logo
Tecnología

Trabajo remoto, consejos útiles para mejorarlo


7 consejos para organizar tu trabajo remoto

Ya pasada buena parte de la pandemia, muchas empresas están adoptando la modalidad "home office" de manera permanente, algo que supone un problema para aquellos que no son capaces de organizarse de manera eficaz, y terminan perdiendo muchísimo tiempo, ya sea en redes o divagando por internet.

En este artículo descubrirás cuáles son los 7 consejos que ayudaron a un especialista del trabajo remoto, a concentrarse en sus tareas y terminarlas en tiempo y forma.

Los mejores consejos para optimizar tu trabajo remoto

Le preguntamos a Martín Miño de la agencia de LinkBuilding Contenido Patrocinado, cuya labor es 100% remota desde hace más de 7 años, cuáles son los mejores consejos que les daría a quienes presentan dificultades organizativas. Estas son las 7 sugerencias:

Arrancar temprano

Como explica el empleado de la Agencia de Link Building, cuando trabajaba en la oficina notaba que el mismo viaje lo ayudaba a despertarse y estar alerta rápidamente, algo que modificó rotundamente cuando comenzó a desarrollarse de manera remota. Por más que en un principio sea difícil de llevar a cabo, lo mejor es ponerte a trabajar apenas te despiertas, o primero hacer actividad física y luego cumplir con tus obligaciones. Si quieres progresar rápido, trabaja en el proyecto ni bien te levantas, pues de lo contrario correrás el riesgo de tener un desayuno muy extenso y que solo pienses en volver a tu cama.

Organízate como si estuvieras en la oficina

Lo cierto es que, cuando estás trabajando en tu casa, ser tu propio jefe tiene sus cosas positivas y sobre todo negativas, ya que requiere de una gran responsabilidad y disciplina. Para mantenerte organizado, Miño recomienda dividir las tareas en los horarios para realizarlas. Usando la herramienta Calendario de Google, vas a ser capaz de crear eventos y recordatorios para diagramar la jornada.

Destina un ambiente a tu trabajo

No estar en tu verdadera oficina no implica que no puedas crearte un ambiente similar en tu hogar. Tener tu propio espacio bien ordenado y pulcro reducirá notablemente los riesgos de sufrir algún tipo de accidente que perjudique tu desempeño o te arruine el trabajo. Procura que sea un lugar sin ninguna distracción, que no haya televisión ni nada molesto. Además, es importante gozar de buena iluminación para mantenerte despierto y concentrado.

Si no te resulta, sal de tu casa

Cuando veas que lo probaste todo y no te funcionó, simplemente busca otro lugar para trabajar que no sea tu casa. Mucha gente aprovecha para llevarse su laptop e ir a trabajar a una cafetería, para llevar a cabo sus actividades laborales mientras disfrutan de un café calentito con algún acompañamiento. Las bibliotecas y otros sitios con Wi-Fi también te permitirán mantener la productividad.

PROHIBIDAS las redes sociales

Las redes sociales probablemente sean el peor enemigo de un trabajador productivo. Limita drásticamente su uso durante el horario laboral, y consultalas solo unos minutos durante los períodos de descanso. Si te considerás incapaz de hacer esto, apagá el celular y usá internet en una ventana privada para que ninguna de tus cuentas esté logueada.

Trabaja más cuando te sientas productivo

Por más que queramos, absolutamente nadie es capaz de mantener su nivel de productividad alto durante todo el día, y quien te dice que puede, miente. No obstante, es clave conocerte y averiguar tus momentos de productividad diarios para sacarles el máximo provecho. Una vez hecho esto, guarda las tareas más complicadas para esos períodos de concentración extrema, y haz lo más sencillo cuando no estés demasiado motivado. Al iniciar temprano con tus actividades, obtendrás mayor impulso para realizar los objetivos más difíciles que te hayas programado.

Planifica con antelación

Como pasar muchas horas definiendo qué harás en el día puede ser un obstáculo para realizar esos objetivos, lo ideal es siempre planificarlo todo con al menos 1 o 2 días de anticipación. Así evitarás querer cambiar algo sobre la marcha ya que tendrás todos los escenarios bien pensados y contemplados.

Si bien modificar la agenda es importante, más lo es respetar las actividades del día que programaste. Usa tu agenda para organizar tus próximos días y sentir mayor responsabilidad a la hora de trabajar. De hecho, hasta podrías programar los descansos.

Cortesía de Vida Positiva para con ACERCANDO NACIONES



En esta nota
#Trabajoremoto
#Homeoffice
Compartir en

Tal vez te interese leer

Seguí a AN en nuestras redes sociales

Newsletter

Suscribite para recibir las últimas noticias.

martes 03 de mayo de 2022

Copyright © 2022 Acercando Naciones. Todos los derechos reservados.