El futuro se construye hoy… y la universidad en la escuela primaria

0

¿Por qué China saca la mejor nota en educación financiera?

La educación financiera es una habilidad imprescindible para la vida. Por eso, los bajos resultados que han obtenido, en general, los estudiantes de 15 años en el Informe PISA sobre Competencia Financiera, resultan preocupantes. Ante esta situación, no está de más analizar al país que ocupa el número 1 en el ranking: ¿Qué está haciendo China que no hagan los demás?

Las regiones de China (Pekín, Shanghai, Jiangsu y Cantón), que se han presentado al examen PISA, han encabezado el ranking de competencia financiera con una media de 566 puntos; una puntuación muy por encima de los 481 puntos de media de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Bélgica, con 541 puntos y Canadá, con 533, han sido los siguientes en conocimientos de la materia, a bastante distancia del país asiático. ¿Cuáles son las claves para explicar los resultados de China en esta evaluación?

1. Antes de actuar, medir

Las políticas nacionales para mejorar el grado de educación financiera en la población han sido decisivas para China. Sin embargo, antes de realizar ningún movimiento, las instituciones financieras del país, lideradas por People’s Bank of China, realizaron una macroencuesta para determinar el nivel de sus ciudadanos en esta materia. Los resultados, que se actualizan cada dos años, han sido determinantes para establecer una hoja de ruta, una guía de buenas prácticas y unos objetivos a nivel nacional, basados en las necesidades reales de las personas.

2. Campañas de impacto

La política nacional de educación financiera en China da prioridad a la inversión en recursos educativos para los más jóvenes, pero sin olvidar a los adultos. Las distintas campañas que se realizan sobre temas de actualidad, relacionados con la educación financiera, son muy influyentes y tienen un impacto amplio en la población. De esta forma, se garantiza que los contenidos lleguen a todas las regiones de un país muy extenso, en el que hay una gran diversidad de población.

3. Planes de estudio

China cuenta en sus planes de estudio con asignaturas relacionadas con temas financieros y programas específicos en las escuelas. La educación financiera acompaña a los alumnos durante toda su trayectoria en las aulas, desde el jardín de infancia hasta la universidad. En cada etapa se establecen contenidos específicos que se van haciendo más complejos a medida que los estudiantes avanzan.

4.  Buenos en números y comprensión lectora

El informe PISA señala que las competencias financieras se relacionan directamente con las Matemáticas y la Comprensión Lectora hasta en un 58%. La habilidad para utilizar los conocimientos, en estas dos disciplinas, ha sido determinante para que los estudiantes de China destacaran en la evaluación. Según ha explicado Xue Hu, representante de China Banking Regulatory Commission (CBRC), durante la cuarta conferencia de la OECD/GFLEC: “Nuestros estudiantes de secundaria son muy buenos a la hora de calcular beneficios y márgenes”.

5. El papel de las instituciones financieras

En la actualidad, China está trabajando en determinar el papel que deben jugar las entidades financieras a la hora de formar a los estudiantes. Xue Hue considera que su rol es fundamental: “Las instituciones financieras deben contribuir a la educación financiera”.

Entre las aportaciones de las compañías del sector, según esta experta, hay algunas fundamentales como la publicación de material, la entrada de voluntarios en las escuelas o la formación de profesores. En China se valora el conocimiento financiero de los profesionales del sector, pero siempre bajo la supervisión de los órganos competentes para garantizar la neutralidad. Ya se han realizado experiencias piloto, como un curso en Pekín que ha tenido una gran acogida entre los alumnos, en el que los voluntarios de estas instituciones han enseñado contenidos básicos de educación financiera y problemas prácticos en las aulas.

6. Interactividad y nuevas tecnologías

China se ha esmerado en ofrecer contenidos adaptados a la edad de los estudiantes. Entre las herramientas que se utilizan en los cursos se encuentran: cómics, películas, teatro o videojuegos. Todo ello para enganchar a los jóvenes y hacerles más llevadero el aprendizaje. “El uso de un lenguaje fácil acompañado de ilustraciones, tecnología y redes sociales, es efectivo”, ha asegurado Xue Hu.

Fuente BBVA

 

Share.

Leave A Reply