Vietnam y el Nuevo Orden Económico del Asia-Pacífico

0

Por Ezequiel Ramoneda

 

 

Los próximos días 11 y 12 de noviembre tendrá lugar en la ciudad vietnamita de Đà Nẵng la XXIX Reunión del Foro de Cooperación Económica del Asia Pacífico, conocido también como APEC por sus iniciales en inglés. La misma incluirá la XXV Reunión Cumbre de los Líderes de las Economías miembros, la cual no será una reunión más, ya que en esta se definirá el Nuevo Orden Económico del Asia – Pacífico.

Desde la última reunión que tuvo lugar los días 19 y 20 de noviembre de 2016 en la ciudad peruana de Lima, el orden económico del Asia – Pacífico, como de otras regiones del mundo, fue sacudido por la llegada a la presidente de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos. Implementando una política exterior de carácter proteccionista en cuestiones comerciales y nacionalista en cuestiones diplomáticas, bajo la noción de “América Primero”, el presidente Trump tomo una serie de medidas, desde los mismísimos primeros momentos de su administración, para reconsiderar los compromisos y acuerdos asumidos por el país en los últimos años, entre otras cuestiones, en materia de comercio internacional.

Así, en lo que hace a la región del Asia – Pacifico, el 23 de enero, a pocos días de haber asumido, el presidente Trump firmó la orden ejecutiva por medio de la cual retiraba a Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, conocido también como TPP por sus siglas en inglés. Se trata de una propuesta que incluye no sólo a economías asiáticas, como Japón, Vietnam, Malasia, Singapur, y Brunei, como también del Asia – Pacífico como Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Chile, México y Perú.

Las negociaciones el TPP se iniciaron en el año 2008, partiendo de un acuerdo preexistente firmado en 2005 por Chile, Brunei, Singapur y Nueva Zelanda, conocido como el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica Estratégica. En los meses sucesivos, junto con los Estados Unidos, se sumaron otros países como Australia, Perú, Vietnam en noviembre de 2008, Malasia en octubre de 2010, México y Canadá en octubre de 2012, y, finalmente, Japón en mayo de 2013. Para fines del 2015 los países interesados habían acordado el documento final del acuerdo, el cual fue firmado en febrero de 2016. Para que entrara en vigor el acuerdo debía ser ratificado por las asambleas nacionales de todos los países firmantes dentro del plazo de dos años, hasta febrero de 2018, o, en su defecto, ratificado por lo menos por seis países que juntos tuvieran un PBI igual o superior al 85% del PBI de todos los firmantes. De aquí que la orden ejecutiva del presidente Trump para que Estados Unidos saliera del TTP vino a ser entendida como un acta de defunción del mismo. A lo anterior, hay que sumar la intensión del presidente Trump de renegociar el Acuerdo de Libre Comercio de Norte América, conocido también como NAFTA por sus siglas en inglés, en el cual participan Canadá y México.

Ahora bien, aunque no formalmente una iniciativa surgida de la APEC, donde se ha planteado una propuesta macro de un Área de Libre Comercio del Asia Pacífico FTAAP a partir de los Objetivos de Bogor del 1994, todos los países firmantes son participantes de la APEC, siendo este el principal ámbito multilateral elegido para reiniciar negociaciones en pos de rescatar lo realizado en el marco del TTP, ahora sin Estados Unidos. En marzo de 2017 tuvo lugar una primera reunión en la ciudad chilena de Viña del Mar, auspiciada por Chile, donde se reunieron los países firmantes del TPP, junto China, Corea del Sur y Colombia, pero sin Estados Unidos, donde acordaron seguí avanzando en el comercio multilateral y la integración comerciales del Asia – Pacífico. Japón se ha transformado en el nuevo campeón de la propuesta, acompañado por Nueva Zelanda. Japón impulso reuniones en julio y septiembre para llegar a ciertos consensos sobre cuestiones técnicas y minimizar las discrepancias de una nueva versión del TPP con vista a la próxima reunión de APEC. Pero también Vietnam ha tenido un rol fundamental en esto, ya que es uno de los países que más se iba a ver beneficiados por el acuerdo caído. En la reunión preparatoria de APEC de Mayo en Hanoi, los ministros de comercio de APEC que participan en el TPP se reunieron en paralelo e instruyeron a los funcionarios bajo sus respectivas carteras ministeriales en evaluar opciones disponibles para realizar el TPP sin Estados Unidos.

Los países Latino Americanos de la APEC, Chile, Perú, y México, que a su vez constituyen junto con Colombia desde 2011 la Alianza del Pacífico tiene también un marcado intereses en avanzar en los acuerdos comerciales en el marco de un regionalismo abierto como forma de favorecer la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas entre las economías de la región, como también estrategia de gobernanza económica frente a los efectos perjudiciales y desestabilizadores de una globalización anómica. La reunión auspiciada por Chile es un signo de esto. Pero también lo es el inicio de negociaciones en junio para la celebración de un acuerdo de libre comercio entre los países miembros de la Alianza del Pacífico y Australia y Nueva Zelanda.

Otro objetivo, además facilitar el comercio entre los países participantes y generar instrumentos para una mejor gobernanza del comercio regional, es que la nueva versión del TTP, incluso sin la participación de los Estados Unidos, busca seguir siendo un contra-balance a la creciente dependencia de varias de las economías regionales con respecto a China. Una China que impulsa a su vez otra propuesta comercial, la Asociación Económica Comprehensiva Regional, conocida también como RCEP por sus siglas en inglés. Esta propuesta reúne exclusivamente a las economías asiáticas que componen a la ASEAN, junto con China, Corea del Sur y Japón. El fracaso del TPP original por la salida de los Estados Unidos, y el retraso que conllevará, a pesar de la voluntad política de algunos países participantes, las renegociaciones para elaborar una nueva versión del TPP, brindaron nuevo Ímpetus a la propuesta impulsada por China.

Así, las próximas reuniones de APEC que tendrán lugar en noviembre en Đà Nẵng y el rol que propiamente tenga Vietnam en ellas serán claves para el nuevo orden comercial del Asia y el Pacifico. Por un lado, para el mismo Vietnam, no sólo por los desafíos que conlleva a su propia economía, al ser un impulsor de la apertura comercial, buscando insertarse en los grandes mercados mundiales a partir del cumplimiento de altos estándares ambientales, laborales, intelectuales y comerciales. Y, por otro lado, para Vietnam en tanto mediador diplomático al participar en las dos grandes propuestas que están en puja, el TPP y el RCEP.

Pujar por una mayor y mejor inserción comercial en la región, a la vez que participa activamente en la definición de condiciones del orden comercial de la misma región en que busca insertarse.  Estos son los desafíos para Vietnam. A lo largo de este año en la reunión de altos funcionarios, y en la próxima reunión de Líderes de la APEC, Vietnam buscará demostrar al mundo que está a la altura del reto.

Cortesía de:

  • Embajada de Vietnam
  • Sección de prensa

 

Share.

Leave A Reply