DISCURSO DE LA SEÑORA CANCILLER DE LA REPÚBLICA DEL ECUADOR ANTE EL FORO LATINOAMERICANO POR LA IDENTIDAD Y LA INTEGRACIÓN

0

Es un honor participar nuevamente en este Foro Latinoamericano por la Identidad y la Integración. La primera vez fue en el año 2012, como Ministra Coordinadora de Patrimonio.

Esta es la sexta ocasión en la que Ecuador participa, por lo que resaltamos el espacio de este Foro, como el espacio de encuentro para reflexionar y compartir nuestros sueños y realidades, sobre la integración latinoamericana.

Reciban un afectuoso saludo de nuestro Presidente, Lenín Moreno Garcés, quien cree profundamente en la integración y la unidad de nuestra América, para superar la pobreza, la desigualdad y la exclusión.

Los valores de la integración latinoamericana

Quiero iniciar recordando unas palabras del patriota Belgrano, ejemplo de ser humano comprometido con la unidad de los pueblos, su libertad y esperanza: “Sirvo a la patria sin otro objeto que el de verla constituida, ése es el premio al que aspiro”

Su vocación de servicio ha trascendido en todos aquellos grandes hombres y mujeres que ha dado Argentina al mundo. Esta es la tierra del “Che”, de San Martín, de las Madres de Plaza de Mayo, como del gran Cortázar, María Elena Walsh.

América Latina, queridos argentinos y ecuatorianos presentes, es un continente en constante movimiento. Como nunca antes, el orgullo de ser latinoamericanos se ha fortalecido. Y esto ha sido posible porque los gobiernos han escuchado las demandas de sus pueblos. Siempre debemos mejorar, aprender de las lecciones de la historia, para no cometer los mismos errores.

América Latina, sin duda, es ejemplo de esfuerzo y dedicación por integrarse. Hemos aprendido que no hay razón para no hacerlo. Comprendemos que es más lo que nos une que lo que nos separa. Unidos ganamos todos. Sin embargo, también sabemos que los ciclos económicos, la dependencia estructural que tenemos con el mundo desarrollado, nos vuelven vulnerables y muchas veces hacen tambalear los avances integradores. En el balance, reconocemos que sí hemos avanzado y que tenemos un rol en la construcción de un mundo multipolar.

No estamos exentos de contradicciones, de diferencias a veces sentidas como irreconciliables, pero la historia nos demuestra que somos un continente lleno de vida, de propuesta, de esperanza, somos el continente  de la diversidad, la creatividad.

El camino para servir a nuestras repúblicas, a nuestras naciones, a nuestros pueblos, se llama UNIDAD. La unidad es el diálogo permanente, el respeto a las diferencias, a decidir el sendero que debemos transitar.

Ya en mi intervención del 2012, decía que Ecuador y América Latina tienen la gran responsabilidad de ser creativos. Hoy que enfrentamos los efectos de una crisis internacional que no la provocamos, debemos ser creativos en las soluciones a nuestros desafíos económicos, en las respuestas a las crisis internacionales. Recuperar el Estado, no hay duda, ha permitido un salto cualitativo en la región. Millones de personas han salido de la pobreza y tenemos la tarea enorme de no permitir que nuevamente regresen a ella.

¡La pobreza y la desigualdad son la mayor tragedia que vive nuestra América Latina!

Ecuador una nueva geopolítica en acción

Ecuador, desde el 2006, ha tenido muchos logros en su esfuerzo por alcanzar justicia con equidad, por hacer realidad el Buen Vivir. Aún tenemos retos para erradicar la pobreza extrema, generar más empleo, asegurar servicios de calidad para todos y todas.

Ahora, el Presidente Lenín Moreno Garcés, impulsa el Plan Toda una Vida, que protege los derechos de las personas desde su nacimiento, con educación, salud, vivienda, empleo, recreación y deporte. Considera que un país y un gobierno responsables deben cuidar a sus ciudadanos ”toda una vida”.

Para nuestro gobierno, la inclusión es una prioridad, por eso es primordial atender a las personas con discapacidad, con enfermedades catastróficas. Para esto contamos con las brigadas “Las Manuelas”, que recorren el país no sólo atendiendo a las personas con discapacidad, sino también en campañas para erradicar la violencia contra las mujeres y el consumo de drogas.

Los jóvenes son también una responsabilidad, con quienes se ha establecido el programa “impulso joven”, basado en la generación de empleo y créditos para emprendedores.

