Atenderlos o echarlos?

0

Diariamente vemos nuestros centros de salud y  hospitales asistiendo a la realidad que gran parte, quizás la mayoría, son indocumentados de países vecinos, que buscan atención médica de calidad en el nuestro, y que por supuesto e innegablemente aumentan hasta el desborde la capacidad de atención médica de nuestros hospitales… siempre en forma gratuita

Por Jorge E. Tuero

 

 

A quien esto escribe, y por razones de trabajo, le ha tocado vivir o viajar por gran parte del mundo y ocasionalmente ha tenido que atender urgencias médicas en el extranjero… siempre en forma onerosa.

Vemos a diario y conozco personalmente a muchos, médicos y personal de la salud, que aun en conflicto por salarios, aun en condiciones paupérrimas en lo referente a recursos hospitalarios atienden a argentinos, bolivianos, paraguayos, peruanos y cualesquiera por igual y cuando se los confronta, su respuesta es siempre la misma… para ellos no hay nacionalidades hay seres humanos enfermos y han jurado hacer lo indecible para atenderlos y sanarlos.

Sin embargo a los pacientes argentinos y/o residentes, que esperan y desesperan por turnos, que acuden a guardias colmadas y sin camas de derivación, la XENOFOBIA se hace carne y la protesta se eleva y los argumentos se llenan de ira y como decía una carta que se viralizó los argentinos son “los giles del continente”.

Quien es responsable?

Qué hacer?

La respuesta primera y fácil es que se cierre la atención a indocumentados y por ende no se preste atención médica gratuita

Otra respuesta común es que indocumentados y/o extranjeros deban pagar la consulta o atención medica, como ocurre en otros países, aun aquellos de donde proviene la gran masa de extranjeros que buscan atención médica en la Argentina

Quizás,  la solución sea otra 

La mayoría de esos países tiene intercambio comercial con Argentina y parte de ese intercambio, como en el caso de Bolivia es energía o gas, de uso común a toda la población y que el gobierno Argentino debe pagar al Gobierno Boliviano

Así que parafraseando a Jorque Manrique, avive el seso y despierte…

Porque no establecer acuerdos Gobierno a Gobierno, de un “intercambio compensado” entre atención médica gratuita a su ciudadano pagadero con gas u otro como litio o lo que se estableciere

Hoy en la era de la cibernética y los sistemas de control seria facilísimo establecer alícuotas en base a promedios de atención y costos y monitorearlas a través de sistemas de identificación (una SUBE para atención medica que el extranjero debe tramitar en su Consulado) para el individuo que requiere tal atención

U otros sistemas que,  una vez más avive el seso y despierte, se puedan establecer y evitar EL GRAN MAL DE LA XENOFOBIA…

Como decía un famoso Árbitro de Futbol …por lo menos , así lo veo yo

(Las opiniones y afirmaciones de quién escribe son a titulo personal y de su entera responsabilidad y no necesariamente Acercando Naciones comparte o participa de las misma)

Share.

Leave A Reply