Imperdible si tenes hijos…

0

Clubes científicos ¡para pasarla bien!

Es una de las propuestas de mayor convocatoria en el Centro Cultural de la Ciencia. Hay para todos los gustos y la entrada es libre y gratuita.

 “En el periodismo importan más la preguntas que las respuestas”, desliza la periodista y dramaturga, Jessica Fainsod, a los chicos que participan del taller “Club científico para periodistas” en el Centro Cultural de la Ciencia C3. Es una tarde calurosa de enero y los chicos “en el diario” tratan la notica sobre el descubrimiento del dinosaurio más grande del mundo, el Patagotitan mayorum. ¿Qué comían? ¿Cómo se defendían? ¿Qué diferencia hay entre una cueva y una caverna? ¿Los dinosaurios tienen sentimientos?, se preguntan y estallan a carcajadas ante las salidas más desopilantes como “¡YouTube no existía en la prehistoria!”. Todo suma para armar la noticia que se plasmará en el periódico mural bajo el título Nuevosaurio, decisión de la mayoría. Aún faltan definir tareas: quién dibuja el título; quién escribe la nota, quien hace un autorretrato de opinión y cuál es la función del corrector. Jessica lleva adelante el taller con mucha cintura, no solo por su oficio de larga data sino también por “Cordones desatados”, diario hecho por y para chicos que dirige con gran compromiso.

En el “Club científico para constructores” los chicos cortan cartulinas, arman formas y pegan. Inspirado en la serie televisiva “Futurama” de Matt Groening, el taller busca que los participantes, a partir del juego constructivo, diseñen ciudades del futuro. Para llegar a esto deberán antes copiar formas 2D a 3D. ¿Cómo? Se les da una hoja con distintas figuras geométricas, allí donde vean un cuadrado deberán plegar una cartulina y hacer un cubo; en un círculo hacer un cilindro y así hasta completar el juego. ¡Ya están listos los constructores para hacer la ciudad flotante que quieran! Y si de inspiración se trata, el cine de dedos (también conocido como flip book) es un gran disparador para el “Club científico para dibujantes”, donde los chicos en grupos realizan producciones animadas utilizando la computadora y la imaginación.

Armando la noticia, copiando formas, creando dibujos animados, los chicos se escuchan, se reconocen y se descubren.

Sobre los clubes científicos

Están dirigidos a chicos y chicas a partir de los ocho años y hay también para pintores, cocineros y fotógrafos. Todos repiten en febrero y se sumarán nuevos como clubes científicos para asquerosólogos, cazadores de sonidos, creadores de energía, inventores y electrojugueteros.

Para tener en cuenta: a cada chico/a que participe de la propuesta se le entregará un carnet de “socio de club”. Aquel que complete ocho sellos recibirá un reconocimiento como “Curiosiólogo de la ciencia en la vida cotidiana” y un juego de Rasti. Los cupos son limitados y no requieren inscripción previa.

El Centro Cultural de la Ciencia abre sus puertas enero y febrero de jueves a domingos de 14 a 20 horas. El C3 está ubicado en el Polo Científico Tecnológico – Godoy Cruz 2270, Ciudad de Buenos Aires. La entrada es libre y gratuita.

Para conocer la agenda de verano visitar: http://ccciencia.gob.ar/

El Centro Cultural de la Ciencia C3 es una iniciativa del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MINCyT) como parte del Programa Nacional de Popularización de la Ciencia y la Innovación. Se trata de un espacio de encuentro e interacción entre la comunidad científica y el público en general, donde los visitantes participan de diversas actividades culturales, recreativas y educativas relacionadas con la ciencia y su mirada sobre el mundo. El C3 tiene como objetivo fomentar la cultura y el pensamiento científico a través de experiencias interactivas y actividades participativas e innovadoras en las que el visitante es el protagonista. Las propuestas de este Centro Cultural están destinadas, por un lado, a brindar herramientas al público para que se apropie del conocimiento científico y tecnológico, y, por otro lado, a difundir las investigaciones y desarrollos que la comunidad científica realiza en el país.

El Programa Nacional de Popularización de la Ciencia y la Innovación se propone estimular las vocaciones científicas y tecnológicas en los jóvenes, promover la cultura científica, contribuir a la comprensión de la importancia de la investigación y de los resultados para el desarrollo de la sociedad, promover la cultura innovadora en pequeñas y medianas empresas y contribuir a la comunicación dentro de la comunidad científica. El Programa actúa de manera directa a través de la ejecución de acciones propias, y de manera indirecta, a través de la promoción de acciones de otros actores sociales.

Como lo demuestra este último caso de uso de la soja, varias partes diferentes pueden participar en una transacción comercial compleja. Mediante el uso de la tecnología Blockchain, el proceso se acelera al tiempo que se vuelve más barato – lo que sin duda será un atractivo para otras empresas. El uso de una plataforma Blockchain también mantiene a todos los interesados involucrados e informados a lo largo del proceso.

Share.

Leave A Reply