Para los adultos mayores, está el programa Mis Mejores Años, que les brinda cuidados, acompañamiento y seguridad social.

Así el Ecuador hoy cuida a sus ciudadanos, toda una vida.

Este Ecuador que construimos cada día, nos ha exigido no solo pensar en lo doméstico, sino comprometernos a pensar la potenciación de nuestras relaciones internacionales en los escenarios multilaterales.

Para ello, nos basamos en la defensa de los principios de autodeterminación de los pueblos, el impulso de la cooperación, la integración y la solidaridad. De igual manera, condenamos la injerencia de los Estados en asuntos internos de otros Estados y cualquier forma de intervención. Así lo manda nuestra Constitución.

Creemos firmemente en la construcción de la paz en el mundo. Por eso luchamos incansablemente por el diálogo para resolver los conflictos. Ejemplo de esto es nuestra participación como sede permanente de los procesos de diálogo entre el Estado colombiano y el ELN.

Al mismo tiempo propugnamos el principio de ciudadanía universal, la libre movilidad de todos los habitantes del planeta y el progresivo fin de la condición de extranjero como elemento transformador de las relaciones desiguales entre los países.

En lo multilateral, trabajamos por la democratización de los organismos internacionales. Proponemos avanzar en la conformación de un orden global multipolar: constituido de bloques económicos y políticos regionales para lo que las relaciones horizontales entre países son fundamentales.

Con respecto a nuestra región, impulsamos de manera prioritaria “la integración política, cultural y económica de la región andina, América del Sur y de Latinoamérica”. Esto no es solo nuestro compromiso, sino un mandato constitucional.

Ecuador se suma a las voces de miles de millones de ciudadanos, que reclaman un sistema de comercio e inversión justo, solidario, equitativo. Requerimos una nueva arquitectura financiera global, donde el capital especulativo no ponga entre la espada y la pared a millones de seres humanos.

Ecuador también se ha unido al concierto de las naciones que claman por combatir el cambio climático, que junto a un potencial conflicto nuclear, son los mayores peligros que enfrenta la humanidad.

Por eso, hace pocas semanas, en el corazón de la Amazonía, nuestro Presidente, Lenín Moreno, ratificó el Acuerdo de París, al igual que 156 Estados. Desde allí, hizo un llamado a cuidar nuestra casa, la casa de todos que es, nuestro planeta. Recordó que nuestra Constitución fue la primera en el mundo en reconocer los derechos de la naturaleza.

Esta es la voz del Ecuador en el mundo.

Como Estado, como Gobierno estamos comprometidos con la promoción y protección de los derechos humanos. Esto implica tanto los derechos económicos, sociales y culturales, como los civiles y políticos. Implica proteger los derechos de los pueblos y nacionalidades indígenas y afrodescendientes, de las personas con discapacidad, de las mujeres, de los niños y niñas, así como erradicar toda forma de discriminación.

Sin duda, nuestra lucha tiene que ser contra la desigualdad.  Es inadmisible lo que vivimos ahora, que en el mundo “8 personas poseen la misma riqueza que la mitad más pobre de la humanidad”, según el informe de la organización OXFAM. Esta injusticia es un atentado al derecho al desarrollo y vulnera nuestra capacidad de integrarnos.

El Gobierno ecuatoriano impulsa la corresponsabilidad de todos los actores nacionales e internacionales en la protección de los derechos humanos. Ecuador está liderando la negociación de un nuevo instrumento jurídicamente vinculante sobre empresas transnacionales y derechos humanos.

Varios gobiernos y organizaciones sociales coinciden en la necesidad que se garantice que las empresas transnacionales protejan efectivamente los derechos humanos en todos los lugares en los que operen y que se establezcan los más altos estándares sociales y ambientales así como mecanismos claros de remediación en caso de afectaciones.

Inclusión una prioridad

 En la promoción de los derechos humanos, quisiera destacar nuestro trabajo para las personas con discapacidad. El ejemplo más claro es la Misión Manuela Espejo, que permitió garantizar los derechos de las personas con discapacidad. Bajo el liderazgo del Presidente Lenín Moreno, con esta cruzada nacional, se devolvió la dignidad a la sociedad ecuatoriana.

Luego, como Enviado Especial sobre discapacidad y accesibilidad, Lenín Moreno lideró acciones para garantizar que la Convención de las Naciones Unidas para personas con discapacidad se aplique y avance en su universalización.

