Política Internacional

Alemania y Francia, Tratado de Aquisgrán

Alemania y Francia están uniendo fuerzas con un tratado ambicioso y comprometiéndose con una Europa fuerte y soberana.

El Gabinete Federal dio su aprobación para la firma del acuerdo entre Alemania y Francia sobre la cooperación e integración. El Tratado de Aquisgrán fue firmado por la Canciller Federal Merkel y el Presidente Macron en Aquisgrán el 22.1.2019.

El nuevo tratado no reemplazará el Tratado del Elíseo de 1963, sino será su continuación. Ambos contratos tendrán la misma validez y deberán ser vistos como un conjunto.

Hace 56 años, con el Tratado del Elíseo, Alemania y Francia extrajeron las lecciones del pasado sangriento y establecieron un nuevo curso histórico. Siglos de supuesta hostilidad hereditaria se convirtieron en la amistad germano-francesa. Una confrontación que lanzó repetidamente a Europa a la guerra y a la destrucción, se convirtió en el motor de la unificación europea.

Prepararse juntos para el futuro

El ministro de Relaciones Exteriores Maas dijo:

“Con el nuevo contrato germano-francés miramos hacia el futuro. Unimos fuerzas para preparar a nuestros países para el futuro en temas como la digitalización, la educación y la tecnología. Y nos unimos para defender una Europa fuerte y capaz de actuar, un mundo pacífico y un orden basado en reglas.”

Para Alemania y Francia, está claro que una cooperación más estrecha no sacrifica la soberanía nacional, sino que fortalece a los Estados. Alemania y Francia, por lo tanto, no solo se apegan al exitoso modelo de la unificación europea. También crean las bases para que las próximas generaciones continúen en este camino.

El tratado intensificará de manera decisiva la cooperación con Francia: en política exterior y de seguridad, en cuestiones futuras, en la cultura y la educación, y en la cooperación transfronteriza. En la UE y en las Naciones Unidas, Alemania y Francia quieren coordinarse incluso más estrechamente que antes.

El objetivo central del Tratado de Aquisgrán es garantizar conjuntamente un futuro. Un proyecto futuro franco-alemán fungirá como foro de diálogo e interfaz entre la política, la industria, la investigación y la sociedad civil, para desarrollar respuestas conjuntas para los nuevos desafíos o las necesidades regulatorias.

Regiones fronterizas en la mira

La convergencia de las regiones fronterizas se promoverá especialmente en el futuro. En particular, se buscará reducir las desventajas originadas por la situación periférica mediante proyectos transfronterizos. Los líderes locales deberán tener la posibilidad de ir más allá de las formas de cooperación transfronteriza que ya son posibles hoy en día.

La atención se centrará en mejoras concretas para la vida cotidiana de los ciudadanos, como el trabajo de las empresas y las administraciones en el área fronteriza: guarderías, atención médica, educación escolar y formación profesional más allá de la frontera, colocación laboral y proyectos de infraestructura transfronterizos.

Al mismo tiempo, se deben encontrar soluciones para la vida cotidiana en la región fronteriza, que pueden ser innovadoras para la integración europea.

Fuente Alemaniaparati

AN Logo
Suscribite al Newsletter de Acercando Naciones para recibir lo último en información sobre Diplomacia, Cultura y Negocios.