logo
Internacional

Marie Curie, la mujer que cambió la ciencia moderna


Marie Curie, la mujer que cambió la ciencia moderna

A 153 años de su nacimiento, celebramos y homenajeamos a la científica polaca que, con sus descubrimientos sobre la radiación, se convirtió en la primera mujer en ganar dos Premios Nobel y en cambiar el curso de la investigación fisicoquímica del siglo XX.

Hija de un profesor de física y matemática, y una maestra de piano, Maria Salomea Sklodowska nació el 7 de noviembre de 1867 en Varsovia, que, en ese entonces, todavía pertenecía al imperio ruso zarista. 

Durante sus primeros años, si bien no provenía de una familia demasiado acomodada, sí tuvo un gran incentivo y motivación por la educación y la vida académica. Luego del fallecimiento de su madre y una de sus hermanas, las dificultades familiares y económicas no le quitaron nunca el deseo de estudiar. Al terminar la educación básica, por el solo hecho de ser mujer, no tenía permitido acceder a los estudios superiores. No obstante, eso no amedentró su pasión: viajó a París para ingresar a la Universidad de la Sorbona y consiguió una vacante para estudiar física y matemática como su padre. Mientras, trabajaba como institutriz para mantenerse

Finalmente en 1893, Marie, quien ya se había afrancesado el nombre, se licenció en Física con calificaciones sobresalientes. Un año más tarde, conoció a su futuro marido, el también físico y científico Pierre Curie, de quien tomó el apellido y tuvieron dos hijas. Marie fue más allá y continuó con un doctorado. 

“Las investigaciones sobre la radiación del uranio del físico Henri Becquerel y el descubrimiento de los rayos X por Wilhelm Röntgen ayudaron a Curie a elegir el tema de su tesis: investigaciones sobre sustancias radioactivas. Fascinado por los avances de la investigación de su mujer, Pierre decidió aparcar sus estudios sobre magnetismo para poder ayudarla”, comentaron algunos historiadores que reflexionaron sobre su vida y obra, para el sitio canalhistoria.es. Y agregaron: “Cómplices en lo personal y en lo profesional, Marie y Pierre Curie trabajaron codo con codo en condiciones nada fáciles. En 1898 anunciaron el descubrimiento de nuevos elementos: el radio y el polonio, ambos más radioactivos que el uranio. Sin embargo, no fue hasta cuatro años después cuando pudieron demostrar su hallazgo”.

1903 fue el año del reconocimiento a sus investigaciones. Marie Curie no solo consiguió su doctorado, sino también recibió el Premio Nobel de Física, junto con su marido y Becquerel, por sus investigaciones sobre la radioactividad. A pesar de su importancia, la Universidad de París solo nombró a su marido, en 1904, como catedrático académico y, dos años después, logró ser miembro de la Academia Francesa. Más tarde, y por un accidente de caballos en el que Pierre Curie perdió su vida, Marie ocupó la cátedra de Física de su marido en la Sorbona. De esta manera, no solo llegó a ser la primera mujer en ganar un Premio Nobel, sino también un puesto como catedrática en aquella casa de estudios.

Luego de la muerte de su marido, decidió continuar con sus investigaciones. Muy pronto descubrió que la radioterapia podría ser un tratamiento contra las enfermedades cancerígenas. Esto hizo que los experimentos de Marie ganaran adeptos y se popularizaran enormemente. Gracias a estas investigaciones, Marie Curie ganó su segundo Premio Nobel. Esta vez, en la categoría de Química, en 1911

Curie no solo fue una científica pionera, también tuvo un papel muy importante durante la Primera Guerra Mundial. En aquel periodo bélico, adquirió diversos automóviles y máquinas de rayos X portátiles para crear “ambulancias radiológicas”. Gracias a ello, logró salvar la vida de muchísimos soldados. Así, Marie se convirtió en la directora del Servicio de Radiología de la Cruz Roja francesa.

“Acabada la Guerra, Curie regresó a sus estudios y formó parte de diversas academias científicas como la Academia Nacional de Medicina de Francia en 1922 y obtuvo innumerables reconocimientos. Desgraciadamente, a causa de la radiación a la que estuvo expuesta en sus experimentos, Marie Curie falleció el 4 de julio de 1934”, compartieron los historiadores de aquel sitio historiográfico. En 1995, fue sepultada con honores en el Panteón de París, junto con los restos de su marido.

Por sus aportaciones a la ciencia y a la sociedad, y a 153 años de su nacimiento, Marie Curie se convirtió en una de las mujeres más reconocidas e importantes de la historia. 

Cortesía de Prensa Ministerio de Cultura para con ACERCANDO NACIONES



En esta nota
#MarieCurie
#Ciencia
#Radiación
Compartir en

Tal vez te interese leer

Seguí a AN en nuestras redes sociales

Newsletter

Suscribite para recibir las últimas noticias.

miércoles 25 de mayo de 2022

Copyright © 2022 Acercando Naciones. Todos los derechos reservados.