China relanza la Ruta de la Seda con más de 100.000 millones en inversiones

0

Xi Jinping se erige en defensor del comercio a nivel global mientras Trump clama por mayores controles

El presidente de China, Xi Jinping, ha prometido este domingo invertir y prestar hasta 110.000 millones de euros –124.000 millones de dólares- para su ambicioso nuevo plan de la Ruta de la Seda, bautizada como ‘Belt and Road’,con el que quiere forjar un camino de paz, inclusividad y libre comercio mientras pidió el abandono de modelos antiguos basados en juegos de rivalidad y poder diplomático.

Xi utilizó una cumbre, a la que asistieron líderes y altos funcionarios de todo el mundo, para difundir la iniciativa y reforzar las ambiciones mundiales de liderazgo de China, mientras el presidente estadounidense Donald Trump promueve ‘America First’ y cuestiona los acuerdos mundiales de libre comercio existentes.

Un mundo abierto

“Debemos construir una plataforma abierta de cooperación y defender y hacer crecer una economía mundial abierta”, dijo Xi a la apertura de la reunión de dos días en Beijing. China ha promocionado el plan, que Xi dio a conocer el plan en 2013, con el objetivo de ampliar los vínculos entre Asia, África, Europa y más allá y se ha apoyado en miles de millones de dólares en inversión en infraestructuras.

Xi dijo que el mundo debe crear condiciones que promuevan el desarrollo abierto y fomenten la construcción de sistemas de “reglas de comercio e inversión mundiales justas, razonables y transparentes”. “El comercio es el motor del desarrollo económico”, afirmó.

Dijo que el mundo debe promover el sistema multilateral de comercio, el establecimiento de regiones de libre comercio y la facilitación del libre comercio.

Foto de los asistentes a la cumbre de la Ruta de la Seda impulsada por China. En la fila inferior, primero por la derecha, el presidente español Mariano Rajoy

Desembolso mayúsculo

El presidente chino no ha dado plazos para los nuevos préstamos, la ayuda y la financiación prometida. En total, Xi propone invertir más de 100.000 millones de euros. 13.300 millones irán al fondo actual para el desarrollo de la Ruta de la Seda; se prestarán 50.400 millones; se darán 8.000 millones en ayudas a países en desarrollo y organismos de las naciones de la ruta; y se prevé que el sector financiero mueva otros 40.000 millones para la expansión de firmas en el extranjero.

Detalles de la comida del banquete de bienvenida en el foro de la Ruta de la Seda de este domingo
En el plazo de cinco años, se prevé que los participantes de la iniciativa importen 1,8 billones de euros a China, según cálculos del ministro de Comercio, Zhong Shan. Xi dijo que la nueva Ruta de la Seda estaría abierta a todos, incluyendo África y las Américas, que no están situadas en la Ruta de la Seda tradicional.

Visiones encontradas

En el foro, los ministerios de finanzas de 27 países incluyendo China aprobaron un conjunto de principios que guiarán la financiación de proyectos a lo largo de la nueva Ruta de la Seda.

Pero la recepción de la iniciativa no ha sido homogénea. Algunos diplomáticos occidentales han expresado inquietud por la cumbre y el plan en su conjunto, viéndolo como un intento de promover la influencia china en todo el mundo. China ha rechazado las críticas a la iniciativa y la cumbre, diciendo que el esquema está abierto a todos y sólo tiene como objetivo promover la prosperidad.

También les preocupa la transparencia y el acceso de las empresas extranjeras al régimen. “No interferiremos en los asuntos internos de otros países, no exportaremos nuestro sistema de sociedad y modelo de desarrollo y no impondremos nuestras opiniones a los demás”, dijo Xi, calmando los ánimos.

Share.

Leave A Reply