12 cosas que aprendí de la cultura nipona cuando fui a Japón

0

Antes de viajar a Japón en febrero de 2016, investigué bastante de su cultura y los lugares a los que no podía dejar de ir. Aunque tenía ideas preconcebidas de cómo eran los japoneses, –ordenados, respetuosos y amables– me sorprendí con muchos detalles que solo puedes apreciar cuando estás allá. Aquí, una lista de cosas no oficiales que debes saber de Japón

Por Francisca Montes

1. Por ningún motivo se da propina. Aunque la atención haya sido estupenda, no debes dejarle propina a los meseros en Japón. No la aceptarán aunque insistas y solo pasarás un momento vergonzoso. Tampoco la dejes en la mesa, no la tomarán. Simplemente, no están acostumbrados a recibirla.

2. Puedes perder lo que sea, estará siempre ahí. Si te diste cuenta que en el trayecto hacia algún lugar perdiste tu billetera, solo debes volver a los lugares que visitaste y ahí estará, o bien, sobre la banca más cercana. En Japón, es muy mal visto quedarse con algo ajeno, por lo que nadie tomará nunca un objeto del suelo por muy tentador que se vea.

3. La fruta es demasiado cara. Muchas cosas son más costosas en Japón que en otros lugares del mundo, pero la fruta es prácticamente un lujo. Para que te hagas una idea, un melón puede llegar a costar 4.300 yenes, algo así como 37 dólares. Por su alto costo, están exhibidos en los supermercados como verdaderos regalos. Ahora, igual puedes encontrar otras frutas a precios más razonables, Imagen foto_00000003

4. Hay máquinas expendedoras de bebidas en cada esquina. En todas partes hay máquinas de bebidas, café helado y aguas. En callejones, lugares poco transitados y calles donde no pasa nadie, hay alguna maquina para beber algo.

5. No hay basureros en ninguna parte. Aunque los japoneses son conocidos por la gran limpieza de sus calles, no hay basureros en casi ninguna parte. Esto, porque la idea es que no se acumule la basura en la vía pública. Lo recomendable, es guardarla hasta que llegues a tu casa.

6. El sushi no es barato. Nadie puede ir a Japón y no comer sushi preparado con pescados recién salidos del mar. Un imperdible es visitar el mercado Tsukiji de Tokio a primera hora del día y desayunar el sushi más fresco del mundo en pequeñas picadas. Eso sí, debes saber que bandeja de sushi individual como esta, puede bordear los 22 dólares.

 

Imagen foto_00000026

7. Cuidan mucho su imagen y ropa. Caminar por las calles o tomar el metro de Japón es un deleite visual. Todos las personas, independiente de su estrato social, cuidan prolijamente su apariencia, y sobre todo su ropa. Tanto así, que pareciera que todo lo que usan es nuevo. Jamás verás a alguien con una mancha en su chaqueta y menos con una raya en el zapato.

8. Los tatuajes son muy mal vistos. Pese a que durante años se ha imitado el arte y la cultura nipona en tatuajes, en Japón no es bien visto llevar uno, aunque sea pequeñísimo. Los tatuajes están asociados a la mafia yakusa, muy repudiada por los japoneses por su trabajo al margen de la ley. Es tal el odio a los tattoos, que en los baños públicos y algunos gimnasios, está prohibido el ingreso de personas con tatuajes.

9. Puedes comprar comida en máquinas expendedoras. Desde delicias de repostería, hasta una sopa con fideos puedes comprarlas en una máquina expendedora. Hay restoranes donde eliges qué comer en una máquina, depositas el dinero y luego retiras la comida con un ticket.Imagen foto_00000001

10. Las mujeres se visten de geisha para visitar templos. Una tradición muy particular de los japoneses es vestirse con trajes típicos para visitar templos y lugares de oración. Son mayoritariamente las mujeres las que se ponen trajes de geishas y pasean sacándose fotos en distintos sitios. Tanto así, que incluso en las cercanías de los espacios turísticos más importantes, puedes arrendar un traje tradicional durante todo el día.

 

 

Imagen foto_00000024

11. Hay hoteles cápsula para ejecutivos que quieren irse de fiesta. Conocidos son los hoteles que ofrecen el servicio de camas en cápsulas en Japón. Se cree que los japoneses son tan trabajólicos que prefieren hospedarse en estas especies de estantes para no perder tiempo en volver a casa. Pero lo cierto, es que muchos ejecutivos los utilizan para ir de fiesta tranquilos. Como el metro de Japón deja de funcionar poco antes de la media noche, los hoteles cápsulas son ideales para pasar la noche y no tener que volver a casa (olvídate de tomar un taxi, es un servicio de lujo en Japón).

12. Cosplay. Cuando se trata del cosplay, la realidad supera la ficción. Podrás imaginar que en Japón hay personajes muy freaky paseando por las calles. Y sí, no te equivocas, pero tampoco es que te subas a un vagón del metro y esté toda la gente disfrazada. Hay barrios y lugares específicos donde el cosplay es más común, como la calle comercial Takeshita-dōri o Akihabara, el barrio gammer de Tokio.

Imagen foto_00000004        

Fuente Nueva Mujer

 

Share.

Leave A Reply