un sabio consejero y le contó sobre las dudas que tenía acerca de sus sentimientos por su familia. El sabio lo escuchó, lo miró a los ojos y le dijo solo una cosa:

-Ámala. ¡Y luego se calló! El muchacho dijo: -Pero, todavía tengo las dudas... -¡Ámala, le dijo de nuevo el sabio! Y, ante el desconsuelo del joven, después de un breve silencio, le dijo lo siguiente: -¡Hijo, amar es una decisión, no un sentimiento! Amar es dedicación y entrega. ¡Amar es un verbo y el fruto de esa acción es el amor

Gobernar como el amar, es entender el alma del Pueblo y sus necesidades y es amar la tierra y su soberanía

Gobernar, como el amar, es dedicación y entrega, es pensar y sentir al Pueblo como el otro a quien vine a servir.

Alguna vez los Partidos Políticos entenderán que el recambio de liderazgo es indispensable, que la rivalidad egoísta y egocéntrica termina con la unión?

Alguna vez los Gobernantes entenderán que gobiernan a TODOS y para TODOS y no para los que conforman su “núcleo duro”?

En lo personal no quiero más embudos electorales….

avatar
Por Dr. Jorge Tuero
Acercando Naciones
AN Logo
Suscribite al Newsletter de Acercando Naciones para recibir lo último en información sobre Diplomacia, Cultura y Negocios.