Turismo

Maravillas naturales sin parangón

10 maravillas naturales que han roto récords

Las impresionantes características de estos seres vivos los certifican como sobresalientes frente a otros ejemplares; incluso, algunos han entrado a las páginas del famoso libro Guinness Récords. Conoce estas imponentes y magníficas bellezas que destacan en la Tierra.

POR SARA CASTRO

El planeta Tierra ha sido vastamente explorado, y aun así hay lugares tan sorprendentes, grandes o profundos que los científicos no han podido estudiarlos en su totalidad. Pero otros, que por su evidente majestuosidad han acaparado la mirada de muchos, han logrado tener una investigación constante, por lo que sus cifras maravillan.

Volcanes, lagos, playas y hasta países han entrado en el libro Guinness Récords para ratificar que no hay ningún otro accidente geográfico como ellos en este planeta, pero también para evidenciar su importancia en el equilibrio del medio ambiente.

Una de las plusmarca insignia es el Monte Everest. Su altura de 8,848 metros lo convirtió en un atractivo para los más arriesgados escaladores luego de que los permisos para ascenderlo eran cada vez más frecuentes. Pero a él, se suman otros números importantes que pueden asemejar lo imponente del Everest, pero en otras categorías, como montañas o volcanes.

Te compartimos diez maravillas naturales que por sus extraordinarias características han roto récords, reafirmando así el indiscutible poder de la naturaleza.

General Sherman Tree, EE. UU.: es el nombre que se le dio a un imponente ejemplar de secuoya gigante (organismo vegetal más grande del mundo). Este árbol se encuentra en el Parque Nacional de las Secuoyas, en California, y aunque no es el más alto (posee 83.3 metros), sí es el ser vivo con mayor biomasa en el mundo. Sus números más extraordinarios son: 31 metros de perímetros de tronco, 11 metros de diámetro en su base, la longitud de sus ramas van desde los 40 metros y pesan 2,000 toneladas y su corteza tiene más de un metro de grosor.

Islandia: este remoto país puede jactarse de ser la isla volcánica más grande del mundo y ser considerada una de las maravillas en si misma

De acuerdo con los científicos, Islandia sí está expuesta al fondo del océano y se formó por erupciones volcánicas que sucedieron a lo largo de la cordillera del Atlántico medio. A raíz de ello, su paisaje se caracteriza por tener desiertos, montañas y glaciares. Su superficie total es de 103,000 kilómetros, por lo que puedes compararla con Cuba o Guatemala. Aunque se sabe poco de su dinámica económica y poblacional, la ONU ubicó a Islandia en la sexta posición de los países más acaudalados del mundo y el primero en índice de paz global.

Glaciar Lambert, Antártida: ¿Quién podría medir un glaciar? El geógrafo estadounidense John H. Roscoe lo hizo en 1952, y a partir de sus estudios se determinó que era el glaciar más grande del mundo. Esta roca de hielo posee 100 km de ancho, más de 400 km de largo y 2,500 metros de profundidad, cifras válidas para que entrara como una de las maravillas naturales al Libro Guinness Récords. Según los científicos, Lambert drena el 8 % de la capa de hielo de la Antártida. Las pocas fotografías que hay de él se deben a las adversas condiciones meteorológicas que lo rodean.

Gran Barrera de Coral, Australia: es una de las siete maravillas naturales del mundo y el mayor arrecife de coral del mundo. Sus cifras récord son impresionantes: se extiende a los largo de 2,600 kilómetros y posee 35 millones de hectáreas. Es tan inmensa que es el único ser vivo que puede ser vista desde el espacio; incluso, es más grande que la Gran Muralla de China. En este ecosistema se encuentran 70 hábitats diferentes y más de 1,800 especies de peces.

Frying Pan Lake, Nueva Zelanda: este lago se considera la más grande fuente termal del mundo. Y aunque las aguas de esta , considerada una de las maravillas naturales, podrían parecer apetecibles, estas podrían causar importantes quemaduras, ya que son ácidas y tienen una temperatura entre 50° y 60° C. Este manto acuífero nació de una erupción volcánica hace 133 años. En los siguientes años se formó un permanente valle de aguas termales.

Mauna Kea, Hawái: es más alta que el Everest, pero Mauna Kea es una montaña. Ubicada en la isla de Hawái, esta joya natural posee 10,000 metros de altitud, esa cualidad la destaca como uno de los mejores lugares del mundo para la observación astronómica. Los científicos determinaron que tiene una edad aproximada de un millón de años y su faceta de “volcán activo” finalizó hace miles de años atrás.

Hang Son Doong, Vietnam: es la cueva más grande del mundo y para entender sus dilatas dimensiones, aquí caben 40 rascacielos o un Boeing 747. Esta gruta se formó hace tres millones de años y por ello pueden encontrarse impresionantes estalagmitas de hasta 80 metros. Más de 5 kilómetros de largo recorren este espacio donde se encuentran una selva, varios bosques y un río.

Foto EDH / Silverkris.com-Ryan Deboodt

Lago Baikal, Rusia: el récord de este belleza es que es el lago de agua dulce más grande y profundo del mundo. Solo él posee el 20 % del agua dulce no congelada del planeta y también es uno de los pocos con menos turbidez en el mundo. Los biólogos estiman que se formó hace 30 millones de años y posee más de 1,550 especies de animales. Esa importante biodiversidad le permitió obtener, en 1996, la insignia de Patrimonio de la Humanidad otorgada por la Unesco.

Praia do Cassino, Brasil: frente al océano Atlántico Sur se encuentra la playa más larga del mundo, con 254 kilómetros ininterrumpidos de arena y olas. Y es justamente esa extensión la que la colocó en el libro Guinness Récords. Su historia también ubica esta área marítima como el balneario más antiguo de Brasil, con más de 100 años. Por sus grandes cualidades, muchos brasileños y extranjeros disfrutan sus vacaciones de esta infinita playa.

Fuente El Salvador

Compartir en

AN Logo
Suscribite al Newsletter de Acercando Naciones para recibir lo último en información sobre Diplomacia, Cultura y Negocios.