Consumidor 2020: Las nuevas reglas del juego

0

Imaginen este escenario: Año 2020, los Millennials y sus hijos son compradores en las tiendas, así como los adolescentes de la Generación Z; dispersos entre sus dispositivos móviles y el entorno tratando de capturar algunos segundos de su tiempo, la atención parcial es el nuevo desafío para los retailers.

Los nuevos cambios tecnológicos empoderan a los consumidores para que sean ellos los que decidan cómo sean diseñados los productos y experiencias que consumen. Para construir una relación exitosa con el consumidor de 2020, las marcas deben reconocer el papel creciente del individuo para definir qué y cómo quiere lo que quiere, e incorporar innovaciones tecnológicas que cumplan estas demandantes expectativas.

En el reciente estudio sobre Consumidor 2020, se exponen las nuevas características de los usuarios a las que se enfrentan las empresas.

¿Quién es el Consumidor 2020?

El consumidor ya no interactúa con una tienda, un hotel, un estadio o un medio; ahora posee las herramientas y la habilidad para encarnar los siguientes roles de forma independiente.

  • Es la TIENDA: tiene la tienda en la palma de sus manos.
  • Es el ESTUDIO de diseño: crea zapatos, muebles, productos de belleza con los ingredientes que quiere.
  • Es la PLATAFORMA: conduce las experiencias que quiere a través de las herramientas de su preferencia con las que toma decisiones.
  • Es los MEDIOS: crea sus propios medios y elige consumir el contenido creado por otros como él.
  • Incluso, está impulsando la agenda del CEO, ya que las empresas están experimentando la urgencia de adaptarse a las necesidades y deseos del consumidor en tiempo real.

Algunos datos que describen claramente al Consumidor 2020 son, por ejemplo, que dedican 10 horas al día en las pantallas de sus dispositivos, el 60% señala que no saldría de vacaciones sin sus dispositivos móviles, 89% de los aficionados a un equipo usa sus herramientas móviles para tomar fotos y video y compartirlos en tiempo real. Por otro lado, al 74% de los consumidores no les importaría si las marcas que utilizan desaparecen.

Al mismo tiempo que sucede todo este cambio con el consumidor, las empresas necesitan seguir creciendo, aumentando su productividad y rentabilidad y reduciendo sus costos. La estrategia esencial para sobrevivir en un entorno así de desafiante, es invertir en una base tecnológica que sea lo suficientemente flexible como para adaptarse a cada cambio. En otras palabras, las empresas requieren una arquitectura de red digital (DNA) para tener éxito.

La Red Digital revoluciona la forma en que las empresas diseñan, construyen y administran la red. Esto significa un despliegue más rápido y una administración más sencilla y centralizada de una red inteligente, consiguiendo que múltiples tiendas funcionen de manera más ágil y óptima. También ofrece conocimientos profundos en toda la red para impulsar las experiencias personalizadas y operaciones empresariales más inteligentes.

Una Red Digital como base de la transformación, permite:

  • Brindar una experiencia diferenciada al cliente en todos los canales.
  • Impulsar la excelencia y la productividad.
  • Acelerar el desarrollo de nuevos productos y servicios.
  • Responder a las demandas del mercado con rapidez y flexibilidad.
  • Mejorar las capacidades en toda la cadena de suministro.
  • Proteger y mejorar el valor de la marca.

Sin duda, los próximos años se volverán aún más complejas las demandas y exigencias de los consumidores hacia las marcas, no solo porque el consumidor siempre desea más, sino porque su atención estará todavía más dispersa que actualmente. En la medida que las marcas tengan la capacidad de responder, o incluso anticiparse a estas exigencias y desarrollar experiencias que capturen la atención de los usuarios, lograrán ser líderes de mercado. Esto, solamente puede conseguirse contando con la tecnología adecuada que soporte tal desafío.

Extractado de gblogs.cisco

Share.

Leave A Reply