El Internet de las Cosas..un gran negocio

0

Casi seguro que has escuchado en contadas ocasiones alusiones al Internet de las Cosas Internet of Things (IoT), aunque puede que no sepas todavía qué es y hacia dónde va la industria del Internet de las Cosas.

Pues bien, en resumidas cuentas, el Internet de las cosas es aquello que casi no percibimos, pero que está a nuestro alrededor y cuyo futuro es muy prometedor, según los expertos. Es más, tal y como explica Mark Bartolomeo, quien lidera el Internet de las Cosas para el Desarrollo de Nuevos Productos de Verizon, a Digital Trends, “cuando no notamos la tecnología que está a nuestro alrededor quiere decir que es algo se está haciendo bien”.

Así, en ese contexto, el Internet de las Cosas está presente, por ejemplo, en la alarma de nuestra casa para manejar y controlar nuestra seguridad, en algunos ascensores para monitorear con eficiencia su uso, en varios vehículos o autos para conectarlos a un centro de control en caso de que cualquier incidente o asistencia, en los contadores eléctricos que miden nuestro consumo, incluso de las máquinas expendedoras de refrescos para avisar a la compañía cuándo un producto está a punto de agotarse y reponerlo lo antes posible.

Es más, según su precursor, Kevin Ashton, el Internet de las Cosas está, sobre todo, en nuestro smartphone, cuyos sensores están conectados a Internet y tomando continuas decisiones, como el sensor de la cámara o el GPS.

De esta manera, el Internet de las Cosas está ya muy presente en varias industrias en forma de dispositivos, electrodomésticos y autos inteligentes, drones, etc. Y no sólo eso, sino que según apuntan los expertos, esta industria tiene un gran potencial por delante.

Pero ¿qué motiva a algunas empresas o ciudades a invertir en el Internet de las Cosas? Pues, principalmente, se debe a una reducción de los costos y a la eficiencia.

Sin embargo, todavía existen importantes retos y desafíos en esta industria que va in crescendo.

Según el último estudio de mercado realizado por Verizon sobre el IoT, “la ausencia de estándares, junto con las consideraciones relacionadas con la seguridad, la interoperabilidad y el costo, todavía representan más del 50% de las preocupaciones de los ejecutivos sobre el Internet de las Cosas”.

No obstante, la previsión, según Gartner, es que más de 20,000 millones de “cosas” estén conectadas en 2020 y que esta industria del Internet de las Cosas alcance “los 2 billones de millones de dólares en 2017”. Casi nada, ¿verdad?

Uno de los motivos, según Bartolomeu, es que “en el pasado invertían en el IoT las grandes compañías, pero vamos a tener -en el futuro próximo- más soluciones de extremo a extremo. Y, debido a que los dispositivos van a estar más disponibles, vamos a ver una mayor adopción del Internet de las Cosas por parte de las pequeñas y medianas empresas cuyos beneficios serán aún mayores”.

Por ello, sectores como el manufacturero, el farmacéutico o sanitario, el transporte y la distribución, así como la industria energética y varias ciudades van a seguir apostando por el Internet de las Cosas con el fin de mejorar la vida de sus clientes o ciudadanos. “La sociedad realmente está pidiendo que usemos nuestros recursos naturales de la forma más eficiente posible”, subraya Bartolomeu.

Por ello, con la llegada del 5G, las capacidades y utilidades del Internet de las Cosas aumentarán. “Veremos el Internet de las Cosas aprovechando el 5G para soportar la movilidad autónoma”, es decir, el futuro, o mejor dicho el presente, está en los autos autónomos y en los dispositivos autónomos, como los drones. Y es que la industria de los drones también parece que va a experimentar un crecimiento importante en los próximos años con nuevas aplicaciones la recopilación de más datos para mejorar múltiples servicios.

Asimismo, otro de los caminos que tomará la industria del Internet de las Cosas es la creación de más ciudades inteligentes. Ya hay algunas ciudades que se han rendido al Internet de las Cosas para convertirse en lugares más seguros, sanos y eficientes. Pero, sin lugar a duda, seguiremos viendo muchas más ciudades inteligentes en un futuro próximo.

Así, por ejemplo, Kansas, que junto con Verizon y Xaqt, ha lanzado un portal online que muestra las plazas de aparcamiento disponibles en el centro de la ciudad, mientras que otras ofrecen ya Wi-Fi gratis en algunos espacios o incluyen sensores para recolectar información y mejorar las condiciones del tráfico y la seguridad.

Sin embargo, esto sólo es el comienzo de una potente industria que todavía tiene mucho más que ofrecernos. Veremos a ver hacia dónde nos lleva y cómo mejora nuestro día a día.

Fuente Digital Trends

Share.

Leave A Reply