Movilidad Humana

 Promovemos el derecho a la movilidad humana. Nuestro país garantiza la protección de nuestros migrantes en el exterior, como también garantiza los derechos a las personas extranjeras que viven en nuestro país.

De acuerdo al ACNUR, en Ecuador se encuentra la mayor población refugiada en América Latina, más de 80 mil personas.

Cada uno de ellos se integra al país. El Ecuador no tiene campamentos de refugiados. Promovemos su inclusión activa. En febrero de este año, se promulgó la Ley Orgánica de Movilidad Humana que ha recibido el reconocimiento de organismos como el ACNUR y la OIM, como un hito legal en materia de respecto de los derechos de las personas en movilidad.

Acá en Argentina hay una comunidad de casi 3 mil ecuatorianos residentes en ciudades como Buenos Aires, La Plata, Córdoba y Mendoza. A ellos nuestro gran cariño y que sepan que siempre los esperamos con los brazos abiertos.

Integración Latinoamericana

Queridos amigos y amigas, Ecuador promueve, como ya señalamos, la integración regional. El continente exige fortalecer la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), el mayor foro de concertación política con el que contamos. Cada día debemos construir las condiciones para consolidar a la región como “zona de paz”.

¡América Latina es nuestra! ¡Las Malvinas son argentinas y por tanto Latinoamericanas!

Tenemos una agenda común en varios temas:  los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el combate al cambio climático, la complementariedad económica, la movilidad humana, el cambio de la relación de los Estados con las transnacionales, la justicia fiscal y el financiamiento para el desarrollo, entre muchos otros.

UNASUR

 Quiero referirme también a la importancia de UNASUR, que tiene grandes responsabilidades como mecanismo de integración suramericano.

Debemos seguir impulsando los varios Consejos: infraestructura, educación, salud, defensa, cultura, el problema mundial de las drogas, desarrollo social, ciencia y tecnología, seguridad ciudadana, justicia y coordinación de la lucha contra la delincuencia organizada.

UNASUR es la esperanza de Suramérica, articulando a subsistemas de integración específicos. Reconociendo los diferentes intereses y visiones, UNASUR se diseñó para fomentar el bienestar de nuestros Pueblos.

Como Ustedes conocen, en Ecuador está la sede de la Secretaría General, y estamos siempre dispuestos a contribuir como lo hemos hecho a una real integración, a encontrar los caminos más adecuados para la urgente elección del Secretario General.

La CAN en pro de la unidad

 Desde el pasado mes de mayo Ecuador ejerce la Presidencia de la Comunidad Andina de Naciones. En este período buscamos terminar con el proceso de reingeniería del organismo, avanzar en la interconexión eléctrica, la confluencia con otros mecanismos de integración como el MERCOSUR, la aprobación del estatuto migratorio andino y fortalecer el trabajo en el ámbito del turismo y ambiente.

Contribuiremos, también, desde el ejercicio de la Presidencia del G77 + China, a promover los intereses del Sur Global.

Diálogo nacional y Agenda de Política Exterior

Brevemente quisiera compartir con ustedes que el Presidente Lenín Moreno ha iniciado un proceso de diálogo nacional.  Mediante este proceso participativo, nuestro gobierno está construyendo el Plan Nacional de Desarrollo.

En este marco, la Cancillería se encuentra elaborando la Agenda de Política Exterior para el período 2017-2021, en un proceso igualmente participativo, con la realización de 10 mesas de diálogo en todo el país.  Es muy interesante ver el interés que tienen organizaciones sociales, académicos e instituciones de ser parte de la construcción de la agenda de política exterior.

Nuestra política casa adentro y casa afuera es coherente con el respeto a los derechos y el futuro de la humanidad que son indisociables de los derechos de la naturaleza.

Despedida

Queridos amigos argentinos y compatriotas ecuatorianos, tenemos historias compartidas, historias que se repiten en cada rincón de nuestra Suramérica.

Más de una década de grandes logros deben continuar. Todos comprendemos que no podemos retroceder como sociedades.

Debemos ser innovadores y como representantes de nuestros pueblos, tenemos la ardua tarea de lograr la unidad.

Las palabras nunca alcanzan cuando lo que hay que decir desborda el alma

Finalmente, como diría el gran escritor argentino Julio Cortázar: “Las palabras nunca alcanzan cuando lo que hay que decir desborda el alma”.

Siempre nos encontraremos juntos en los grandes desafíos que nuestra América Latina demanda.

Muchas gracias.

Share.

Leave A Reply