El plan que menos se ve en el Gobierno

0

la desburocratización del comercio exterior

Se instrumentaron medidas para agilizar los trámites de Aduana y para mejorar las exportaciones e importaciones de productos

Por Martín Dinatale

Se trata de un plan de reformas sin gradualismo. Es un nuevo esquema que apunta a mejorar la competitividad en el comercio, pero constituye uno de los cambios radicales que está haciendo el Gobierno y que menos se ven: la desburocratización del Estado en relación con las empresas.

Un equipo interministerial liderado por el Ministerio de Producción, la Secretaría de Comercio, Hacienda y la Cancillería está desarrollando un ambicioso programa de medidas internas en el Estado para agilizar los trámites del comercio, simplificar mecanismos burocráticos y apuntar a que en dos años se logre un ahorro estimado en $93.000 millones, es decir, el 1% del PBI.

“Las trabas burocráticas que impone el Estado y la falta de competitividad que esto genera en el mundo de los negocios es uno de los temas que más obsesiona a Macri”, dijo a Infobae un allegado al secretario de Comercio, Miguel Braun, quien coordina en gran medida todo el paquete de resoluciones internas en el gobierno para mejorar todos los factores de competitividad y generar más empleo.

En este plan sin gradualismo y con un shock de medidas se empezaron a eliminar pasos y a digitalizar todos los procedimientos del comercio en la Argentina “para garantizar más transparencia y más eficiencia” , según aducen en el Gobierno. Entre la batería de medidas que ya se lanzaron y las que vendrán en lo inmediato figuran los siguientes:

La Ventanilla única de Comercio Exterior (VUCE). La VUCE será el único punto de contacto para gestionar todas las operaciones de exportación, importación y tránsito en Argentina. Hoy, el 80% ya se carga de forma digital, sin perder tiempo y dinero yendo a distintas agencias de gobierno para presentar papeles. Para fines de diciembre el 100% de los trámites serán electrónicos. Este esquema se implementará en unos 135 oficinas de organismos estatales.

Caución aduanera. Ante la diferencia sobre la clasificación arancelaria de un bien las cargas quedaban demoradas por denuncias técnicas que involucran a un sumario que puede liberarse bajo garantía mientras se resuelve si la denuncia es acertada. Antes, el trámite demoraba siete meses en Aduana, era personal y en papelHoy tarda 72 horas, y es electrónico. Antes poca gente liberaba la mercadería porque te pedían aval bancario (difícil de conseguir) o efectivo (alto costo financiero). A raíz de la implementación del seguro de caución, en un año aumentaron un 80% las liberaciones porque el instituto es accesible. Por ende, hay menos mercadería frenada en puertos y depósitos.

Importación de bienes de capital usados. Por medio de varias resoluciones internas, la Secretaría de Comercio estableció un régimen que permite la importación definitiva para consumo de los bienes usados de ciertas posiciones arancelarias, así como de las partes y piezas importadas a consumo para ser incorporadas a los mismos. Los tributos dependen de la posición del bien. Antes, el trámite demoraba 1 año. Ahora, tarda 30 días: antes de fin de año se bajará a 48 horas. Desde la modificación del régimen se multiplicó por 10 la cantidad de empresas que aplicaron al régimen y se agilizaron inversiones por más de USD 300 millones.

Importación de bienes de líneas de producción nuevas. Es un régimen para la importación de líneas de producción, sin pagar los Derechos de Importación (0%) con el objeto de promover inversiones productivas. Así se incrementó casi el 200 % de los proyectos de inversión.

Canal Rojo. Se agilizaron los mecanismos de control físico de mercaderías en aduana impuestos por norma en regímenes con mucho impacto por cantidad de importaciones diarias. Así, de diciembre del 2015 a diciembre de este año se redujo de 34% a 20% el canal rojo. Esto significa 7100 millones de ahorro en costos operativos para las empresas.

Certificaciones de seguridad eléctrica. La comercialización de productos eléctricos seguros en el mercado local requiere que los productos eléctricos sean certificados en Argentina o por una certificadora con convenio internacional. Antes se tramitaban 500 expedientes por día en el Ministerio de Producción. Ahora se impuso un esquema simple por el que el trámite es 100% digital y el 80% se hace a distancia. Se trata de unas 400 personas que no van al Ministerio de Producción cada día. Desde la Secretaría de Comercio dijeron a Infobae que si el valor de despacho de canal rojo cuesta en promedio U$2000 esto generaría un ahorro potencial de U$1 millón de dólares por día.

Productos elaborados y envasados. Los regímenes de importación, exportación y envases en contacto, relativos a la vigilancia de los productos elaborados y envasados debían sortear trámites muy engorrosos. El promedio del trámite demoraba 7 días y era en papel. Hoy la implementación en TAD de todos los trámites para envases es de 24 horas, excepto casos excepcionales (envases con riesgo alto) 5 días. Esto generó un ahorro del total de $ 221,5 millones.

Según confiaron en el Gobierno, con los cambios que ya hicieron las empresas que tramitan con el Ministerio de Producción se ahorraron 4.000.000 de hojas de papel en trámites. En los trámites que digitalizaron (reduciendo tiempos y requisitos) las empresas se ahorraron $1.070.000.000 de costos de papel, viáticos, certificaciones y gestores, estiman.

Por otra parte, se aplicó un esquema de “Mejores Prácticas” donde hay una idea central de establecer el principio de “silencio por la positiva” donde se establece un plazo para que la autoridad resuelva y en el caso de no cumplirlo el trámite queda aprobado en favor del ciudadano. También se buscó la eliminación de intermediaciones para reducir costos y la clave fiscal 3 sirve para la acreditación de identidad y autorización para realizar todos los trámites. Además, se implementó un esquema de notificaciones electrónicas por el que se habilita una sede electrónica como válida para el envío de notificaciones oficiales y la aplicación de un registro extra en el INAL para que un alimento habilitado para la venta en el país, también lo está para la exportación.

En tanto, se creó Exporta Simple, un régimen simplificado para pequeñas exportaciones puerta a puerta, más rápido y más barato. Está en fase de prueba, pero algunas empresas ya lo están aprovechando. En este plan de agilización de trámites se están usando “Exporta Simple”, un esquema para clientes con volúmenes medios que puedan enviar muestras a los grandes clientes con costos mucho más bajos y tiempos más cortos.

Por otra parte, el Registro Industrial de la Nación, creado en los 70, para que el Estado tenga una radiografía de todas empresas industriales era tan complejo el trámite, que las empresas no se registraban: se pedían estatutos y habilitaciones (documentos que ya tiene el Estado) y demoraba más de 8 meses. Ahora, se buscó aplicar una declaración jurada que está lista en 24 horas y se trabaja con la AFIP para unificar los registros y directamente derogar el trámite.

Todo este paquete de medidas ya está puesto en marcha y algunos mecanismos se instrumentarán en lo inmediato. El esquema forma parte del denominado “plan fitness” del Gobierno para reducir el Estado y desburocratizar la administración pública.

Fuente Infobae

Share.

Leave A Reply