China y su rumbo claro

0

El mundo estuvo pendiente del decimonoveno congreso del Partido Comunista Chino, cuyas sesiones tuvieron lugar entre el 18 y el 24 de este mes. Por supuesto que un evento como este, en el que se traza la hoja de ruta de esta potencia, debe llamar per se la atención. Pero es que esta vez ocurrió en un marco particular en términos del ajedrez geopolítico mundial.

Es una verdad de a puño que el gigante asiático tiene hoy el camino mucho más despejado para llegar a ser la nación más poderosa del planeta. La torpeza de Donald Trump y su errático manejo de las relaciones exteriores pavimentan el camino. De ahí el interés por las novedades que emanaran de esta cita.

Aquí hay que resaltar la consolidación en su cargo del presidente chino, Xi Jinping. Los fundamentos ideológicos de su pensamiento, por decisión del congreso, quedaron al nivel de los de Mao Zedong. Otra señal pasa por la conformación del nuevo comité permanente del partido, su máxima instancia. Todos tienen más de sesenta años, edad máxima para asumir el cargo de presidente. Esto garantiza su permanencia hasta el 2022, fin de su segundo mandato.

No menos importante es el consenso sobre la meta de construir una “sociedad moderadamente próspera” que le permita a China consolidarse como potencia mundial en el 2050. Y aquí hay que decir que al plantearse esta meta no se utilizó el apócope ‘gran’, pero, dada la realidad global, su uso se hace cada vez más pertinente. China, de hacer la tarea, puede convertirse no solo en un país poderoso, sino en el gran país poderoso.

Pero antes deberá, y esto quedó claro en el comité, sortear con éxito más de un obstáculo. El básico es lograr el equilibrio entre el desarrollo y las necesidades de la gente. Esto tendrá que conseguirlo sin apartarse de las bases doctrinarias sobre las que se levanta su modelo económico y manteniendo los vasos comunicantes con los cánones del modelo capitalista que han impulsado su ascenso de las últimas décadas. La fórmula que permita ese balance todavía es un misterio, pero conocedores ven el péndulo moverse hacia un escenario de riendas ideológicas más apretadas

Fuente El Tiempo

Share.

Leave A Reply